Las renovables se preparan para dar el salto a la hibridación

La suma del viento y el sol, la combinación con más futuro

Renovables
Instalación de Les Borges Blanques (Lleida).

El sector de las energías renovables está preparado para dar el salto a la hibridación: generar electricidad con dos o más fuentes limpias en un solo punto de conexión. La suma del potencial en recursos renovables, sobre todo en lo referido al viento y al sol; el impulso normativo que ha dado el Gobierno, y al que solo le falta el detalle de la regulación, y las ventajas, entre otras, de unir en una misma instalación varias tecnologías en cuanto al ahorro de costes están detrás de este inminente desarrollo.

“Uno de nuestros objetivos es promocionar la hibridación”, asegura José María González, director general de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA). “El potencial es muy alto”, añade, y destaca los “más de 42.000 megavatios renovables sobre los que podría actuarse en nuestro país cuando arranque”.

España tiene un gran potencial para impulsar este tipo de sistemas

Las ventajas son numerosas. La más importante es el ahorro en los costes de inversión y de generación de energía, entre un 10% y un 15%, según cálculos de Heikki Willstedt, director de políticas energéticas y cambio climático de la Asociación Empresarial Eólica (AEE). González señala otras, como “el aprovechamiento del espacio y de las infraestructuras eléctricas, la reducción del impacto ambiental, el ahorro en trámites administrativos y lograr un suministro más estable y de mayor calidad”.

El sol es “la tecnología troncal para hibridar por su facilidad, sencillez y bajo coste”, afirma González. Willstedt apunta que la fuerza del sol sumada al viento –“esperamos añadir 2.000 megavatios de fotovoltaica a los parques eólicos ya existentes”–, al agua, a la biomasa, a la geotermia, etc., “es el nuevo concepto de energía renovable”, y la define como “nudos o centros de conexiones donde, como en un mecano, se van poniendo diferentes tecnologías”.

La actividad cuenta ya con un marco legal, pero queda el detalle en la regulación

El sector cuenta desde junio con un real decreto ley que regula este tema. “Es ya una realidad normativamente”, indican fuentes del Ministerio de Transición Ecológica. Solo queda que el Gobierno saque próximamente otro real decreto que regule y detalle cómo ha de llevarse a cabo esa hibridación. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) emitirá también una circular definiendo esa regulación desde el punto de vista administrativo.

Planes y proyectos

Hay una sola instalación en la Península que comercializa la energía que genera uniendo biomasa y termosolar. La gestiona Comsa Corporación en Les Borges Blanques (Lleida) y cuenta con una potencia de 22,5 megavatios. A ella hay que sumar la que se crea en la isla de El Hierro con viento (11,5 megavatios), agua (11,32 megavatios) y almacenamiento.

Acciona ha desarrollado en el parque eólico de Breña (Albacete), un proyecto de innovación pionero que consiste en recubrir la superficie de un aerogenerador con paneles fotovoltaicos flexibles y orgánicos para el consumo de la turbina, informan fuentes de la compañía.

Instalación en Breña (Albacete).
Instalación en Breña (Albacete).

Endesa trabaja en varios proyectos que suman la energía fotovoltaica con distintas tecnologías de almacenamiento. Baterías para guardar 160 MW en Andorra (Teruel); 6,1 MW en Palma de Mallorca con tecnología de litio sólido; en Canarias, uniendo fotovoltaica con acumulación usando varias técnicas de flujo, y en Extremadura, en este caso, utilizando la tecnología del litio, señalan fuentes de la empresa.

Iberdrola se ha metido de lleno en la hibridación con un gran proyecto ya en marcha en Australia. Se trata de una inversión de 500 millones de dólares australianos (unos 300 millones de euros) para generar 317 MW entre eólica y fotovoltaica.

La AEE calcula un ahorro del 10% al 15% en generación de energía y en inversión

Naturgy está investigando la suma de renovables y sistemas de almacenamiento en el parque eólico de La Vega (Zamora) con baterías de flujo Redox de vanadio y en la subestación de distribución de Alcalá con pilas de litio-titanato.

Y Ence ha iniciado este mes los trámites para hibridar la planta de biomasa de Puertollano (Ciudad Real) con otra termosolar cercana y para una segunda instalación de biomasa en la misma localidad.

El poder del mar, los ríos y la tierra

Equipo que genera energía en ríos y mares.
Equipo que genera energía en ríos y mares.

Olas y mareas. Magallanes Renovables conectará en los próximos días la plataforma flotante de 1,5 megavatios instalada en las islas Orcadas (Escocia) para generar energía con las mareas y corrientes marinas. Su CEO, Alejandro Marques de Magallanes, confía en “seguir trabajando durante dos años más en esta fase de desarrollo” y poder salir luego a “un mercado de enorme potencial”.

Corrientes. La crisis del coronavirus ha llevado a la empresa Arrecife Energy Systems a parar las pruebas de su prototipo que extrae energía de las olas y corrientes de los océanos. Ahora se centra en “diseñar equipos de menor potencia, peso y dimensiones” y desarrollar “la primera tecnología en el mundo que trabaja tanto con olas del mar como con corrientes de ríos”, explica su CEO, Íñigo Doria.

Geotermia. Aprovechar el calor de la tierra para producir frío, calor y agua caliente está poco desarrollado en España (un 0,4% del consumo térmico sale de esta fuente renovable, según un estudio de la APPA de 2018). Manuel Regueiro, presidente del Colegio de Geólogos, aboga por “impulsar su crecimiento” e hibridarla con placas solares. “Una vez amortizada la instalación, la energía te sale gratis”, dice.

Normas
Entra en El País para participar