Bebidas

Mahou cerrará 2020 con pérdidas y con una caída de ventas de doble dígito

La compañía cervecera ha sufrido un retroceso del 37% en sus ventas de hostelería hasta agosto

Mahou cerrará 2020 con pérdidas y con una caída de ventas de doble dígito

El impacto que el coronavirus está teniendo en la hostelería se dejará sentir en uno de los grandes grupos cerveceros españoles. Mahou San Miguel prevé cerrar este ejercicio 2020 en números rojos, según ha anticipado este miércoles su director general Alberto Rodríguez-Toquero, aunque no ha detallado en qué cantidad dada la "incertidumbre" que sigue rodeando al sector.

La crisis del canal hostelero está detrás de ese resultado negativo. El 55% de la facturación de Mahou San Miguel procede del mismo, y sus ventas son más rentables que las del canal minorista. Entre enero y agosto la cervecera ha experimentado una caída del 37% en sus ingresos procedentes de bares, restaurantes o cafeterías, según ha detallado Rodríguez-Toquero, mientras que las ventas en tiendas, supermercados y demás formatos minoristas ha crecido por encima del 10%. Sin embargo, no logran compensar la tendencia negativa del canal horeca, ni en la cifra total de ingresos, que retrocederá a doble dígito al cierre de 2020, ni en la del resultado neto. Ello pese a que el verano ha sido "mejor de lo esperado", aunque en todo caso peor que el de 2019. "Las medidas de los ayuntamientos como facilitar la instalación de terrazas ha ayudado. Había ganas de socializar, de tomar algo en el bar, y eso ha podido llevar a que sea un verano menos malo, aunque malo en todo caso", ha valorado Rodríguez-Toquero.

Este ha explicado que desde el inicio de la pandemia "nos hemos tenido que manejar con una serie de tensiones: menores ingresos, y prevemos que continuará así el resto del año; mucha tensión en la liquidez y en asegurar la tesorería suficiente para la continuidad del negocio; y priorizar los proyectos para reducir inversiones. Nos hemos cuestionado todo en un tiempo récord". Ha recalcado que Mahou no ha tenido que hacer ningún ERTE desde que se desatase la crisis ni reforzar su liquidez con medidas extraordinarias como nueva financiación. "Siempre hemos sido prudentes desde el punto de vista financiero: no tenemos deuda y tenemos tesorería positiva. Cerramos 2019 por encima de los 450 millones y hemos aguantado tirando de ahí. Veníamos de una situación muy buena y nuestra prudencia financiera nos ha permitido manejar la situación".

Sin ir más lejos, en 2019 Mahou registró un nuevo récord de ventas, alcanzando los 1.400 milloens de euros en ingresos, casi un 8% más que en el año anterior. Su beneficio antes de impuestos fue de 192 millones, un 13% mejor, y el ebitda de 295,5 millones, un 13,5% más."Con estas cifras hemos podido afrontar con tranquilidad el ejercicio 2020", ha explicado.

Normas
Entra en El País para participar