Estrategias

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

La mayor parte de los fondos ha optado por cuidar a sus empresas y protegerlas de la debacle y se preparan para cuando el mercado despegue

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Bien visto, el Covid ha sido un descanso para el capital riesgo en España después de unos años de actividad frenética. Con la inversión disparada, los precios que los vendedores exigían por desprenderse de sus empresas cabalgaban sin freno. Y los compradores, con una elevada liquidez, estaban dispuestos a comprar casi todo. Hacía tiempo que algunos llamaban a que el sector hiciese un alto en la escalada. Pocos podían esperar que fuese tan drástico.

En marzo, el sector español de private equity dejó de mirar afuera. Ante un desplome instantáneo y sin precedentes de la economía y del consumo, la efervescencia de compraventas de empresas se frenó en seco. Los fondos miraron para dentro. Buscaron las empresas de su portfolio más sensibles a la nueva situación. Y empezaron a tomar medidas. Primero optaron por tratar de acogerse a los ERTE por fuerza mayor que ha facilitado el Gobierno. Después, negociaron con los bancos préstamos y líneas de liquidez con aval del ICO y tomaron las decisiones necesarias para preservar la caja de las compañías. Finalmente, en los casos necesarios, han empezado a explorar reinversiones o reestructuraciones.

Una vez hechos los deberes, los fondos aguardan ansiosos la reapertura del mercado. Unos esperan que algo empiece a moverse tras el verano, otros no ven que el mercado pueda normalizarse al menos hasta inicios de 2021 y los más pesimistas no ven aún el final de la incertidumbre. Lo cierto es que todos quieren estar en la pole position cuando se reanude la carrera.

Los fondos buscan sectores anticíclicos para invertir a final de año

Algunas cuestiones están claras. Por ejemplo, que los primeros sectores en mover ficha serán los menos cíclicos y que mejor se han comportado durante los meses de duro confinamiento. Uno de ellos es, indudablemente, la salud, donde todos los fondos quieren estar bien posicionados para un futuro en el que se prevé que lo sanitario desempeñe un papel clave. El otro ganador es una joya de la corona del mercado español, el agrícola. Con numerosas apuestas de muchos grandes fondos, se prevé una revitalización aún mayor, si cabe. La energía renovable –con la intención de Bruselas de propulsar este ámbito con el fondo de recuperación– y todo lo ligado a las infraestructuras aparecen como otros ámbitos a los que los inversores podrán agarrarse. El turismo y el transporte, por el contrario, solo son aceptables para los más osados. Nadie por el momento se atreve a vislumbrar cuándo volverá a ser atractivo.

Gonzalo Fernández-Albiñana (Ardian): "El ‘private equity’ será fundamental en la recuperación”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Ardian es uno de los fondos internacionales más activos en España. La división de capital riesgo de este fondo francés es dueña del fabricante de panes congelados Monbake o los embutidos Palacios. En el área de infraestructuras, de mayor experiencia en España, ha sido accionista de CLH o Túnel del Cadí. Gonzalo Fernández-Albiñana, managing director de Ardian Buyout en España, señala el potencial del sector para apoyar a las empresas ante esta recesión. También pondera el apetito por el mercado español, aunque reconoce una ralentización por la crisis. Augura, sin embargo, un vigoroso repunte de la actividad una vez cesen las incertidumbres. Considera que los sectores con mayor actividad serán aquellos contracíclicos, como la salud, la alimentación o la tecnología, si bien no descarta oportunidades en otros ámbitos. Su principal interrogante para el futuro es que las medidas de protección a las empresas españolas se dilaten en el tiempo y considera que deberían flexibilizarse.

María Sanz (Yielco): “Los fondos ‘blue chip’ no han tenido problemas en captar capital”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Yielco es uno de esos grandes fondos que mueve los hilos del private equity. Es en realidad un fondo de fondos, al cual apelan las gestoras españolas e internacionales para obtener el capital necesario para comprar empresas. Su estrategia abarca tanto a financiar las grandes operaciones de buyout como a las llamadas situaciones espaciales. María Sanz, miembro del Executive Board de Yielco, apunta a algunas de las fortalezas del sector para capear la crisis. Una es el elevado nivel de dry powder (dinero listo para invertir) con el que cuentan las gestoras. También señala que los grandes fondos blue chip –como CVC, Carlyle o Blackstone, entre otros– no han tenido problemas para captar capital, aun en pleno confinamiento, algo que sí ha afectado a los españoles. Igualmente, pone el acento en que esta crisis puede potenciar otras estrategias como el growth (toma de participaciones más pequeñas y sin deuda) o los fondos de minorías. Prevé que los fondos recuperen la tracción anterior a la pandemia en grandes buyouts a mediados o finales de 2021.

