Seat asegura estar preparada para afrontar "con garantías" los retos del 2020

La automovilística española contabilizó un beneficio neto de 346 millones de euros en 2019, un 17,% más

El presidente interino de Seat y vicepresidente de Finanzas e IT, Carsten Isensee.
El presidente interino de Seat y vicepresidente de Finanzas e IT, Carsten Isensee.

Seat cerró 2019 con unos resultados financieros récord por cuarto año consecutivo. La automovilística española obtuvo un beneficio neto de 346 millones de euros en el último año en el que Luca de Meo estuvo al frente, lo que supone un incremento del 17,5% en comparación con el ejercicio precedente.

La enseña de Martorell (Barcelona) asegura que los resultados que registró el año pasado constituyen una "base sólida" sobre la que construir el futuro de la compañía a largo plazo y afrontar "con garantías" los retos de 2020. No obstante, Seat explica que no puede hacer una estimación fiable sobre el impacto que tendrá la Covid-19 en sus cuentas de este curso.

Con el fin de mitigar los efectos del virus, Seat presentó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a sus 14.812 trabajadores en España. No obstante, aseguró que la medida se aplicará únicamente a los empleados que se vean obligados a interrumpir su actividad a causa de la Covid-19, como son las 10.500 personas que forman parte de la cadena de producción.

"Trabajaremos de forma muy intensa para afrontar los distintos retos que afectarán a nuestro negocio, como la caída de los mercados y, especialmente, los efectos de la Covid-19. La aplicación de medidas para asegurar la liquidez será de máxima importancia mientras siga la crisis. Cuando esta pase, la prioridad será retomar lo antes posible la producción y las ventas con normalidad”, ha señalado el presidente interino de la compañía y vicepresidente de Finanzas e IT, Carsten Isensee.

Seat registró un beneficio operativo de 352 millones, un 57% más, y un volumen de negocio de 11.157 millones de euros, un 11,7% más, impulsado por el incremento de las ventas. Las matriculaciones fueron de 574.078 vehículos, récord absoluto y un 10,9% superiores a las de un año antes. 

La compañía, perteneciente al grupo Volkswagen, incrementó un 4,2% el ingreso medio por vehículo, hasta 15.050 euros, gracias a los todocaminos y a la marca Cupra, que comercializó 24.662 coches, un 71,8% más que un año antes.

"Nuestras entregas avanzaron a doble dígito por tercer año consecutivo, en un contexto de ralentización. El objetivo principal para este año es mejorar la rentabilidad de nuestras ventas y estabilizar la cuota de mercado”, ha apuntado el vicepresidente comercial de Seat y consejero delegado de Cupra, Wayne Griffiths.

En 2019, las exportaciones de Seat -tanto de vehículos como de componentes- alcanzaron el 81% de su facturación -9.014 millones de euros-, una cifra que la consolida como la principal empresa industrial exportadora de España, con alrededor de un 3% de la cifra total de exportaciones del país.

En este contexto, y en el marco de su estrategia global, la compañía mira a América Latina con la ambición de crecer en esta región en el futuro. México es su mercado más importante en Latinoamérica y en el último año comenzó a operar en Chile y lanzó su plan de expansión en Colombia. La marca también ha puesto en marcha una estrategia de crecimiento en Perú en febrero de este año.

Seat Martorell fabricó 500.005 vehículos en 2019, lo que significa un 5,4% más que el año previo y su mayor volumen desde el año 2000, pese a los paros que provocaron el incendio en las instalaciones de uno de sus proveedores -Faurecia- y las protestas independentistas. Fue la factoría que más automóviles ensambló en España el año pasado.

La planta catalana terminó el curso con un grado de ocupación superior al 90% de su capacidad máxima y una producción de casi 2.300 vehículos al día. En 2020, la planta estrenará la fabricación del nuevo León, bajo las enseñas de Seat y de Cupra, y el Cupra Formentor. Además, por primera vez comenzará a fabricar vehículos electrificados con las versiones híbridas enchufables de la familia del León.

Con una plantilla básica de 14.663 personas a 31 de diciembre de 2019, Seat es uno de los mayores empleadores en España. El 98% de los trabajadores dispone de contrato indefinido. La marca abonará a sus empleados -adscritos al convenio colectivo- una paga de beneficios de 1.550 euros, 250 euros más de lo establecido en el convenio colectivo y la mayor de la historia.

En 2019, en el marco de la revisión de la estrategia de las marcas, mercados y sistemas de producción del grupo Volkswagen, Seat decidió aplazar su entrada en China y no formará parte del accionariado de JAC Volkswagen, aunque seguirá colaborando en las áreas de Diseño e I+D. Destinó 1.259 millones de euros a inversiones y gastos en I+D en 2019, un 3% más.

Por otro lado, la compañía también ha advertido de que las incertidumbres que presentan mercados como el Reino Unido o Argelia pueden dificultar su actividad. Por ejemplo, tras los cambios regulatorios acordados en Argelia a mediados de 2019, Seat tuvo que detener la producción de vehículos, como el resto de fabricantes implantados en el país. En la actualidad, Seat y el grupo Volkswagen están analizando con las autoridades del país las posibles vías para seguir operando.

Normas
Entra en El País para participar