Operaciones

BME se juega su permanencia en la Bolsa en las próximas tres semanas

Six excluirá al gestor si logra más del 95% del capital antes del día 5 del próximo mes

BME se juega su permanencia en la Bolsa en las próximas tres semanas pulsa en la foto

Las próximas tres semanas serán decisivas para BME. A partir del 5 de septiembre se conocerá si continúa o no en Bolsa. Los accionistas que se han quedado tras la opa de Six, que controla el 93,16% del capital, pueden venderle hasta esa fecha las acciones al precio de la oferta: 32,98 euros por título. Si el grupo suizo consigue más del 1,84%, el gestor de los mercados regulados españoles será excluido de su propio parqué después de haber permanecido en él 14 años.

La opa de Six por BME, lanzada en noviembre del año pasado, fue un rotundo éxito. Pero la compañía helvética se había comprometido en el folleto de la operación a mantener cotizando a la firma que pilota Javier Hernani como consejero delegado si conseguía menos del 95% del capital más una acción. Y se quedó muy cerca, pero no lo consiguió.

BME 32,94 0,00%

Con todo, el partido no ha terminado; hay prórroga. Los inversores que se han mantenido en BME pueden exigir a través de su intermediario que Six les compre los títulos al precio de la opa. Este derecho, vigente en España desde 2007, se denomina en la jerga sell out, y se produce cuando la empresa compradora controla más del 90% del capital y, además, dueños con más del 90% de las acciones a las que se ha dirigido la oferta han vendido.

El reverso de esta potestad es el derecho de venta forzosa (squeeze out), y Six lo invocará si en los próximos días logra más del 95%. La fecha límite para la compañía que dirige como consejero delegado Jos Dijsselhof es también el 5 de septiembre. Será a partir de entonces cuando se comunique la información, incluida la de si BME seguirá o no en la Bolsa, señala una portavoz de la firma suiza. La diferencia estriba en que si es el accionista el que pide la compra, será este el que corra con los gastos. Si es Six, los pagará el grupo suizo.

Riesgo

Los particulares sí están vendiendo, aunque a fecha de ayer Six no había llegado al umbral requerido para la exclusión, según fuentes del mercado. Queda la mitad de agosto y unos días de septiembre, un periodo complicado para convencer a los pequeños accionistas de que es mejor salir de un valor condenado a caer en cuanto deje de estar bajo la influencia de la opa. Los analistas consultados señalan que el riesgo de una fuerte caída, si no se produce la exclusión, es elevado a partir del lunes 7 de septiembre.

Los analistas prevén caídas para BME si se mantiene en Bolsa

BME ha cancelado además el primer dividendo a cuenta de los resultados de 2020, previsto en principio para el próximo mes, con la coartada del Covid-19. Lo ha suprimido pese a que el beneficio ordinario, sin incluir los gastos que registró BME debido a la propia oferta de Six –principalmente en asesores, como Morgan Stanley y Latham & Watkins–, hubiera subido un 13% en el primer semestre.

Uno de los marchamos de BME desde su OPV en julio de 2006 ha sido su rumbosa política de remuneración a los accionistas. Les ha entregado año tras año alrededor del 95% de sus beneficios. Six, en todo caso, fue claro desde un principio, al avisar de que reduciría ese porcentaje hasta situarlo alrededor del 60%. Esta es la porción del resultado que la firma reparte a sus más de 120 bancos accionistas, con UBS y Credit Suisse, que controlan el 33,4% del capital en conjunto, a la cabeza.

Normas
Entra en El País para participar