Inmobiliario

Unibail gana un 76% menos tras vender cuatro centros en 2018

El resultado de la firma francesa en España se redujo a 55,8 millones en 2019

Ingresó 142,8 millones, un 9,5% menos

Unibail gana un 76% menos tras vender cuatro centros en 2018

Tras el año extraordinario de 2018 en los beneficios de Unibail en España por la venta de cuatro activos, el gigante francés de los centros comerciales vio el pasado año reducir sus ganancias un 76,2%, pasando de los 234,8 millones de euros a los 55,8 millones en el ejercicio de 2019, según se desprende de las cuentas de Unibail Rodamco Retail Spain depositadas en el Registro Mercantil.

Desprenderse de cuatro centros también afectó a la cifra de negocio del pasado año, que cayó un 9,5% hasta situarse en 142,8 millones. La inmobiliaria vendió en 2018 por 489 millones al fondo sudafricano Vukile –dueño de la socimi Castellana Properties– los centros de El Faro (Badajoz), Bahía Sur (Cádiz), Los Arcos (Sevilla) y Vallsur (Valladolid).

El total del beneficio de 2019, los 55,8 millones fueron distribuidos en forma de dividendo. Esta inmobiliaria se beneficia de la figura fiscal de las socimis (sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario) por lo que debe repartir al menos el 80% de sus ganancias entre sus accionistas. En este caso, la compañía depende de la matriz francesa Unibail-Rodamco-West­field, la mayor propietaria europea de centros comerciales y que dispone de una cartera de propiedades por valor de 60.400 millones en 12 países.

Precisamente en las cuentas, la filial española refleja que mantiene una deuda con su matriz por valor de 799 millones.

En España, Unibail es dueña de ocho centros comerciales, algunos de gran tamaño como Parquesur en Leganés (Madrid), Splau (Cornellà, Barcelona) y Gloriès (Barcelona), además de La Vaguada (Madrid), Equinoccio en Majadahonda (Madrid), Bonaire (Valencia), La Maquinista (Barcelona) y Garbera (San Sebastián).

Como viene siendo habitual entre las compañías que presentan en estas fechas los resultados del año anterior, Unibail refleja en el apartado de “hechos posteriores” la crisis surgida por la pandemia de Covid-19 y por el confinamiento que obligó a cerrar gran parte del retail no esencial entre marzo y mayo. La inmobiliaria no cuantifica el impacto, pero sí da algunas claves de lo que espera. El cierre temporal de locales “generará al menos un retraso en el cobro de las rentas de dicho periodo”, refleja. “Adicionalmente, dada la situación cambiante e impredecible, podría afectar a los ingresos futuros de la sociedad”, reconoce. También asume que existe un riesgo en la valoración de sus activos, cuya tasación será reevaluada.

Normas
Entra en El País para participar