Empresa

Jos Dijsselhf será el nuevo presidente de BME en sustitución de Zoido

Zoido abandona el cargo tras 18 años al frente del gestor; la compañía ganó un 7% menos en el primer semestre por gastos de la opa

Cuenta atrás para la exclusión de Bolsa

Los pequeños accionistas, que controlan el 6,84% del capital de BME, tienen hasta el 5 de septiembre para solicitar a Six que les compren las acciones al precio de la opa: 32,98 euros. Es el denominado derecho de compra forzosa (sell out). Pero lo interesante es que si utilizan ese derecho dueños del 1,84% de BME, el gestor español será excluido de Bolsa. Así lo anunció Six el pasado 16 de junio. Con ese porcentaje adicional, el grupo helvético tendría el 95% y ejecutaría el derecho de venta forzosa de la totalidad (squeeze out). La fecha límite continúa siendo el 5 de septiembre. Los anuncios sobre rebajas de remuneración incentivarán que los inversores que se han quedado ejerzan su derecho de sell out.

La revolución en la cúpula de BME ha finalizado. El gestor de los mercados españoles aprobó este jueves en una junta extraordinaria la sustitución de Antonio Zoido, el artífice de lo que es ahora la compañía, por Jos Dijsselhof, consejero delegado de Six, como nuevo presidente no ejecutivo. Los últimos cambios del grupo helvético en el consejo de BME han concluido. La firma también publicó sus resultados del primer semestre, con una caída del beneficio del 7%, hasta los 58,9 millones.

El apoyo a los cambios fue por mayoría aplastante: accionistas con más del 99% dieron su visto bueno. Lógico, puesto que la firma suiza controla el 93,16% del capital. Los seis nuevos consejeros de BME ya habían sido elegidos apenas tres semanas después de que concluyera la opa de Six sobre BME a 32,98 euros por acción (2.758 millones de valoración por el 100%) el pasado 5 de junio.

BME 32,92 0,00%

Antonio Zoido, alma máter de la empresa, ya de propiedad suiza pero con sede en Madrid, abandona su cargo tras 18 años como presidente. Desde marzo del año pasado, sin responsabilidades ejecutivas, tras ceder los bártulos a Javier Hernani, quien lideró las negociaciones con Six y se anticipó a Euronext, que siempre ha deseado la empresa española y que amagó con lanzar una contraopa. Finalmente, se echó atrás.

Entre 1991 y 1995, Zoido y Pizarro se alternaron en la presidencia de la Bolsa hasta que Pizarro renunció a la misma tras los numerosos cargos a los que accedió de la mano del PP de Aznar y Rato, como presidente de Ibercaja, de CECA o Endesa. Antonio Zoido era el hombre de la banca, tras haber trabajado en el Hispano, posteriormente en el Central Hispano, después absorbido por Santander.

Jos Dijsselhof, nacido en Holanda y fichado por Six en enero de 2018, también es un hombre muy ligado a la banca. Ha trabajado para ABN Amro, para Royal Bank of Scotland y ANZ Australia & New Zealand Banking. Incluso fue directivo de la empresa que siempre había querido comprar BME: Euronext.

El resto de los consejeros de BME son David Jiménez-Blanco, independiente que ha sido nombrado vicepresidente, Daniel

Schmucki, director financiero de Six, Marion Leslie, directiva del grupo suizo, Javier Hernani, que se mantiene como consejero delegado y será la clave de bóveda de la integración entre ambas compañías, y Belén Romana, consejera de Santander.

Antes de conocerse el nuevo presidente, BME anunció unos beneficios de 58,9 millones en el primer semestre, un 7% inferiores que en igual periodo del año pasado. Su beneficio bruto de explotación (ebitda) cayó un 3,9%, a 83,1 millones. Pero estos descensos se debieron en realidad a los gastos asociados a la oferta lanzada por Six. Si se excluyen, el ebitda aumenta un 14,7% y el beneficio, un 13%.

El miércoles, curiosamente, BME anunció que cancela el primer dividendo con cargo a los resultados de 2020, anunciado a finales del año pasado. Adujo la situación derivada por el Covid, pero Six ya avisó que reduciría la retribución de BME.

Normas
Entra en El País para participar