Andalucía concentró el 20,2% de turistas y el 21,2% de pernoctaciones en el peor agosto de la historia

Baleares y Canarias sufrieron el mayor ajuste, con caídas de la ocupación del 80% y del 71%

Turistas en la playa de Salobreña (Granada). rn
Turistas en la playa de Salobreña (Granada).

El INE ha hecho pública esta mañana la radiografía de cómo se cerró el peor agosto de la historia del turismo. Un mes en el que tradicionalmente suelen llegar más de 9 millones de turistas extranjeros y que pelea con julio por concentrar una gran parte del flujo de viajeros en todo el año y que este año ha sido completamente diferente por las cuarentenas impuestas por los dos grandes mercados emisores de viajeros (Reino Unido a finales de julio y Alemania a mediados de agosto) y los rebrotes en muchos destinos de sol y playa que hundieron las reservas.

Los datos revelan que en agosto solo llegaron 5,89 millones de viajeros a España frente a los 13 millones que llegaron en el mismo período de 2019. lo que supone un ajuste del 54,7% anual. Pero el drama es mucho mayor si se comparan los datos de pernoctaciones hoteleras, con un desplome del 64%, pasando de 47,1 a 16,8 millones, aunque con resultados desiguales por comunidades autónomas.

La menos perjudicada fue Andalucía, que fue la autonomía más visitada, con 1,2 millones de viajeros, un 20,6% del total, de los que más de un millón (el 84%) fueron turistas nacionales. Del mismo modo también ocupó el primer puesto en pernoctaciones, con 3,56 millones de estancias, un 21,2% del total. En el otro lado aparecen Baleares y Canarias, que han sufrido los inconvenientes de la insularidad en un contexto sin tráfico aéreo y su fuerte dependencia del turismo extranjero. El mayor desplome lo sufrió Baleares, pasando de 2,14 millones de turistas a 463.000, con un ajuste del 78,5%, mientras que en pernoctaciones pasó de 10,8 a 2,1 millones, acumulando un recorte del 80,2%. A poca distancia se situó Canarias, que recibió 351.630 viajeros frente a los 923.121 del mismo mes de 2019, un 62% menos. Los datos de ocupación son peores todavía. La autonomía presidida por Francia Armengol pasó de registrar 10,8 millones de pernoctaciones en agosto de 2019 a 2,1 millones en el mismo mes de 2020, con un desplome del 80,2%. En el caso de Canarias se pasó de 6,6 a 1,9 millones, un 71% menos.

La denominada España Verde, en especial Asturias y Cantabria, también se vió beneficiada por la apuesta del turista nacional por destinos poco masificados y en plena naturaleza para minimizar el riesgo de contagio. Asturias recibió 287.007 turistas (238.000 nacionales) y 716.652 pernoctaciones en agosto de 2019; doce meses después, las cifras de viajeros solo cayeron un 19% (234.097) y las pernoctaciones descendieron un 17% hasta las 595.000. Por su parte, la caída de turistas en Cantabria fue de 215.454 hasta los 188.648, un 12,5% menos, mientras que la de pernoctaciones fue del 16,1%, de 561.389 a 470.755.

Normas
Entra en El País para participar