El Gobierno planea aprobar las ayudas al motor el martes

Renovación del parque mediante la venta de coches menos contaminantes y un cambio de la fiscalidad, entre los principales ejes del plan

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate de la sexta prórroga del estado de alarma en el Congreso, este miércoles.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate de la sexta prórroga del estado de alarma en el Congreso, este miércoles. AFP

El Gobierno prevé aprobar el plan de ayudas a la industria de la automoción en el Consejo de Ministros del próximos martes, según confirmaron fuentes de Moncloa y del sector a CincoDías. El anuncio llegaría así un mes y poco después de que el sector presentara un primer borrador a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Las patronales Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios), Ganvam (distribución) y Sernauto (proveedores) reclaman 400 millones de euros para impulsar la demanda, en mínimos históricos a causa del Covid-19. Además, demandan que se respete la neutralidad tecnológica y, por tanto, no se dejen fuera de los incentivos a los vehículos de gasolina y diésel, muy cuestionados en los últimos dos años.

El motor viene advirtiendo desde hace tiempo de que los coches diésel modernos son la única alternativa para reducir las emisiones y rejuvenecer el parque móvil, el segundo más antiguo de Europa con 12 años de media, hasta que los eléctricos alcancen un precio asequible para el público de masas. Con la renta per cápita española, solo el 19% de las familias puede acceder a un coche de este tipo.

Asimismo, solicitan que se cambie el actual impuesto de matriculación por uno nuevo que grave el parque según sus emisiones de CO2, así como que se aplace liquidación de impuestos y cotizaciones, entre otras medidas. El motor, que supone el 10% del PIB y el 9% del empleo, es uno de los sectores más afectados por el coronavirus, con al menos 350.000 personas afectadas por ERTE y con unos pronósticos muy malos para este año: caída de las ventas de entre el 40% y el 45% (por debajo de los 700.000 coches) y bajada del 25% de la producción. Dichas cifras colocan la situación en el mismo entorno de los peores años de la crisis económica.

El Gobierno pospuso este martes la aprobación de la segunda edición del Moves, de impulso a la movilidad eléctrica y alternativa, con 65 millones de euros y ayudas de hasta 5.500 euros a la compra de coches eléctricos, para previsiblemente incluirlo dentro de este plan general.

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, anunció el domingo pasado, tres días después de conocerse el cierre de Nissan en Barcelona, que el Gobierno apoyaría al automóvil con un plan para “acelerar la transición de la industria hacia la fabricación y venta de vehículos más limpios y sostenibles”.

Sin entrar en detalle, Sánchez señaló que los principales ejes del plan serían: la renovación del parque mediante la venta de coches menos contaminantes, el impulso a la I+D+i, un cambio de la fiscalidad, el fortalecimiento de la liquidez de las empresas y medidas de ámbito laboral. El Gobierno trabaja con los presupuestos heredados del PP, por lo que el plan para el motor dependerá de los 140.000 millones que España recibirá del fondo europeo.

Normas
Entra en El País para participar