Alberto Bermejo (Magnum Capital): “Los inversores serán más exigentes y selectivos”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Capitaneado por Ángel Corcóstegui, Magnum Capital es uno de los fondos de private equity pioneros en España. Cuenta en su portfolio con activos en el mundo de la salud, la gestión de recobros o papeleras. Alberto Bermejo, socio de Magnum Capital, considera que el sector está llamado a ser “un elemento esencial” en la recuperación económica. Pronostica que el efecto de la pandemia y la recesión ha vuelto en el corto plazo a los inversores más exigentes y selectivos, lo que se traducirá en “una concentración en sectores y empresas que estén saliendo inmunes”, pero que la atención se irá ampliando en los meses siguientes. “En cuanto a Magnum Capital, en los últimos 18 meses hemos realizado tres adquisiciones y 12 add-ons, juntamente con la expansión y apertura de nuevos mercados geográficos, especialmente en Asia y América. Seguiremos analizando nuevas adquisiciones y oportunidades de expansión, así como la adaptación de los negocios a la acelerada transformación digital que estamos viviendo”, indica.

Luis Seguí (Miura): "Las estrategias clásicas no van a funcionar"

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Miura Private Equity ha sido uno de los fondos españoles que ha tratado de buscar una orientación singular en los últimos años. Quizás su mayor apuesta es Citri&Co, la antigua Martinavarro, que han ido engordando con compras. De hecho, su apuesta por el sector es tal que el año pasado lanzó un fondo especializado en el sector agrícola, anticipándose a una de las tendencias más prometedoras para la era post-Covid. Este enfoque peculiar, en la búsqueda de nichos de mercado y con diferentes estrategias, se va a mantener. De hecho, su consejero delegado y socio fundador, Luis Seguí, pronostica que las estrategias clásicas del private equity, basadas en compras apalancadas y conocidas como buyout, ya no van a funcionar en los próximos años. Y que los fondos virarán hacia alternativas como la toma de minorías o de deuda que supongan acompañar al empresario y darle la potencia de fuego para pasar la recesión y crecer. Espera que la actividad no se recupere hasta bien entrado 2021, que marcará “una nueva normalidad”.

Oriol Pinya (Abac): “Las oportunidades no se reducirán al corto plazo”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Abac Capital nació de los rescoldos del equipo de Apax en España. Oriol Pinya, Borja Martínez de la Rosa y Javier Rigau abandonaron sus puestos en el fondo británico para emprender su propia aventura en el private equity. Por el momento, Abac cuenta con la plataforma de restauración Berr & Food (dueña de Gambrinus, Cruz Blanca o Tommy Meals), la firma de ropa de moto Motocard o la hortofrutícola Agroponiente. Oriol Pinya, CEO y socio fundador de Abac Capital, pondera el importante papel que deben jugar los fondos de private equity, junto a los bancos, en una crisis donde no tienen problemas de liquidez. Señala que deben apostar por compañías sólidas y dotar a sus participadas de los recursos necesarios para pasar la crisis. Subraya, además, la capacidad del sector por profesionalizar la gestión y transformar los negocios en los que entran. Frente a una posible oleada de ofertas oportunistas, Pinya apunta no a aquellas con una caída brusca del precio, sino que aboga por ir más allá del corto plazo y buscar compañías fuertes.

Alfredo Hernández-Redondo (Alantra): “Confiamos en que el M&A se reactive a corto plazo en España”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

El área de banca de inversión de Alantra es un fijo en toda operación que se precie en el mercado español y, desde estos últimos años, también en el internacional, con una tupida red de oficinas en Londres, San Francisco o Nueva York, entre otras ciudades. Alfredo Hernández-Redondo, socio de banca de inversión de la firma, comenta el relevante papel que jugarán en los próximos meses los fondos de capital riesgo en las operaciones de fusiones y adquisiciones y cita como ejemplos los procesos de consolidación sectoriales, pero también los carve-outs o spin-offs (cuando una empresa escinde una unidad de negocio y la vende a un inversor), grandes desinversiones u operaciones de situaciones especiales. Pese a la ralentización en el M&A, este experto espera que el mercado se reactive en el corto y medio plazo como ya ha ocurrido en otras plazas europeas. Apunta a que los fondos internacionales han sido los más activos, pero que los nacionales ya están oteando oportunidades de inversión.

