Política monetaria

El BCE revela que su bazuca anti-Covid ha rebajado el interés medio de la deuda 45 puntos

El Banco Central hace una autoevaluación de su gestión de la crisis

Christine Lagarde, presidenta del BCE.
Christine Lagarde, presidenta del BCE. DPA vía Europa Press

El BCE hizo ayer una autoevaluación de su respuesta ante el Covid en su boletín económico, que se publica dos semanas después de la última reunión de política monetaria. En él se pone muy buena nota en la gestión de la crisis y revela que sus compras antipandemia, junto con las del resto de sus programa, han servido para reducir el rendimiento soberano a 10 años ponderado por el PIB de la zona del euro en casi 45 puntos básicos.

En el caso español, la rebaja es muy superior, puesto que el bono a 10 años llegó a pagar un 1,26% justo después del descontrol de la pandemia y ahora su rendimiento se sitúa apenas en el 0,31%. El Banco Central reconoce que sus estimaciones son conservadoras “ya que se basan en estimaciones de la elasticidad de los rendimientos soberanos a las compras derivadas del programa de adquisiciones de deuda pública”. Añade además que el programa de compras de emergencia pandémica (PEPP) goza de una flexibilidad sin igual que ha contribuido a relajar los rendimientos de los bonos que más lo necesitaban.

El documento del BCE no tiene nada que ver con las palabras de su presidenta en el inicio de la pandemia. Christine Lagarde aseguró en rueda de prensa que el Banco Central no estaba para rebajar las primas de riesgo de los países periféricos de la zona euro, como España e Italia. Ahora ha ido elevando el programa de compras, al pasar de 750.000 millones a 1,35 billones y ampliar su duración hasta junio del próximo año, en lugar de darlo por terminado en diciembre. El BCE insiste además en que cuenta con más armas en caso de que sean necesarias para impedir que el virus desate toda su virulencia contra la economía europea.

El informe concluye con una valoración de las medidas. Y es muy positiva, prácticamente se pone un sobresaliente. “Las medidas del BCE han sido una respuesta eficaz y eficiente a la crisis de Covid-19”, sentencia.

“La eficacia de las medidas del BCE se pone claramente de manifiesto en la mejora de las condiciones de financiación de la economía en general, y en el despliegue de una combinación de compras de activos y de las subastas de liquidez para la banca”, resume. En la última barra de liquidez teledirigida para dar crédito, las solicitudes alcanzaron los 1,3 billones de euros. Del programa de compra antipandemia ha utilizado ya más de 422.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar