Canarias

Francisco López: “Cerraremos más hoteles si no hay visos de recuperación en las próximas semanas"

“No vemos una recuperación económica y turística total antes de cinco o siete años”, asegura el primer ejecutivo de Lopesan, el primer grupo turístico del archipiélago, y miembro del Círculo de Empresarios de Gran Canaria

Francisco López, CEO de Lopesan
Francisco López, CEO de Lopesan
Santa Cruz de Tenerife

Francisco López es, desde 2003, CEO de Lopesan, la empresa líder en hostería en Canarias y una de las 10 primeras de España. Bajo su dirección ha impulsado la expansión del grupo, el seguimiento de los proyectos arquitectónicos y la estrategia digital de la compañía.

La segunda oleada del coronavirus, y los efectos que ha tenido en los mercados de origen de turistas hacia Canarias, han llevado al grupo a tomar la decisión de cerrar esta misma semana cuatro hoteles en las islas. Si la situación no mejora, podrían no ser los únicos.

¿Cómo ha afectado la crisis de coronavirus al grupo Lopesan, tanto en Canarias como en el resto del mundo?

La pandemia global de la covid-19 ha sido devastadora y, sin duda, estamos ante la peor crisis que vivida en nuestros más de 30 años de vida como hoteleros. Es importante destacar que depende de dónde y cómo se ha gestionado esta crisis para valorar su impacto en cada destino. No se pueden comparar los efectos sufridos en España y República Dominicana, con el impacto en Alemania y Austria, donde tenemos siete hoteles y se ha realizado una correcta gestión sanitaria y económica. A modo de resumen, podemos decir que el impacto en el negocio a final de año en Alemania y Austria en torno a un 30%, mientras que en España y República Dominicana rondará un 70%.

Cuando llegaron las cuarentenas impuestas a los viajeros, primero en Reino Unido y después en Alemania, Lopesan ha decidido cerrar cuatro establecimientos en Canarias.

Efectivamente. En realidad, el efecto estocada vino de la mano de Alemania. Hubiéramos aguantado si al menos el país germano hubiera mantenido su operación normal, pero, evidentemente, en estos momentos los consejos sanitarios imperan, y dado el descontrol de los rebrotes en las islas, el aumento de los PCR y los errores de gestión y control de estos brotes, Alemania, siguiendo su estricto protocolo, nos cerró puertas como así había hecho previamente con Baleares. La evolución del booking era insostenible y nos vimos obligados a tomar la decisión de cerrar. Haremos lo imposible por mantener los que tenemos ahora abiertos: Lopesan Baobab Resort, Lopesan Villa del Conde, Kumara Serenoa by Lopesan Hotels y Abora Interclub by Lopesan Hotels. No obstante, si vemos que no hay visos de recuperación en las próximas semanas, cerraremos igualmente poco a poco.

¿Cuál es el porcentaje de ocupación de los establecimientos que mantienen abiertos? ¿Están siendo con ese nivel de ocupación rentables?

En la línea del 30% al 40%. Y no, no son rentables. Pero estamos aguantando con el ánimo de estar preparados para la remontada si se da a corto plazo y sobre todo por una cuestión de responsabilidad con el sector. Si no queda nada abierto, no podrá activarse la venta, no se llenarán plazas de avión, y en consecuencia, no abriríamos nunca. Hay que hacer un esfuerzo.

El Gobierno ha anunciado que realizará PCR a los turistas que vengan a Canarias. ¿Es una medida que apoya?

Es una medida que propusimos, por la que luchamos, y con la que insistimos ahora hace tres meses, cuando Canarias era una zona segura, y el peligro era infectarnos nosotros de los turistas. Ahora son ellos los que temen contagiarse de nosotros. Por no dejar de contestarle, es una medida que apoyamos, pero que ya no cura la enfermedad. Es darle una aspirina a alguien que ya tiene una pulmonía, no perjudica pero ya no lo cura. Ahora hay que resolver el nivel de contagios con urgencia, comunicarlo y apoyar a las empresas antes de que quiebren y tengan que rescatar singularmente a cada empleado y al propio empresario arruinado.

Además de esa, ¿qué otras medidas considera que deberían realizarse para que el destino se recupere?

 No nos engañemos, el turismo vacacional como modelo de negocio se fundamenta en el volumen, en la eficiencia y en la sostenibilidad. No vamos a salir de esta crisis buscando a un nicho que por otra parte es minúsculo en términos de volumen.

