Nuevos datos apuntan a un mayor retraso en el lanzamiento de los iPhone 12

Nuevos datos apuntan a un mayor retraso en el lanzamiento de los iPhone 12

Algunos terminales no llegarán siquiera en octubre.

A medida que nos vamos acercando a esos momentos del año en los que los smartphones de Apple se hacen oficiales (hacia el 9 ó 10 de septiembre), aparecen más evidencias de que en este 2020 el coronavirus podría provocar un retraso considerable en la puesta a la venta de los próximos iPhone 12. Y si ya hace algunos meses que se viene barajando la fecha de octubre, ahora los analistas van un poquito más allá.

Noviembre parece ser la nueva fecha en la que los terminales llegarán a las tiendas de todo el mundo toda vez que la crisis del coronavirus ha provocado una serie de retrasos en la producción de los dispositivos que hace inviable que se mantengan los plazos de todos los años: presentación dentro de los diez primeros días del mes de septiembre y puesta a la venta dos semanas después.

Nuevos datos apuntan a un mayor retraso en el lanzamiento de los iPhone 12
Getty Images

Ha sido un medio japonés el que ha destapado estos nuevos problemas a los que se enfrenta Apple y que van a provocar un aplazamiento en la puesta a la venta de los nuevos terminales, que se enviarán a las tiendas en octubre para algunos modelos. Es curioso ver cómo, desde la fuente, hablan específicamente de que los iPhone 12 5G podrían retrasarse más todavía, hasta noviembre, lo que nos infiere a pensar que no toda la gama será compatible con las nuevas redes móviles.

¿El 5G tiene la culpa?

Según estas últimas informaciones, se hacen claras diferencias entre los iPhone 12 que son 5G y los que no lo son, de tal forma que Apple va a optar por la misma estrategia comercial de otras marcas, que venden ediciones especiales más caras para dar una oportunidad a todos aquellos usuarios que no quieren dar el salto a esa nueva tecnología.

Serían los terminales no compatibles con 5G los que podrían adelantarse en su lanzamiento hasta mediados del mes de octubre, mientras que los más avanzados, y caros, se retrasarían hasta noviembre, en un rango de fechas que todavía estarían por confirmar. Con este panorama provocado por la crisis de la Covid-19, los de Cupertino se enfrentan a un año muy extraño que podría trastocar todos sus planes, no solo para este 2020, sino de cara a los siguientes. ¿O acaso tendría sentido lanzar en noviembre sus nuevos terminales para volver en 2021 a la rutina habitual en septiembre? ¿Qué pensarían los usuarios de adquirir uno smartphone que no va a cumplir siquiera un ciclo de vida de un año? Veremos...

Normas
Entra en El País para participar