Resultados

BME gana 59 millones de euros hasta junio, un 7% menos, y no abonará el primer dividendo de 2020

Su beneficio entre abril y junio cayó un 21,6%, hasta los 25 millones de euros

Exterior de la sede de la Bolsa de Madrid.
Exterior de la sede de la Bolsa de Madrid. Europa Press

Bolsas y Mercados Españoles (BME) registró un beneficio neto de 59 millones de euros en los seis primeros meses del año, cifra un 7% inferior a la del mismo periodo de 2019, según ha informado este jueves la compañía, que ha indicado que su beneficio entre abril y junio cayó un 21,6%, hasta los 25 millones de euros.

No obstante, BME ha precisado que excluyendo los gastos no recurrentes, asociados a la OPA lanzada por Six Group y a la crisis del Covid-19, su Ebitda aumenta un 14,7% hasta junio y su beneficio neto, un 13%.

Los ingresos netos del gestor bursátil crecieron un 9,8% en la primera mitad del ejercicio, hasta los 156,4 millones de euros, con un crecimiento del 7,5% en el segundo trimestre.

Los costes operativos de BME ascendieron a 73,3 millones de euros, un 30,9% más, mientras que su resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 83,1 millones, un 3,9% menos que en el primer semestre de 2019.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de la empresa cerró el semestre en el 29,4%, mientras que la ratio de eficiencia se situó en el 46,9% y el indicador de ingresos no ligados a volúmenes, en el 97%. Sin tener en cuenta los gastos no recurrentes, estas ratios se situarían en el 35,7%, el 36,6% y el 124%, respectivamente.

No abonará el primer dividendo a cargo de 2020

BME ha recordado que los mercados y sistemas que gestiona se han mantenido abiertos y han operado "con absoluta normalidad" durante la crisis sanitaria. La compañía ha informado además de que ha modificado su política de retribución al accionista y no abonará el primer dividendo a cuenta de 2020 previsto para septiembre.

La Bolsa española registró un incremento del 57,2% en el número de operaciones registradas en renta variable durante el semestre, hasta 28,8 millones, con un volumen efectivo de 240.000 millones de euros.

Por su parte, el volumen emitido y admitido a negociación en los sistemas de negociación de Renta Fija de BME se incrementó un 120,2% durante el segundo trimestre del año, como consecuencia del aumento de emisiones sostenibles encaminadas a afrontar la crisis del Covid-19.

El saldo vivo del MARF se situó en 4.613 millones de euros, un 12,1% superior al de igual periodo de 2019.

Por su lado, el volumen total negociado en el mercado de derivados de BME alcanzó en el primer semestre los 23 millones de contratos, un 6,4% menos, como consecuencia de la restricción a la toma de posiciones cortas.

Normas
Entra en El País para participar