Aena invertirá 1.200 millones hasta el final de 2021 y prepara rebajas tarifarias

Maurici Lucena aegura que los proyectos de ampliación de Barajas y El Prat siguen en pie

El presidente de Aena, Maurici Lucena.
El presidente de Aena, Maurici Lucena.

El operador público aeroportuario Aena se dispone a pisar el acelerador de la inversión como bálsamo ante la presente crisis económica. Consciente de su papel tractor de actividad, la compañía pública ha recuperado, desde hace tres semanas, su actividad inversora y prevé destinar 1.200 millones de capex entre 2020 y 2021 a distintos proyectos, según ha señalado esta mañana su presidente, Maurici Lucena, durante la cumbre empresarial promovida por la CEOE en busca de medidas para superar el impacto del Covid-19.

Lucena asegura que las ampliaciones de Barajas y El Prat siguen en pie, aunque lo normal es que deban modificar sus calendarios. Días atrás, el ministro José Luis Ábalos comentó en el Senado que esas obras podrían retrasarse a 2022.

Lucena espera que las restricciones a la movilidad se mantengan, en mayor o menor nivel, "durante los próximos meses"

Pocos activos tan visibles como son los aeropuertos están reflejando el impacto de la Covid-19 en la normalidad de millones de ciudadanos de todo el mundo.Maurici Lucena ha resaltado que la crisis económica actual es "la más inesperada, singular y compleja que ha conocido el mundo contemporáneo, también la más profunda, aunque nos queda la esperanza de que sea corta".

El presidente de Aena espera que las restricciones a la movilidad se mantengan, en mayor o menor nivel, "durante los próximos meses". Además de las consecuencias económicas para las familias y, por extensión, para el consumo, el ejecutivo ha advertido del impacto psicológico que supone el confinamiento entre la población a la hora de recuperar su actividad anterior.

Respecto al sector turístico y su propio negocio, Aena ha sufrido caídas de tráfico de más del 99% entre abril y mayo: "Están siendo los meses más duros de nuestra historia". La empresa pública va a enlazar un año récord en beneficio y viajeros, como fue 2019, con otro que será "muy malo". El gestor aeroportuario cuenta con más de 3.000 millones de liquidez, tras levantar deuda esencialmente entre bancos españoles, "lo que nos da tranquilidad para encarar los próximos meses".

Maurici Lucena ha hablado de un mayor optimismo en las últimas semanas respecto a la recuperación de la actividad a la vista de los planes de múltiples aerolíneas. También ha garantizado la seguridad de acudir a los aeropuertos y tomar un vuelo. La operadora de plazas como Barajas y El Prat lleva semanas de trabajo, en coordinación con las agencias de salud y seguridad aérea, en la adaptación de las infraestructuras a la nueva normalidad que impone la Covid-19.

Motor económico

"Somos conscientes del efecto tractor que producimos en otros muchos sectores y hemos tratado de ser sensibles, con descuentos, exoneraciones y aplazamientos en los pagos". La medida más reciente de la compañía dependiente del Ministerio de Transportes ha sido diseñar un incentivo comercial para que las aerolíneas pongan más aviones en las pistas: "Haremos un descuento en las tarifas de aterrizaje para que haya más movimiento en los próximos meses. Ahora nos fijamos más en el número de aviones operando que en el volumen de pasajeros".

Aena viene de aplazar la tasa de estacionamiento ante los centenares de aviones que se han visto obligados a mantenerse en tierra durante la obligatoria restricción a la movilidad. También ha perdonado la renta a las actividades comerciales prestadas en las terminales de los aeropuertos de la red, pese a lo que estas empresas reclaman un urgente reequilibrio de sus contratos, basados en una renta mínima garantizada pagada a Aena, a la vista de que el tráfico de viajeros tardará en recuperarse.

La medida de la rebaja tarifaria llega después de que el Gobierno decidiera repercutir los costes sanitarios de los aeropuertos, para prevenir la Covid-19, en los precios que pagan las aerolíneas por operar. Se busca ahora incentivar la vuelta de las compañías pese a que, según vaticina el sector, la demanda no volverá a los términos de 2019 como mínimo hasta 2023.

Normas
Entra en El País para participar