La Airef ultima empeorar esta semana su previsión de caída del PIB por encima del 12%

Herrero insta a diseñar ya un plan de saneamiento contable para captar los fondos europeos y recomienda activar la cláusula de escape fiscal española dado que el déficit podría rozar el 15%

Airef
Cristina Herrero, presidenta de la Airef.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) tiene hasta el miércoles para elaborar un informe fiscal analizando la evolución de la ejecución presupuestaria en España en el que actualice también sus previsiones de evolución macroeconómica y fiscal. Perspectivas que el organismo ultima volver a empeorar a la vista del tremendo impacto ocasionado por la crisis del coronavirus en la economía española durante el segundo trimestre del año.

Así lo ha avanzado este miércoles la presidenta del organismo fiscalizador, Cristina Herrero, durante su intervención en unas jornadas virtuales organzadas por el Consejo General de Economistas (CGE).

“En el plano macro, hemos revisado a la baja nuestras previsiones para 2020, en línea con otros organismos, y las actuales apuntan a una caída mayor del PIB, en torno a medio punto por encima de las previsiones anteriores”, ha anticipado Herrero.

Las últimas perspectivas planteadas por la Airef apuntaban a una caída del PIB del 8,9% al 11,7% en el escenario adverso, que contempla un rebrote del virus en otoño o una recuperación más lenta. La nueva estimación, por tanto, arrojaría una caída del PIB de entre el 9,5 y el 12,2%.

A mayor caída, eso sí, la Airef prevé ahora un rebote de la economía ligeramente más relevante pero igualmente incompleto, durante el ejercicio 2021, en parte gracias al efecto beneficioso que consideran que tendrá sobre el empleo la ampliación de los ERTE al menos hasta finales de septiembre.

“La revisión a la baja, con una mayor caída de PIB respecto a las previsiones iniciales, es cierto que los indicadores más recientes apuntan a una clara recuperación de la economía a un ritmo elevado”, ha admitido Herrero, advirtiendo, sin embargo, que la comparativa entre estos meses de reactivación económica frente a los d parálisis absoluta pueden arrojar conclusiones equivocadas. La realidad, ha apuntado, es que la recuperación es heterogénea por sectores.

En todo caso ha subrayado, la revisión a la baja de las previsiones se fundamental principalmente en un impacto peor de lo esperado durante el segundo trimestre del año, para el que los diferentes organismos oficiales esperan un descenso trimestral del PIB de entre el 16% y el 22%, tras la caída del 5,2% del primer trimestre.

En cuanto a la situación fiscal, la Airef ultima elevar también su estimación de déficit público. “La cuantía no está cerrada, pero podría situarse entre seis décimas y un punto por encima de las previsiones anteriores”, ha dicho Herrero. Teniendo en cuenta que el organismo ya temía que el déficit podría dispararse hasta el entorno del 14%, su revisión podría situarlo ya rozando el 15%.

Además, ha explicado, el nuevo informe corrige la distribución del agujero fiscal, apuntando un mayor importe a la Administración Central del Estado después de que este haya aprobado una transferencia de 15.500 millones de euros a la Seguridad Social y un fondo no reembolsable para las comunidades autónomas de 16.500 millones de euros.

En este marco, Herrero ha instado a buscar un amplio consenso político para diseñar cuanto antes una hoja de ruta que marque la consolidación fiscal de las cuentas públicas en el medio plazo.

Aunque de momento la prioridad debe ser acompañar la recuperación con medidas expansivas ha admitido, la presidenta de la Airef considera que urgen planear desde ya cómo recuperar el equilibrio presupuestario con el horizonte puesto en 2030.

La medida, ha dicho, facilitaría la consecución de fondos europeos y daría un marco de estabilidad a los agentes económicos y las administraciones públicas para tomar sus decisiones de futuro.

Herrero ha recordado que la Unión Europea ha activado la llamada cláusula de escape del Pacto de Estabilidad, que deja en suspenso al menos durante este año los objetivos de reducción de déficit. Desde Airef apuestan por activar la cláusula nacional de este tipo, que permite una desviación temporal a cambio de la presentación de un plan de consolidación a medio plazo.

Recomendará reducir los beneficios tributarios antes de fin de mes

Recaudación. La presidenta de la Airef, Cristina Herrero, asumió ayer que el momento de lanzar un plan de consolidación fiscal no llegará este año ni, previsiblemente, el que viene. Con todo, instó a comenzar a diseñarlo impulsando las tres palancas clave que deberían permitir recuperar el equilibrio presupuestario: reducir gastos, elevar ingresos y facilitar un mayor crecimiento económico. En el gasto, Herrero recomendó actuar guiándose por los informes ad hoc de la Airef, las spending reviews. En el terreno de la recaudación, más que poner el foco en subidas de impuestos, la autoridad fiscal insta a revisar el amplio número de beneficios fiscales. De hecho, anunció Herrero, la Airef publicará antes de final de mes un informe de recomendaciones basado en el estudio de 13 de ellos “que revela que algunas exenciones y bonificaciones tienen un coste recaudatorio” elevado pese a que “no cumplen los objetivos para los que fueron creados”. A partir de ahí, Herrero también instó a seguir el ejemplo de los países vecinos para reforzar la fiscalidad medioambiental. Finalmente, señaló el mercado laboral y la productividad como dos campos donde actuar para mejorar el crecimiento potencial.

Normas
Entra en El País para participar