Los mejores fondos para invertir en compañías familiares de éxito

Bellevue, Credit Suisse, Carmignac y Banca March tienen vehículos especializados en estos activos

Compañías gestionadas por su fundador Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Jugarse el tipo. Eso es lo que hacen los empresarios. Y eso es lo que diferencia a las compañías en la que el fundador sigue implicado, y las que no. La presencia del empresario o sus descendientes en el accionariado suele garantizar al inversor unos niveles de retorno superiores a sus competidores. Cuando la supervisión de la gestión es una cuestión de familia, los controles son más estrictos. No en vano, más del 60% del patrimonio familiar está concentrado en la propia compañía. Además, hay mayor capacidad de innovación, y predomina una visión a largo plazo, que permite capear mejor las crisis económicas. Facebook, Alphabet (matriz de Google), Samsung, Roche, LVHM (Louis Vuitton), L’Oreal, Inditex, Tesla, Nike.... son algunos ejemplos de firmas en las que el fundador o su familia siguen teniendo una parte importante del capital y que han cosechado un enorme éxito.

El banco privado Credit Suisse elabora cada año un informe con las 1.000 compañías familiares más valiosas. Para que una firma sea incluida en este grupo, el fundador y su familia tienen que poseer al menos el 20% del capital y de los derechos de voto. Los datos de rentabilidad son impresionantes. Analizando el desempeño de estas 1.000 firmas entre 2006 y 2020, se comprueba que han logrado casi un 4% más de retorno medio anual que las cotizadas no familiares. En el agregado de estos 14 años, es casi un 66% más de retorno.

“Creo que una de las claves para que las compañías familiares funcionen tan bien es que pueden permitirse el lujo de pensar en generaciones y no en trimestres, es decir, no se centran en el corto plazo, lo que se traduce en una perspectiva de la gestión basada en la sostenibilidad a largo plazo”, explica Asís Maestre, representante en España de la gestora suiza Bellevue. Como ejemplo, cita el tiempo medio de permanencia de los consejeros delegados. En las empresas familiares suelen ser 10 años, frente a los tres o cuatro de las firmas no familiares, “lo que no llega ni a un ciclo electoral”, subraya.

Además, pese a la percepción generalizada de que las firmas familiares son más conservadoras, tradicionales y estancadas, un estudio de la Universidad de Harvard, de 2017, demostró que el nivel de innovación es mayor en este tipo de firmas. Aunque invierten menos en los departamentos de innovación y desarrollo, lo hacen de una forma más eficiente y obtienen más patentes y nuevos productos.

Para aprovechar el valor de las compañías familiares, varias gestoras especializadas han lanzado fondos que solo invierten en este tipo de firmas. Bellevue, Carmignac, Banca March o Credit Suisse han lanzado vehículos de inversión especializados en este tipo de empresas.


1. Bellevue Entrepreneur


La boutique suiza Bellevue Asset Management, con sede a la orilla del lago de Zúrich, es una de las gestoras de fondos que más se ha especializado en este tipo de inversiones. Su especialista es la noruega Birgitte Olsen (Bodö, 1966), que lleva más de una década viajando por toda Europa para reunirse con los gestores de empresas familiares y, casi siempre, con los fundadores.

La gestora de fondos cuenta con tres vehículos para esta tipología de empresas. El Bellevue Entrepreneur Europe (que invierte en todo el viejo continente), el Bellevue Entrepreneur Swizerland (que compra solo compañías suizas) y el Bellevue Entrepreneur Small & Mid Cap (que busca firmas de pequeña y mediana capitalización).

El fondo más antiguo, el suizo, acumula en los últimos 12 meses un retorno del 14%. Desde su creación, en 2006, ha rentado un 152%, lo que supone un 6,7% de media anual. En cartera tiene compañías como el fabricante de chocolates Lindt & Sprungli, el especialista en fletes y logística Kunhe Nagel, el gigante farmacéutico Roche o el fabricante de ascensores y escaleras mecánicas Schindler.

“Para nosotros, que el fundador de la compañía siga como consejero delegado es una garantía”, explicaba Olsen a CincoDías en una entrevista.

En el fondo de pequeñas compañías, la primera posición de la cartera es el fabricante suizo de teclados, altavoces y ratones para ordenadores Logitech, que ingresa más de 2.000 millones de euros al año, y sus beneficios crecen a un ritmo del 22%.

