Colliers prevé un repunte del inmobiliario en Europa con operaciones por 100.000 millones

Estima un fuerte aumento de la inversión en el último trimestre del año, sobre todo en residencial, logística y activos vinculados a la salud

Viviendas en Madrid.
Viviendas en Madrid.

La inversión inmobiliaria en Europa repuntará fuertemente en la recta final de este año. Según se desprende de un informe elaborado por Colliers International, entre octubre y diciembre se registrarán operaciones por más de 100.000 millones de euros tras un sólido cambio en el comportamiento de los inversores durante el tercer trimestre.

De esta forma, la inversión inmobiliaria cedería un 14% respecto a 2019, alcanzando los 270.000 millones a cierre del año. No obstante, Colliers advierte de que estas previsiones se mantendrán "siempre y cuando el mercado permanezca en la estabilidad actual" y no se vea afectado por una el impacto de los rebrotes del Covid-19 en las principales economías europeas.

Estas previsiones se basan en los datos recopilados tras realizar encuestas a inversores globales en el sector inmobiliario europeo y que se reflejan en el informe 'Prevail & Prosper', que analiza cómo el mercado de inversión responde a la forma en que las ciudades y los sectores han reaccionado a la pandemia y cómo están posicionados para beneficiarse de la recuperación económica.

Basándose en esas respuestas, Colliers estima que el mercado inmobiliario se recuperará en un plazo de 12 meses, un escenario más optimista que el manejado hasta ahora. Igualmente, señala que la inversión residencial centrará las estrategias de inversión, una línea de negocio en la que destaca Madrid como gran oportunidad del mercado europeo. Además del residencial, también destaca la inversión en activos logísticos y los inmuebles vinculados a la salud.  De hecho, Colliers detalla que en el mes de septiembre se han puesto en el mercado más de 3.000 millones de euros en carteras logísticas, algunas de las cuales ya se han cerrado, con valores que aumentan hasta en un 20% para los activos principales.

Por otro lado, el volumen de inversión en oficinas se redujo en el segundo y tercer trimestre y los precios han empezado a ajustarse a la luz de la incertidumbre generalizada sobre el rol que jugará el teletrabajo en el futuro de muchas empresas. Sin embargo, Colliers cree que el rol de las oficinas es vital para impulsar la facturación y la economía y no cambiará sustancialmente. Por tanto, el precio de los activos y los alquileres no variarán significativamente a la baja en el largo plazo.

En lo que respecta al comercio minorista y el sector hotelero, fuertemente impactados por el cese de actividad durante el confinamiento y las restricciones posteriores al turismo, se enfrentarán  a "desafíos extremos". En retail, muchos operadores pequeños no prevalecerán en su forma actual y además se prevé un ajuste severo para estos pequeños operadores a medida que el mercado se estabilice en el próximo año y medio. En el sector hotelero, de forma generalizada, el ingreso por habitación disponible (principal indicador financiero del sector) se ha visto gravemente afectado por la pandemia y Colliers prevé que "es probable que no se vuelva a niveles pre-Covid hasta finales de 2022, como muy pronto".

Normas
Entra en El País para participar