La cuarentena británica asesta un nuevo golpe a los valores turísticos en Bolsa

Aerolíneas, cadenas hoteleras o proveedores de soluciones tecnológicas como Amadeus retoman las fuertes caídas del comienzo de la pandemia

La cuarentena británica asesta un nuevo golpe a los valores turísticos en Bolsa pulsa en la foto

La cuarentena de 14 días del Reino Unido a los turistas británicos que retornen de España ha despertado los fantasmas de las cotizadas del sector turístico. La preocupación llega hasta tal punto que todas las cotizadas del sector cedieron terreno este lunes en la Bolsa, como ya lo hicieron de forma generalizada a mediados de marzo, cuando Estados Unidos vetó los vuelos desde Europa.

La amenaza de una segunda oleada de la pandemia de coronavirus cobra fuerza. Aunque la capacidad de detección de casos es mayor que a comienzos de la primavera, también se están detectando cifras récord de contagios diarios en términos absolutos en la mayor potencia económica (EE UU) y en países emergentes del calibre de Brasil (segundo país más afectado del mundo) o la India (tercero). Incluso Europa, que había contenido la pandemia del Covid-19 con duros confinamientos sociales que resintieron las economías nacionales, sufre repuntes en algunos países, como España.

El grupo angloespañol IAG es el peor parado este lunes. Sus títulos cayeron un 5,99% en la primera sesión bursátil desde que Boris Johnson anunció la cuarentena, si bien ha llegado a desplomarse un 10% en las primeras horas de cotización. El holding, suma de las aerolíneas British Airways e Iberia, opera muchos vuelos entre los aeropuertos británicos y los aeródromos más turísticos de España, a través de los que mueve millones de turistas británicos cada año.

Noruega reimpuso la semana pasada una cuarentena de 10 días a los viajeros llegados de España. La puntilla al sector turístico español, en cambio, ha llegado con la cuarentena de dos semanas del Reino Unido para los británicos que vuelvan de pasar las vacaciones en España, una medida con un fuerte potencial para desmovilizar a estos turistas extranjeros de salir de las islas británicas. Todo el sector empieza a anticipar las consecuencias en la facturación de no recibir durante varias semanas como en primavera pero ahora en plena temporada alta turistas británicos, que el año pasado fueron la nacionalidad extranjera que más visitó el país (18 millones, según datos del INE)

Sin embargo, los efectos del veto británico se ramifican a otros sectores de la industria turística, como el del alojamiento. Las grandes cadenas, con fuerte presencia en destinos turísticos como Canarias o Baleares, se llevan la peor parte. Meliá Hoteles ha caído un 6,4%, mientras que los títulos de otra cotizada de la Bolsa española, el grupo NH Hoteles, perdieron un 4,35% de su valor en el mercado continuo.

La misma suerte corrieron otras compañías del sector pero que desarrollan su actividad a través de la tecnología. Amadeus, proveedora de soluciones tecnológicas para la industria de los viajes, cede un 2,66% en el Ibex. El gestor aeroportuario tampoco escapa de la quema: Aena se deja por el camino un 1,8%. Uno de los mayores portales de viajes 'online', la agencia eDreams Odigeo, encajó pérdidas a lo largo de la sesión pero cambió de rumbo al toque de campana para anotarse una subida del 0,62%.

Brotes y cancelaciones

Los países europeos vuelven a blindar sus fronteras y a restringir los movimientos fronterizos. Los analistas de Renta4 Banco explican que la medida del Reino Unido "sin duda nos debe alertar de la importancia de los repuntes y del riesgo para la sostenibilidad de la recuperación de la actividad económica. Dicho esto, también refleja el estado de las relaciones entre Reino Unido y Europa y el interés de los países en fomentar el turismo nacional".

Para la experta en renta variable de Macroyield, Patricia García, además del movimiento británico "se está cotizando también la posibilidad de que otros países apliquen esta misma medida los próximos días, así como el temor a que los rebrotes continúen creciendo en Europa y que las cuarentenas se apliquen a otros países también", explica a este periódico. García considera que la evolución de la pandemia y los avances en las vacunas son las principales referencias en las que se fijará el mercado respecto al sector turístico. Por ello, advierte: "Una evolución favorable es lo único que puede moderar la aversión al riesgo respecto a estas compañías".

La firma de análisis IG considera que "el grueso" de la noticia se ha descontado ya del mercado. El analista Aitor Méndez sostiene que tras la corrección de esta mañana el mercado espera "nuevos catalizadores". "El escenario actual respecto al Reino Unido es prácticamente el más dañino, por lo que muchas de las noticias que empiecen a llegar sobre Londres al mercado sean neutras o incluso positivas para las acciones", explica Méndez a CincoDías.

El torrente de noticias se sucede. Uno de los mayores turoperadores, el alemán TUI, anunció el domingo la suspensión de sus paquetes vacacionales a España hasta el 9 de agosto, salvo los de las islas Canarias y Baleares. Una decisión que también ha contribuido al tono bajista de las cotizadas turísticas y por arrastre del Ibex en su conjunto.

De esta forma, el adelanto en el tiempo de la segunda oleada del virus, prevista para el otoño, ha echado por tierra las previsiones sanitarias y las esperanzas del mercado. Los analistas anticipan un "duro freno" al turismo, también el nacional. Méndez, además, teme que los avances de la vacuna, aunque "más rápidos de los habitual", en ningún caso "llegarán al rescate de esta temporada vacacional", se lamenta.

Normas
Entra en El País para participar