Juan José Nieto (NK5): “Se ha perdido apetito inversor por España”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

NK5 es una de esas entidades especializadas, precisamente, en un momento como el actual. Es un banco de inversión centrado en situaciones difíciles. Cuenta con una rama que permite hacer inversiones en empresas para dar la vuelta a su modelo de negocio, como hizo con Grupo Baux. Juan José Nieto, presidente ejecutivo y socio fundador, asegura que parte del atractivo inversor que ha exhibido España en los últimos años se ha esfumado. “Se juntan dos temas. Por un lado, está el parón en la economía global. España, desde hace cinco o seis años, se había beneficiado de la reactivación económica y se había percibido como un buen mercado al que entrar con potencial. Pero la recesión global quita esta oportunidad. Por otro lado están los asuntos políticos y la inestabilidad que pesa en los inversores, con mensajes de reformas fiscales o laborales”, explica. Considera, no obstante, que la petición de autorización para las inversiones extracomunitarias o las limitaciones en el reparto de dividendos en empresas en ERTE no afectan en este aspecto.

Íñigo del Val (Allen & Overy): “La primera consecuencia de esta crisis es la incertidumbre”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Es un testigo de excepción. Como socio en España de Allen & Overy, Íñigo del Val ha asesorado en algunas de las operaciones cumbre de los últimos años, en los que el private equity ha pulverizado sus propios récords. Algunos ejemplos son la compra de la Universidad Europea de Madrid por Permira o la toma de un 35% en Cepsa por Carlyle. “Nadie sabe lo que va a suceder, la incertidumbre es la primera consecuencia económica de esta crisis”, confiesa. Señala como fortaleza la elevada liquidez de los fondos, a diferencia de la crisis de 2008, pero apunta a que hasta que “no se aclare el panorama”, y “con aclarar incluyo convivir razonablemente con el Covid-19”, el mercado no se recuperará del parón en el que ya se ha instalado desde principios de año. En su opinión, “esta es una crisis de sectores” y prevé que las infraestructuras, la industria y las energías renovables estén entre los ganadores. Mientras, señala al turismo como el perdedor, lo que puede lastrar el atractivo de España.

José Antonio Sánchez-Dafos (Latham & Watkins): “Los fondos serán los grandes precursores del M&A”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Latham & Watkins es uno de los despachos de abogados que ha sido testigo directo del boom de las fusiones y adquisiciones en España en los últimos años. No en vano, ha trabajado en operaciones como la opa de Six sobre BME o la compra de Famosa por Giochi Preziosi. José Antonio Sánchez-Dafos, socio de Corporate de Latham & Watkins, espera que el fervor vuelva en los próximos meses, pese al parón provocado por el Covid-19. “Los fondos tienen que reactivarse lo antes posible para no perder ventaja competitiva ni tracción en el mercado. Así, es muy probable que los fondos de private equity sean uno de los grandes precursores de la actividad de M&A en nuestro mercado durante los siguientes meses”, indica. También apunta a que España mantiene su atractivo para el sector, fundamentalmente en las firmas que mejor han resistido el confinamiento. Señala igualmente que el mercado patrio puede verse beneficiado por haber sido de los primeros en entrar y en salir del parón.

Manuel Chalbaud (Grant Thornton): “Esperamos actividad en salud, tecnología y logística”

Las pistas del capital riesgo para invertir tras la pandemia

Como hermano pequeño de las big four, Grant Thornton ha desplegado en España no solo sus servicios de auditoría, sino que se ha hecho un hueco como asesor de referencia en muchas operaciones de compraventa de empresas de tamaño mediano. Por ejemplo, asesoró a Aurica, el private equity de Banco Sabadell, en la compra de una participación minoritaria en los restaurantes Larrumba. En este sector también ha trabajado en la toma de Tommy Meals por Abac, entre otras muchas operaciones. Manuel Chalbaud, managing director de Financial Advisory, asegura que prevé una ralentización en las inversiones hasta que las compañías puedan valorar el efecto del Covid. Pero espera una rápida recuperación, apoyada por los bajos tipos de interés y la alta liquidez de los fondos. Augura actividad en salud, tecnología y logística, así como cita el atractivo de las renovables o la agricultura en España. También vaticina posibles operaciones oportunistas en el sector inmobiliario y en grandes empresas que vendan filiales.

Normas
Entra en El País para participar