Mapfre se alía con GSI Investments para lanzar un fondo de impacto

La gestora especializada y la aseguradora quieren alcanzar los 50 millones de patrimonio

En el centro de la imagen, el Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunnus, junto con María Ángeles León, presidenta de GSI Investment, en una visita del primero a Madrid.
En el centro de la imagen, el Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunnus, junto con María Ángeles León, presidenta de GSI Investment, en una visita del primero a Madrid.

Francisco García Paramés, uno de los gestores de fondos más famosos de España, y su mujer, María Ángeles León, quieren convertirse en un referente de la inversión con impacto social. Hace un mes, lanzaron la gestora especializada Global Social Impact, GSI (presidida por León y controlada por la compañía familiar, Santa Comba) y ahora se han aliado con Mapfre para poner en marcha el primer vehículo de inversión.

Santa Comba (es decir, Paramés y León) y Mapfre van a desembolsar el capital inicial para arrancar el fondo. Aportarán entre las dos partes más de siete millones de euros, y el objetivo es que vehículo alcance los 50 millones de euros de patrimonio.

Este tipo de fondos combina una vocación puramente financiera (espera aportar rentabilidades a sus inversores de entre el 5% y el 8%), al tiempo que busca apoyar proyectos que obtengan mejoras sociales o medioambientales cuantificables, en los países donde opera. En el caso del fondo de impacto de GSI buscará financiar negocios consolidados en África Subsahariana y Latinoamérica, especializándose en tres sectores: agricultura, energía e inclusión financiera.

La figura jurídica bajo la que operará este fondo será la de fondo de inversión especializada (SIF, por sus siglas en inglés), de Luxemburgo. Su nombre será Alternative Fund Sicav-Sif -Global Social Impact Fund.

Mohammad Yunus como asesor

El fondo de impacto de GSI tendrá un comité asesor con personalidades de reconocido prestigio, el Premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus, el padre de los microcréditos. También estarán Francisco García Paramés y Agustín Vitórica, uno de los españoles con más experiencia en el mundo de los fondos de impacto.

GSI ha desarrollado un sistema de medición del impacto social de las inversiones, alineado con los estándares internacionales más consolidados, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por las Naciones Unidas.

Antes de presidir Global Social Impact, María Ángeles León ha estado más de 20 años dedicada a la filantropía a través de Open Value Fundation, con proyectos en Kenia, Malaui...

La mayor parte de la inversión se realizará de forma directa en préstamos y estructuras de deuda a corto plazo, aunque se deja un margen de hasta el 25% de capital


El papel de Mapfre AM

La gestora de fondos de Mapfre será el asesor de inversiones del fondo de GSI, mientras que la aportación del capital inicial lo hará el propio grupo asegurador.

Desde la llegada de José Luis Jiménez a la dirección general corporativa de inversiones de Mapfre, hace cuatro años y medio, la aseguradora ha puesto en marcha varios proyectos para convertirse en un referente en la inversión socialmente responsable, como la toma de una participación en la gestora francesa especializada La Financiére Responsable (LFR) o el lanzamiento de fondos que apuestan por empresas volcadas en la inclusión de personas con discapacidad.

Para Mapfre, la inversión en el fondo de GSI es una inversión alternativa más, que trata de desligar su evolución de la evolución de los mercados financieros. Este año, por ejemplo, las inversiones en bonos y en acciones se han depreciado mucho. En cambio, los fondos de impacto a penas se ven afectados por estas turbulencias.

En principio, el fondo no se ofrecerá entre clientes minoristas de Mapfre. Al tratarse de un fondo de inversión especializada, los mínimos de aportación son muy altos. Normalmente, por encima de los 150.000 euros. Además, el dinero no está disponible durante los primeros años. En el caso del fondo de GSI, hasta 2024 los inversores no podrán empezar a recuperar el capital desembolsado.

Recientemente, CaixaBank (líder español en banca y gestión de activos) ha empezado a vender el fondo de impacto Huruma (apoyado por la cooperación española). En este caso, el fondo está gestionado por la firma Gawa Capital, el referente español en fondos de impacto, que ya ha logrado retornos cercanos al 7% TAE en otros fondos previos similares.

Normas
Entra en El País para participar