Iberia renegocia con Airbus la flota y retira 14 aviones de larga distancia

Luis Gallego tiene luz verde de IAG para jubilar todos los A340 y pacta con Airbus un nuevo calendario de entregas

Flota de Iberia
Uno de los 14 aviones A340 de la flota de Iberia que van a ser retirados.

“Iberia saldrá con menor flota de esta crisis y, previsiblemente, será para los próximos cinco años”, advirtió el martes el presidente de la aerolínea, Luis Gallego, durante su participación en la cumbre empresarial organizada por CEOE. El ejecutivo tenía ya bajo el brazo el plan de adaptación a la nueva normalidad en que España entra el próximo lunes. De hecho, según ha podido saber Cinco Días, ha elevado un informe al comité ejecutivo de IAG y cuenta con el visto bueno para ecometer el ajuste de flota tras años de crecimiento y compras.

La mayor compañía española de red, con 144 aparatos y 139 destinos, empezará por prescindir del paquete más antiguo de aviones de larga distancia. Esto es renunciar a las 14 unidades del A340 que Iberia mantenía en pleno funcionamiento y que han venido prestando servicio en rutas a América.

La compañía, que regresará el 1 de julio con un escueto programa, tenía abierto el debate sobre el futuro de los A340 desde hace más de cuatro años y la decisión, antes de que se desatara la pandemia, era retirar cuatro de ellos a lo largo de este 2020. Pero finalmente se acelera el plan, a causa de la crisis, y a ese adelgazamiento ya planificado se suman las otras diez aeronaves.

La compañía tiene numerosos vencimientos de arrendamientos de aparatos A319 y A320 a corto plazo

Los A340, con cuatro motores, son notablemente menos eficientes que sus sucesores A330 y A350, pero prestaban un servicio competitivo, en un contexto de combustible barato, en destinos denominados calientes y en altura (hot and high, en el argot aeronáutico), de los que Iberia vuela a varios en Latinoamérica.

Distintos ciclos de relajación en el precio del petróleo en los últimos años, así como las coberturas contratadas para prevenir su volatilidad, hicieron que Iberia apostara por renovar los interiores de los A340 para mantenerlos en los cielos. Algo que, a juicio de la compañía, ya no tiene sentido en medio de la previsible contracción de la demanda y las posibles restricciones a los vuelos intercontinentales.

Solo para 2021, la asociación Iata prevé un descenso del 36% del volumen de tráfico mundial respecto a las cifras de 2019. Y ello sin contar con posibles rebrotes de gravedad en la pandemia. Entre los escenarios que maneja Iberia, en el mejor de los casos su oferta de asientos para 2021 será un 20% inferior a la de un ejercicio normal como fue 2019.

En las últimas semanas se ha buscado adaptar a la crisis la llegada de 29 aviones: 11 A350 a partir de 2021 y 18 A320 neo, de los que seis entran este año

Con la jubilación de los A340, Iberia bajará de inmediato de los 144 aviones actuales a una cifra de 130 aeronaves, pendiente de la posible suspensión de arrendamientos operativos y, por tanto, del eventual acercamiento al centenar de unidades, teniendo en cuenta a Iberia Express e Iberia Regional.

Flexibilidad

Iberia ha puesto en revisión los arrendamientos operativos de los A320 ceo y A319. Entre este año y 2022 cumplen “un número significativo de contratos de renting”, explican fuentes cercanas a la empresa, y la aerolínea tendrá margen para decidir si los renueva o renuncia a ellos en función de cómo responda la demanda. Según las cuentas del grupo Iberia correspondientes a 2018, hay 63 aviones en arrendamiento operativo o renting, de los que 29 vencen entre 2020 (ocho unidades), 2021 (15) y 2022 (seis). De esta flota, 11 son A319 y otros tantos A320. La factura anual del grupo por renting supera los 250 millones.

En una tercera vía de ahorro, Luis Gallego y su equipo han llegado a un acuerdo con su fabricante de cabecera, Airbus, para fijar un nuevo calendario de incorporación de A350 y A320 neo. En este momento, Iberia tiene pendientes de entrada 11 unidades del A350 (hoy llega el noveno A350, sobre 20 adquiridos, a los hangares de Iberia) y 18 A320 neo. De estos últimos, seis vendrán este año y los 12 restantes se repartirán en los próximos ejercicios.

Un A340 de Iberia, con cuatro motores, en pleno vuelo.
Un A340 de Iberia, con cuatro motores, en pleno vuelo.

El recorte de flota también acecha a British Airways y está decidido en Air France, Lufthansa, Easyjet, Alitalia y, de forma mucho más drástica, en Norwegian.

El presidente Luis Gallego ha sugerido al Gobierno español que debe aprovechar la oportunidad de liderar un plan renove, desde el seno de la UE, para modernizar las flotas de unas compañías nada incentivadas a día de hoy. No ayudan el creciente endeudamiento del sector por la crisis ni la menor demanda esperada, mientras continúa la emegencia climática.

IAG diseña su reconversión

Nueva estrategia y objetivos. El holding de aerolíneas IAG trabaja en las últimas semanas con asesores externos en el rediseño de su estrategia, según informó Bloomberg. El impacto de la pandemia ha provocado que se pongan sobre la mesa la reforma de los planes financieros y operativos del grupo, así como de cada una de las aerolíneas. Este trabajo sentará las bases de la nueva etapa, con Luis Gallego como consejero delegado a partir del 24 de septiembre.

Recortes de flota y despidos. Los ajustes de producción, medida en asientos ofertados (AKO), de las dos grandes aerolíneas de IAG, British e Iberia, vendrá compañados de salidas de personal. En British se ha cuantificado un excedente del 28% de la plantilla o 12.000 efectivos. En Iberia, el ERTE afecta al 90% de los 16.000 empleados, pero la simple renuncia a mantener los A340 afectará a decenas de pilotos y tripulantes de cabina. El ajuste dependerá de la duración de los citados despidos temporales.

Contactos con los trabajadores. El equipo directivo de Iberia ha mantenido encuentros con los representantes de la plantilla en los que ha ido informando sobre la decisión de adelgazar la flota. Tampoco se ha escondido la previsible reducción de personal en un contexto de dura caída de los ingresos y en el que urge reducir costes y preservar la caja.

Normas
Entra en El País para participar