Comercio

China dice que evaluará el pacto comercial con EE UU en una reunión telefónica

Trump declaró esta semana que no se reuniría con Beijing, tal y com establecieron en el acuerdo arancelario

Banderas de China y EE UU en la zona franca de Qingdao.
Banderas de China y EE UU en la zona franca de Qingdao. AP

China y Estados Unidos mantendrán conversaciones telefónicas "en un futuro cercano" para evaluar los progresos del pacto comercial parcial que ambos países alcanzaron en enero de este año, anunció hoy un portavoz del Ministerio de Comercio del país asiático.

El portavoz, Gao Feng, aseguró este jueves en rueda de prensa que "ambas partes han accedido a sostener una conversación telefónica en un futuro cercano" para "evaluar el acuerdo", encuentro que debió tener lugar el pasado 15 de agosto y que fue pospuesto. Según el pacto "de primera fase" firmado en enero de 2020, las dos partes se comprometieron a mantener reuniones cada seis meses para evaluar si se estaba implementando correctamente.

Gao también tuvo palabras para el veto estadounidense a la red social china TikTok: "China se opone a que se use la llamada seguridad nacional como arma política. Es una generalización y un abuso. Instamos a EE.UU. a que deje de reprimir a las empresas chinas", afirmó. Añadió que "no hay una base legal para ese veto", el cual "daña gravemente los legítimos derechos e intereses de empresas chinas y viola gravemente los principios del mercado". "No es bueno para China, ni para Estados Unidos ni para el mundo", agregó.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dio por "canceladas" las conversaciones comerciales entre ambos lados el pasado miércoles, lo cual despertó dudas de si el acuerdo alcanzado este año seguiría vigente. El pacto fue calificado por Trump en enero como "revolucionario" y supuso el inicio de la tregua entre ambos países tras más de 18 meses de guerra comercial.

Esta primera fase implicó la reducción de los aranceles de EE.UU. del 15% al 7,5% a importaciones chinas por valor de 120.000 millones de dólares, aunque mantiene intactos los del 25% a otro grupo de importaciones que suponen 250.000 millones de dólares.

Trump indicó que los aranceles se mantienen en vigor como elemento de "negociación" de cara a la segunda fase del pacto. Por su parte, China recortará a la mitad los aranceles a las importaciones estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares.

No obstante, la pandemia de coronavirus ha puesto en riesgo los compromisos adquiridos por Pekín de aumentar las compras de productos de EE.UU. hasta los 200.000 millones de dólares en los dos próximos años.

La escalada en la guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales ha tenido profundas consecuencias más allá de sus fronteras. Por ello, y aunque celebró la "primera fase" del acuerdo como un paso positivo para rebajar las tensiones, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, instó entonces a "avanzar hacia un pacto integral que apoye un sistema de comercio global más abierto, estable y transparente".

Normas
Entra en El País para participar