La Airef revisa sus previsiones y estima una caída del PIB del 14% entre abril y junio

Hace 10 días, las estimaciones de la Autoridad Fiscal hablaban de un descenso del -18%

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, la pasada semana en el Congreso junto a Patxi López, presidente de la Comisión de Reconstrucción.
La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, la pasada semana en el Congreso junto a Patxi López, presidente de la Comisión de Reconstrucción. EFE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha corregido sus últimas previsiones y estima que la economía española cayó un 14,1% durante el segundo trimestre del año, con cifras actualizadas al 18 de junio. Supone una revisión al alza de cuatro puntos porcentuales, frente al -18,4% estimado apenas 10 días antes. Esto se debe, explican fuentes de la Airef, a la actualización del modelo MiPred para adecuarlo a la nueva situación de incertidumbre. Este pronóstico de retroceso del PIB entre abril y junio, es "mucho más realista", y está en línea con el escenario más severo de las estimaciones recogidas en mayo en el informe sobre la actualización del programa de estabilidad. La previsión se ha realizado con un 47% de información disponible del trimestre (90% de indicadores de abril, 40% de mayo y 10% de junio), un porcentaje "similar al de otros años".

Esta leve mejora de cuatro puntos porcentuales se debe a la incorporación de información relativa a meses posteriores a marzo y abril después de que la Autoridad Fiscal haya actualizado su modelo para adecuarlo a la nueva situación de incertidumbre, ya que la irrupción del Covid-19 ha alterado transitoriamente los ejercicios de estimación de la actividad económica. Así, se han incluido índices y datos de última hora, como la afiliación a la Seguridad Social, los efectos de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), el consumo de energía o la movilidad.

Entre algunos de estos factores, señalan estas fuentes, el consumo aparente de cemento ha sido uno de los que más cambios han experimentado, registrado una caída menor a la inicialmente anticipada, con un retroceso del 13,3% en mayo, frente al -50,9% de abril. Las previsiones cambian tanto en tan pocos días, señalan las fuentes, porque "en estos momentos hay variaciones muy fuertes en poquísimo tiempo, con indicadores que pasan, por ejemplo, del -50% al -10%".

A pesar de que la caída económica del segundo trimestre esté alineada con el escenario más adverso previsto en la actualización del programa de estabilidad, desde la Airef enfatizan en que el modelo no es capaz de "decirnos qué va a pasar en la economía" más allá del segundo o el tercer trimestre. Así, que las cifras estén alineadas con el escenario más adverso, recalcan estas fuentes, no quiere decir "que estemos yendo hacia allá, ya que en ese escenario, por ejemplo, se contaba con un rebrote del virus", algo que, al menos por ahora, no ha sucedido.

La actualización se ha tenido que llevar a cabo debido a la elevada incertidumbre económica resultante de la pandemia. También está motivada por los cambios en los indicadores económicos en cuanto a la frecuencia y su disponibilidad, ya que el anterior modelo "dejó de reflejar la realidad". Ahora, la herramienta de estimación del PIB en tiempo real incluye datos como la afiliación, la Encuesta de Población Activa (EPA) o indicadores industriales o de servicios, entre otros, a los que se han sumado ahora nuevos parámetros. Si bien, recalcan estas fuentes, siguen faltando muchos indicadores.

Para tratar de dotar al modelo de predicción de información adicional a futuro, se ha permitido anclar las previsiones e incorporar datos relevantes aún no disponible. La herramienta tiende, por ello, a actualizarse a medida que va recibiendo más índices y números. Desde la Airef, no obstante, han lamentado que durante la pandemia no se haya actualizado cierta información relevante con más periodicidad.

Normas
Entra en El País para participar