La británica Ineo negocia la compra de la planta de Daimler en Hambach (Francia)

El grupo alemán busca flexibilizar y adaptar su producción a las condiciones actuales de mercado que ha provocado el Covid-19

Ineos Grenadier.
Ineos Grenadier.

Ineos Automotive está negociando con Daimler la compra de la planta de Mercedes-Benz en Hambach (Francia) para fabricar su nuevo modelo todoterreno Grenadier.

La empresa busca evitar así la construcción de nuevas fábricas y aprovechar las capacidades productivas de la instalación del grupo alemán, según ha informado en un comunicado la compañía fundada por el millonario y defensor del Brexit Jim Ratcliffe.

De hecho, Ineos ha paralizado la construcción de las plantas de Gales y Portugal, en las que preveía fabricar el Grenadier. Si finalmente se hace con el centro de Daimler, centralizará toda la producción en Francia.

Este movimiento se produce en un momento en el que la pandemia del Covid-19 ha impactado negativamente en todo el sector automovilístico, desencadenando una sobrecapacidad en todo el continente, y que ahora Ineos quiere aprovechar.

Pese a que la planta de Hambach es la cuna de los modelos Smart EQ fortwo, Daimler introdujo recientemente una línea dedicada a la construcción de todocaminos, que tienen un tamaño similar al futuro Grenadier.

El consejero delegado de la firma, Dirk Heilmann, ha señalado que la sobrecapacidad ha sido un "desafío" para el conjunto del sector y que la crisis del coronavirus les ha abierto nuevas opciones como la adquisición de esta fábrica en Francia.

"El Covid-19 ha tenido un impacto en nuestros cronogramas de construcción, que ha retrasado los trabajos de limpieza del terreno y la construcción por las medidas de distanciamiento social. La seguridad es, por supuesto, primordial, pero también tenemos la obligación de hacer lo correcto para el negocio, por lo que debemos evaluar estas nuevas oportunidades para mantener o mejorar nuestros plazos", ha aseverado Heilmann.

Daimler anunció la semana pasada que estaba estudiando la venta de la planta con el propósito de mejorar su estructura de costes y aumentar la eficiencia, sobre todo tras el impacto que ha provocado la crisis del coronavirus en el sector.

Según explicó la empresa, se trata de flexibilizar y adaptar la producción a las condiciones actuales de mercado, que ha registrado un hundimiento de las ventas a raíz de las medidas de confinamiento puestas en marcha por todos los gobiernos.

 

 

Normas
Entra en El País para participar