El cheque de 50.000 millones que permitió el acuerdo

El último apartado del acuerdo de los países miembros reconoce a Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Austria y Suecia cambios en las sumas a aportar entre 2021 y 2027

El primer ministro holandés, Mark Rutte, sonríe durante una reunión de la Cumbre Europea en Bruselas. rn
El primer ministro holandés, Mark Rutte, sonríe durante una reunión de la Cumbre Europea en Bruselas. AP

El pacto para la reconstrucción económica de la UE tras el Covid-19 recoge un último artículo precedido del título "correcciones". Es, en realidad, una concesión a los países cuyas cuentas están más saneadas (Alemania) y a los cuatro más reticentes a abrir el melón de las ayudas directas, los llamados frugales (Países Bajos, Dinamarca, Austria y Suecia). El artículo recoge la posibilidad de revisar las contribuciones netas de estos cinco países a los fondos de la Unión, atendiendo así las demandas de líderes como el holandés Mark Rutte, partidario de defender hasta las últimas consecuencias los intereses nacionales por encima de los comunitarios. En total, los cinco países ahorrarán 53.221 millones a razón de 7.603 millones anuales.

"En el período 2021-2027, las correcciones de la suma global reducirán la contribución anual basada en el PIB de Dinamarca, los Países Bajos, Austria y Suecia", comienza el punto 152, que a continuación cita a Alemania en el "contexto de apoyo para la recuperación y la resiliencia". De esta forma, "los Estados Miembros interesados se beneficiarán de una reducción bruta de su contribución anual basada en el ingreso nacional bruto a precios de 2020".

Sin duda es Alemania quien, en términos absolutos, obtiene los mayores beneficios como locomotora de Europa. El país germano podría dejar de ingresar en las cuentas comunitarias hasta 3.671 millones de euros. A continuación, los Países Bajos de Rutte, se ahorrarían 1.921 millones en los próximos seis años que podría reinvertir en su propio país. Suecia, de acuerdo con su PIB, rebaja su contribución en 1.069 millones hasta el año 2027, Austria en 565 millones y Dinamarca en 377 millones. 

¿Cómo se financiará este cheque para los países más saneados? El último apartado del acuerdo, el 153, condensa la explicación en una línea, sin aportar más detalle: estas reducciones serán financiadas por todos los Estados miembros de acuerdo con su PIB.

Los beneficiarios son los cinco contribuyentes netos de la UE, y los cuatro frugales ahorrarán 27.000 millones de euros, aun cuando según Bruselas figuran entre los principales beneficiarios del mercado interior. Los descuentos en la contribución al presupuesto comunitario comenzaron con el Reino Unido y la Comisión Europea pretendía extinguirlos tras el Brexit. Sin embargo, la pandemia de coronavirus truncó sus planes. Ahora, han tenido que recurrir a esta concesión para fraguar un acuerdo en el bloque de los 27.

Normas
Entra en El País para participar