Tali Salomon: “La regulación ha eliminado los chiringuitos y los malos competidores”

Este bróker busca atraer al inversor minorista con bajas comisiones; la plataforma de trading social tiene 14 millones de usuarios

Tali Salomon, directora general de eToro para Iberia y Latinoamérica. El área de habla hispana supone el 14,5% del volumen de negocio global del bróker.
Tali Salomon, directora general de eToro para Iberia y Latinoamérica. El área de habla hispana supone el 14,5% del volumen de negocio global del bróker.

eToro enarbola como seña de identidad la democratización de la inversión. Así trata de demostrarlo en los soportes digitales, el entorno en el que nació, y al que destina importantes esfuerzos de marketing, por ejemplo a través de campañas publicitarias en YouTube. Con el Covid-19, este bróker israelí ha sumado un millón de nuevos inversores, asegura Tali Salomon, directora general de eToro para Iberia y Latinoamérica. El virus no ha trastocado los objetivos: “Ofrecemos más de 2.000 acciones y queremos que la oferta aumente a 10.000 a final de año”, afirma Salomon.

eToro es sinónimo de inversión social y se autodenomina el “Facebook de la inversión” por herramientas como el copytrading: un inversor minorista (no profesional) copia la cartera de otro inversor. Una política, sin embargo, arriesgada en un momento de máxima volatilidad en los mercados, pero que Salomon justifica con los fuertes controles que aplica el bróker. Existe un grupo llamado popular investors, que debe pasar el filtro de eToro y que actúa como sello de calidad y modelo para operadores amateur de la plataforma. “No cualquiera puede ser popular investor y exponer al riesgo a nuestra comunidad. Tenemos 14 millones de usuarios (globales) y en este momento contamos aproximadamente con 1.000 popular investors”.

Carteras diversificadas

La firma se distingue por sus bajas comisiones. El año pasado lanzó en España la campaña cero comisiones en acciones. Salomon reconoce que su clientela llega a eToro para invertir en acciones. Entonces, ¿cómo consiguen beneficio? “Igual que cualquier otro bróker ganamos por comisiones, pero somos una plataforma multiactivos. Ofrecemos acciones, materias primas, índices, criptos, forex (divisas). Lo que pasa con nuestros inversores es que después, la mayoría diversifica carteras en otros activos al ver que la plataforma les ofrece la opción. Sí cobramos comisiones en los otros activos”.

Entre esos otros activos se hallan los contratos por diferencia (CFD), denostados por el regulador europeo (ESMA), que desde 2018 solo permite operar con los de menor apalancamiento. Salomon asegura que siguen todas las indicaciones de ESMA y de la CNMV española, advirtiendo en todo momento al inversor de que los CFD pueden llevar a la pérdida de todo el capital. Ambos reguladores, en varios estudios, insisten en que más del 80% de las cuentas de minoristas pierden dinero con este producto.

La ejecutiva asegura que los clientes se están alejando del riesgo de los CFD

Salomon considera que ahora los CFD están en un segundo plano: “La campaña de cero comisiones alentó a la gente a despegarse de ese mercado y a operar en activos más tradicionales y menos arriesgados”.

La directora de la región Iberia destaca que ser un bróker digital les permite pasar más rápido las pantallas regulatorias e incluso lo valora positivamente: “La regulación ha avanzado tanto que ha eliminado a los malos competidores y los chiringuitos”, zanja la ejecutiva.

Una cartera para tiempos de crisis

eToro activó al inicio de las bajadas bursátiles por el Covid-19 una cartera que Salomon define como “panic mode” (modo pánico). Se trata de una cartera que los usuarios pueden replicar, pensado para momentos bajistas del mercado, pero diseñado a “corto plazo, enseguida debes irte”. En lo que va de año su rendimiento es del 27%. “Las subidas que hubo del mercado todavía no han superado las ganancias que generó este portafolio con la caída”, explica Salomon.

Está compuesto por bonos de EE UU a 20 años, fondo de inversión (ETF) de oro y plata y es bajista en emergentes y sector bancario, mientras que sí apuesta por el dólar.

Los títulos más solicitados durante la crisis en España fueron Repsol, BBVA y Banco Sabadell.

Normas
Entra en El País para participar