Telecos

Nokia Spain reduce ingresos un 8%, a la espera de los despliegues de 5G

El beneficio baja un 34% a causa del empeoramiento del mercado. La compañía advierte de varias investigaciones abiertas por la Agencia Tributaria

Sede de Nokia en Finlandia.
Sede de Nokia en Finlandia.

La filial española de Nokia se vio penalizada en 2019 por el impasse del 4G al 5G. La compañía vio caer su cifra de negocios un 8,59%, hasta 446,4 millones en 2019, según el informe anual de cuentas presentado en el Registro Mercantil. La firma explica que este retroceso es consecuencia de la consolidación del negocio tras la fusión por absorción de Nokia Solutions and Networks Spain y de las circunstancias del mercado en un año de consolidación a la espera de los despliegues de 5G.

Las ventas nacionales cayeron un 20% mientras las exportaciones se vieron impulsadas un 24% por el negocio generado por el Centro de Ventas de Soft­ware, especialmente en Latinoamérica, aunque solo representan un 24% del total. El 66,4% de los ingresos de la compañía procedió de la comercialización de equipos de red y software y el resto por la provisión de servicios.

Su beneficio neto disminuyó un 34,21%, hasta 7,6 millones, debido “a un acortamiento de los márgenes operativos resultado del endurecimiento de las condiciones del mercado”. El ebitda sufrió una caída del 22,8, hasta 20 millones de euros, y el ebit, del 36,6%, hasta 10,4 millones.

El Fondo de maniobra de la empresa ha crecido de un ejercicio a otro, pasando de 27,4 millones en 2018 a 53,2 millones en 2019, lo que indicaría que la compañía cuenta con un grado óptimo de liquidez y que los activos a corto plazo están siendo financiados con recursos a largo plazo. El resultado financiero de Nokia Spain vuelve a ser negativo como en 2018, con un aumento del coste de un 17,63% entre los dos ejercicios, pasando de 1,1 millones en 2018 a 1,3 millones en 2019.

La compañía advierte de un importante retroceso del volumen de aprovisionamiento (un 13%) por el descenso de la actividad. Y señala que los gastos de personal han disminuido un 5% como consecuencia también del proceso de integración y armonización, tras la fusión de filiales. La empresa tuvo de media 906 empleados en 2019 frente a 961 de 2018. A lo largo del pasado ejercicio llevó a cabo un ERE que afectó a 103 empleados.

La compañía, que pagó 1,4 millones de impuestos sobre beneficio el pasado año frente a los 3,7 millones del año anterior, advierte de que la Agencia Tributaria mantiene abierta una investigación sobre los impuestos pagados por la sociedad Alcatel Lucent España (actualmente Nokia Spain) y por Nokia Spain en calidad de sucesora de la entidad absorbida Nokia Solutions and Networks Spain. Dicha inspección se refiere a los ejercicios 2014, 2015 y 2016 y sobre los impuestos de sociedades, IVA y sobre el impuesto sobre la renta de las personas físicas. La compañía ha decidido no provisionar importe alguno para este asunto ya que desconoce el eventual saldo a pagar.

La firma sí ha mantenido la provisión de 1,7 millones como consecuencia de la denuncia que hizo en 2015 su competidor Kontron Transportation ante la CNMC por supuestas prácticas contra la competencia. El regulador impuso en 2017 una sanción por el citado importe a Nokia, que presentó un recurso ante la Audiencia Nacional, que fue admitido a trámite. El caso sigue su curso.

Normas
Entra en El País para participar