Precisamente, la necesidad de tener que reanudar la actividad productiva sugiere, según los magistrados, que estamos ante un tiempo vinculado al contenido del contrato de trabajo. Esta última idea, dicen es "la que explica la extraña fórmula legal conforme a la cual se considera tiempo de trabajo", pero solo si así se pacta.