En cuanto al fondo europeo, Bellevue Entrepreneur Europe, ha encadenado una mala racha. Su retorno medio anual en los tres últimos años ha sido del -10,4%. Con todo, desde su creación acumula una rentabilidad del 149%, algo superior al índice Stoxx Europe 600, que refleja la evolución de las mayores compañías europeas.

Sus principales posiciones son la cervecera danesa Carlsberg (fundada hace 170 años y con el 70% de los derechos de voto en manos de la Fundación Carlsberg), el fabricante de licores Pernord Ricard (con marcas como Absolut Vodka, ginebra Beefeater, ron Havana Club y whisky Ballantines). La firma está dirigida por Alexandre Ricard, uno de los nietos del fundador, Paul Ricard.


2. Carmignac Entrepreneurs

Para Edouard Carmignac, fundador de la gestora de fondos homónima, lanzar un fondo especializado en invertir en compañías gestionada por el empresario fundador o su familia, fue algo muy natural puesto que el mismo creó su negocio desde cero. Carmignac Entrepreneurs es un vehículo que invierte en firmas familiares de toda Europa. Su rentabilidad media anual en los últimos 10 años ha sido del 8,1%, a pesar del descalabro de los últimos meses.

Una de sus principales posiciones es la farmacéutica alemana Dermapharma, especializada en dermatología y alergias, que fue fundada en 1991 por Wilhelm Beier, quien sigue siendo presidente de la firma. También tiene una importante posición en el fabricante de acero, barcos, trenes y ascensores ThyssenKrupp, en la que la fundación familiar Alfried Krupp von Bohlen und Halbach retiene aún un 20,9% del capital y controla el consejo de administración.

El gestor del fondo, Malte Heininger, que antes trabajó como modelo, gestiona activos por más de 150 millones de euros y tiene la segunda mejor calificación por parte de la firma de análisis Citywire.

El fondo no se centra solo en compañías tradicionales. También tiene en cartera Delivery Hero, una firma tecnológica alemana de reparto a domicilio, fundada en Berlín hace nueve años y que ha tenido una rentabilidad exponencial, con una capitalización de mercado que hoy roza los 18.000 millones de euros.

Otra importante posición en el fondo es la compañía austriaca Do&Do, especializada en catering para aviones, y fundada por el emprendedor de origen turco Attila Doğudan.


3. Credit Suisse Family Business

La gestora de fondos de Credit Suisse lanzó hace dos años el fondo Family Business, un vehículo que invierte en compañías familiares sin restricción por capitalización bursátil ni sectorial. Su gestor es Javier Suescun.

El fondo logró un rendimiento en 2019 del 13%, pero en 2020 su evolución se ha visto muy marcada por la pandemia del Covid-19 (en el primer semestre perdió un 10,3%). Con las caídas provocadas por el virus, el gestor aprovechó para aumentar al participación en valores ya existentes en su cartera como Canadian Tire Corporation (una firma familiar con negocios de gasolineras, ropa deportiva.. e incluso un banco), Fresenius (la mayor empresa europea de hospitales, de origen alemán), Ferrovial (la empresa de infraestructuras española controlada por la familia Del Pino)...

Además, ha añadido en cartera el fabricante de licores francés Pernord Ricard, y la firma de coberturas de embutidos Viscofan. También ha comprado acciones de la empresa de cría de salmones de las Islas Feroe Bakkafrost, la farmacéutica suiza Roche y la empresa de monturas y lentes de contacto EssilorLuxottica.


4. The Family Business Fund

Banca March es otro grupo donde la familia fundadora sigue dominando por completo el accionariado. De hecho, la familia tiene un holding, Corporación Financiera Alba, que cotiza en Bolsa, y que controla Banca March y que tiene participaciones en compañías como Cie Automotive, Viscofan o Ebro Food (todas con un componente familiar). Con estos mimbres, no es raro que su gestora lanzara en 2012 The Family Business Fund para invertir en compañías cotizadas donde más de un 25% del accionariado pertenece a una sola familia, al menos un miembro de la misma está implicado en la gestión y existe interés por transmitir la propiedad a la siguiente generación.

El fondo ha tenido un retorno acumulado del 11,9% en los últimos cinco años, un registro bastante peor que el de otros fondos comparables.

En su caso, las primeras posiciones son dos gigantes estadounidenses, Alphabet (matriz de Google) y Berkshire Hathaway, el conglomerado fundado y controlado por Warren Buffett.

Normas
Entra en El País para participar