¿Qué creemos necesario? No gravar a las empresas sin actividad. Los impuestos deben tener un fin de mejora de los servicios públicos y de cobertura social y como tal, deben tener origen en la actividad económica. Hacer que un negocio pague impuestos sin generar ingresos es una perversión y una injusticia incalificable. También comunicar, comunicar y comunicar. En un mundo como el actual, la comunicación y la transparencia sobre el producto (en este caso el destino) será clave para recuperarse con rapidez y el tiempo es mucho dinero. Asimismo, demandamos flexibilidad laboral, es imperativo que se creen figuras jurídicas al menos temporales más flexibles que las actuales y que no requieran de procedimientos eternos.

También ayudas a empresas turísticas en origen. Es importante establecer paquetes de medidas específicas y temporales para empresas de turoperadores, agencias, OTA o aerolíneas. Dependemos de ellos y están en situación extrema: si no hay aviones, no hay Canarias. Y control de la pandemia. Esta es simplemente la clave. Si no hay un control de los rebrotes y no se toman medidas drásticas especialmente con los colectivos más sensibles, esto será un ciclo sin fin en el cual no quedará ni una décima parte del tejido productivo.

¿Cuándo consideran que se empezará a recuperar el turismo en las islas? ¿Volveremos a los niveles récord de turistas de los años previos al coronavirus?

Creo que el que conteste a esta pregunta puede estar más lejos de la realidad que el que no la conteste. No sabemos. Sabemos, eso sí, que hasta que no haya una solución definitiva, no esté implementada en todos los grupos de edad y países de origen y se considere la pandemia controlada, no veremos una situación cuasi normal.

Más allá de eso, no sabemos ni qué va a pasar en octubre. A día de hoy, no hay negocio. Llegar a años como 2017 será complicado y requerirá de una recuperación total de la crisis turística y económica que aún tardará tiempo. No lo vemos antes de 5 o 7 años.

¿Qué debe hacer el sector turístico canario para afrontar los retos que se avecinan en el futuro: los destinos competidores, posibles nuevos virus, etc.?

Ser fiel a su modelo turístico. Apostar por el producto nuevo de calidad como Meloneras, donde aún sigue habiendo parcelas sin explotar que son solares improductivos. Continuar con la renovación turística, la mejora muy necesaria de la oferta complementaria, especialmente de ocio, compras y restauración.

Aún le queda mucho por mejorar. Apostar por la digitalización y la sostenibilidad. Lopesan ha apostado por la sostenibilidad siempre, es una seña de identidad y podemos decir con orgullo que somos una de las cadenas hoteleras españolas con menor huella de carbono por habitación ocupada. Y en general la formación y la innovación. Pilares clave para el desarrollo de la fuerza de trabajo y de la mejora del negocio a largo plazo.

¿Cuáles eran las expectativas de crecimiento del grupo antes de la crisis del coronavirus? ¿Cómo han cambiado ahora?

Teníamos fantásticos planes para este 2020, entre ellos de los más relevantes, poner en buen funcionamiento nuestra nueva joya de la corona, el Lopesan Costa Bávaro en Punta Cana. Hoy tiene cerradas sus 1.046 puertas y el personal, en su mayoría, ha perdido el trabajo. Teníamos pensado comenzar con las obras de la segunda fase, con más de 1.200 habitaciones más, que hubieran dado trabajo en obra a más de 2.000 operarios durante dos años y tras ello, a unos 1.500 empleados.

En Gran Canaria, se ve truncada la apertura de nuestro reciente hotel en gestión Kumara Serenoa by Lopesan donde habíamos puesto todo nuestro esfuerzo al ser el primer hotel en gestión que no tuviera vinculación con la propiedad de Lopesan. A pesar de la situación, hemos abierto el hotel y lo llevamos hasta ocupaciones, ahora en septiembre, del 90%, pero vemos con estupor cómo el cierre total de todos los mercados relevantes, nos dejan sin la más mínima esperanza de mantener este gran hotel. Es una lástima.

Lopesan, en cifras

Datos. Lopesan ingresó 350 millones de euros de ingresos en todo el mundo en 2019, año en el que alojó en sus establecimientos a 650.000 turistas, 425.000 solo en Canarias.

La empresa. Cuenta con más de 17.000 camas distribuidas en 21 hoteles presentes en Gran Canaria, Fuerteventura, Alemania, Austria y República Dominica. Lopesan comenzó su actividad en 1972 en el sector de la construcción pública y ha logrado diversificar su actividad, adquiriendo protagonismo en el sector turístico, el desarrollo inmobiliario, el ocio y los servicios.

Hoteles. La división hotelera del grupo está compuesta por las marcas The Lopesan Collection Hotels, Lopesan Hotels & Resorts, Corallium by Lopesan Hotels, Kumara by Lopesan Hotels, Abora by Lopesan Hotels e IFA by Lopesan Hotels.

Normas
Entra en El País para participar