Juan José LLorente: “Gente antes dudosa ha empezado a comprar online”

El proveedor de servicios de pago observa en los comercios un mayor interés por pasarelas seguras y fluidas

Juan José LLorente (Adyen)
Juan José LLorente, director general de Adyen en España.

Adyen es un proveedor de servicios de pago global que permite que los comercios acepten pagos de sus consumidores alrededor del mundo mediante cualquier canal: tienda física u online, ya sea navegando desde un ordenador o desde una aplicación nativa. Llevan implantados en España siete años, con clientes como Mango, Vueling, Camper, Pepe Jeans, Tous o Cabify.

Pregunta. Con muchas tiendas físicas cerradas, ¿cómo han ayudado a sus clientes durante estos meses?

Respuesta. Muchas empresas ya tenían presencia online y lo que han hecho es asegurarse de que sus sistemas de cobros se orientasen a dar la mejor conversión. Eso significa que tengan un flujo de pago donde el consumidor no tenga barreras ni pasos extra y todo funcione bien pese a este incremento de ventas. Y que los comercios tampoco tengan problemas de fraude, ya que cuanto más se mueven las ventas al online, más amenaza de fraude hay.

P. Todos conocemos el pago con tarjeta, pero ¿qué otros métodos de cobro son habituales?

R. Por ejemplo, somos la única empresa que proporcionamos a nuestros comercios la posibilidad de hacer pagos con todos los wallets [monederos virtuales] relevantes. Hablamos de Apple Pay: registras tus tarjetas en el móvil y luego usas su método de pago, tanto online como en las tiendas. Es algo que procesamos y ayudamos a nuestros clientes a ofrecer.

P. ¿Cómo facilitan a las empresas pequeñas vender online?

R. Hemos creado un módulo que evita que las pymes tengan que hacer un gran desarrollo para trabajar con soluciones de comercio online como Prestashop. Si quieren aceptar pagos de Adyen, se descargan un módulo y la activación es muy rápida.

P. ¿En qué medida puede frustrar una compra que el método de pago sea pesado?

R. Tiene una incidencia bastante importante. El método de pago le puede costar a la empresa un 1%, pero tener un impacto en sus ventas del 10%. Si estás acostumbrado a pagar con un wallet y no te lo permite, o si tienes que hacer un clic extra que te redirecciona a una página que no está optimizada y que tienes que agrandar para meter un código de pago, quizá dejes para otro momento esa compra y finalmente no la llegues a realizar nunca. Toda esa experiencia es clave, sobre todo si no eres el único vendedor en ofrecer un producto.

P. Pero cuando es muy sencillo nos preguntamos si será igualmente seguro.

R. El 99% de las personas que han hecho compras en internet tienen una cierta preocupación, pero están muy satisfechas con la compra, así que siguen haciéndolo. Y entre las que más miedo tenían, hemos visto un cambio muy grande en este periodo del Covid-19. Muchas personas dudosas en probar este tipo de compras han dado el paso de adquirir online, lo han probado y se han dado cuenta de que va todo bien. Es cierto que el fraude sigue preocupando, pero diría que casi más al comercio, que es el que toma un riesgo adicional.

P. ¿Cree que algún día desaparecerá el dinero físico?

R. No creo que sea algo que suceda a corto plazo, pero sí que se quede para un uso relativamente residual. Es curioso, pero hay países, en África, por ejemplo, donde con una bancarización muy baja se ha pasado a gestionar pagos a través de los proveedores móviles.

Del 'pay per link' al 'token'

¿Qué métodos de cobro están creciendo?

Los call centers que han mandado a la gente a teletrabajar, por ejemplo, han encontrado un uso muy interesante del pay per link [se envía un enlace para proceder al pago], hasta ahora solo utilizado en redes sociales. Como cosa muy novedosa, tenemos el network token, un método muy seguro, ya que asigna un código de números a la tarjeta, protegiendo así sus datos reales. Además, el pago con tarjeta para transacciones de bajo importe se usaba poco, pero el Covid ha eliminado esta barrera. También vemos un movimiento importante hacia la biometría.

Normas
Entra en El País para participar