Transporte

El Ejecutivo ultima un plan de ayudas para sostener a las aerolíneas

Ábalos afirma que las líneas ICO no han sido suficiente para reflotar al sector

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante su visita del pasado día 20 al Aeropuerto de Madrid-Barajas.
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante su visita del pasado día 20 al Aeropuerto de Madrid-Barajas.

El salvavidas para las aerolíneas españolas está en el horno, según ha confirmado esta mañana el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, durante su intervención en un foro telemático organizado por Thinkig Heads. El Gobierno, a través del Ministerio de Economía, ultima un plan de ayudas específicas con el objetivo de prestar apoyo al sector, duramente golpeado por la crisis del coronavirus.

"El Ministerio de Economía prepara un programa de ayudas de carácter estratégico para las compañía aéreas", ha recogido Europa Press de su intervención. Ábalos ha reconocido que la inyección de oxígeno viene a resolver unas necesidades que no han sido cubiertas con las líneas ICO establecidas al inicio de la crisis: "No han sido suficientes", ha señalado el ministro.

Las compañías aéreas españolas han dispuesto de financiación avalada por el ICO por entre 1.500 y 1.800 millones de euros

Los datos que maneja el Ejecutivo señalan que el sector aéreo ha accedido a financiación avalada por el ICO por una cifra de 1.500 a 1.800 millones de euros. Solo entre Iberia y Vueling han captado 1.010 millones de crédito que deben reembolsar de forma prioritaria en el medio plazo. Air Nostrum ha levantado otros 130 millones avalados por el banco público. Durante la celebración de la cumbre empresarial de CEOE fue el propietario de Air Europa, Juan José Hidalgo, quien señaló que las compañías no aguantarían sin impulso público.

José Luis Ábalos ha ligado la nueva aportación de liquidez al sector a la obligatoriedad de que devuelvan los billetes que habían vendido con antelación. Desde Transportes se afirma que las compañías aéreas saben del imperativo de devolver los importes de esos billetes, "porque así lo establece el reglamento europeo", ha recordado el ministro. "Las compañías saben que tienen que pagar y que, de lo contrario, se canalizarán las correspondientes reclamaciones a través de la Agencia de Seguridad Aérea", remarcó.

Esta condición entronca con la denuncia, por parte del Ministerio de Consumo, por la práctica de devolver reservas a través de bonos y no informar sobre el derecho de los viajeros a percibir el importe en metálico de sus billetes. Un extremo que fue desmentido por Iberia o Wizz Air.

Motor económico

El transporte aéreo es considerado como una de las mayores palancas de desarrollo para el turismo, que emplea al 13% de la población y representa más del 12% del PIB. Más del 80% de los extranjeros que entran en el país lo hacen en avión. Las aerolíneas y su actividad inducida ofrecen empleo a dos millones de personas y facilitan la conectividad de España. La crisis sanitaria se traduce para el sector en la pérdida estimada de 14.300 millones en ingresos y de 114 millones de pasajeros.

Respaldo público

El plan para sostener a las aerolíneas españolas llega después de que la Comisión Europea haya dado luz verde esta mañana a financiación alemana por 9.000 millones a Lufthansa o de que aprobara el salvavidas para la portuguesa TAP.

En España han anunciado planes de reactivación referencias como Iberia, Vueling, Air Europa o Volotea. Pero las aerolíneas arrancan en estos días con programas recortados, buena parte de sus flotas aún en tierra y las plantillas afectadas por ajustes temporales de empleo. Ante la incertidumbre que rodea a la recuperación de la demanda, el sector ha pedido la extensión de los ERTEs por causa de fuerza de mayor hasta el 31 de marzo.

También exige mayores exenciones por parte del gestor aeroportuario público Aena, que ha accedido a bonificar entre un 75% y un 100% de la tasa de aterrizaje en función del grado de recuperación de la capacidad de cada una de las compañías. Un guiño que el Gobierno cuantifica en unos 25 millones de ahorro para las aerolíneas, pero que estas ven insuficiente. Las aerolíneas, a través de la asociación ALA, reclaman rebajas en la tarifa de pasajeros y que estas no sean vinculadas al nivel de actualidad.

Normas
Entra en El País para participar