Aerolíneas

Wizz Air desmiente a Consumo y asegura que cumple con el derecho de devolución de los billetes

La 'low cost' afirma que no recibió ninguna notificación previa a la acción de cesación contra 17 compañías

Avión A321 de la aerolínea Wizz Air.
Avión A321 de la aerolínea Wizz Air.

La aerolínea de bajo coste Wizz Air ha salido esta mañana al paso de la acción de cesación del ministerio de Consumo contra 17 compañías aéreas por no informar a los viajeros del derecho a la devolución del importe de los billetes de vuelos cancelados. Desde Wizz se ha desmentido “tajantemente” que el ministerio que lidera Alberto Garzón comunicara a la empresa su disconformidad con el trato dispensado a los consumidores. También se rechaza el extremo de que no se haya informado de los derechos que acogen a los viajeros ante la suspensión de operaciones por causa del Covid-19.

Wizz, que cree que Consumo ha podido incurrir en un error incluyéndola en la lista de aerolíneas denunciadas, asevera que ha cumplido con el reglamento europeo que, entre otras cosas, obliga a ofrecer el reembolso de los billetes. La aerolínea explica que dentro de su política se trata de incentivar el cambio del importe por crédito para futuros viajes. El cliente, en este caso, recibe el 120% del coste de su reserva. De no optar por esta oferta, Wizz dice reembolsar el 100% del efectivo.

Wizz señala que las devoluciones en efectivo se producen dentro de los 30 días siguientes a la suspensión de un vuelo

Tras las acusaciones del Gobierno español, Wizz Air, que es una de las mayores low cost de Europa (40 millones de viajeros en 2019), argumenta que comunica de forma automática por correo electrónico las opciones de reembolso. La empresa asegura que esa comunicación es inmediata. De forma simultánea, el cliente tendría acceso a información en su cuenta habilitada en la web wizzair.com. En cuanto a los plazos de las devoluciones en efectivo, Wizz señala que estas se producen dentro de los 30 días siguientes a la suspensión de un vuelo.

Esta low cost, como ya hiciera Iberia la semana pasada, recuerda que fue de las primeras referencias del sector aéreo en reanudar sus vuelos con España, en este mes de junio y su intención es alcanza la mayor capacidad posible en julio. Además de defenderse, las aerolíneas están tratando de poner en evidencia al ministerio de Garzón ante el resto del Gobierno. Su argumentación se basa en el esfuerzo realizado para sobrevivir, reactivar motores y alimentar la conectividad y el turismo de España, como sector esencial en la recuperación, mientras son demandadas por Consumo.

“Estamos convencidos de que a medida que las restricciones se alivien, Wizz Air podrá transportar cada vez más pasajeros hacia y desde España y apoyar a la industria turística local. Para nosotros es fundamental dar la mejor atención posible a nuestros clientes españoles, así como cumplir todos los requisitos del reglamento europeo”, ha señalado Andras Rado, portavoz de la aerolínea en España.

Wizz Air, con una flota de 122 aviones, vuela desde destinos en el Centro y Este de Europa (Austria, Hungría, Bulgaria, Rumania, Polonia, Ucrania, Letonia, Georgia, Macedonia y Lituania) a Madrid, Barcelona, Zaragoza, Málaga, Alicante, Tenerife, Fuerteventura, Lanzarote, Valencia, Santander, Ibiza y Palma de Mallorca.

Fe de errores

u

Normas
Entra en El País para participar