La reunión de la OPEP, en el aire por un acuerdo entre Rusia y Arabia Saudí

El encuentro estaría pendiente de que algunos países aceptaran un mayor recorte por no haber cumplido sus cuotas de producción estos meses

Encuentro OPEP

El petróleo sumaba este miércoles una nueva sesión al alza y el barril de Brent cotizaba por encima de los 40 dólares por primera vez desde la ruptura entre Arabia Saudí y Rusia en el seno de la OPEP+ ante la posibilidad de que esta organización pudiera ampliar en el tiempo los recortes acordados en abril. Y por el momento, parece que será así: ambas potencias habrían acordado una extensión de un mes, es decir, hasta finales de julio, pero condicionada a que países como Irak y Nigeria, que no han seguido las restricciones impuestas hasta ahora, se comprometen a hacerlo en un futuro y reduzcan su producción estos meses en mayor medida más debido a su incumplimiento.

El encuentro en el que la OPEP abordaría esta cuestión estaba programado inicialmente para el 9 y 10 de junio, pero la organización había decidido adelantarlo a este jueves, fecha que ahora está en el aire debido a los criterios impuestos por Rusia y Arabia Saudí. La situación ha llegado hasta tal punto que fuentes citadas por Bloomberg indican que el encuentro podría no celebrarse tampoco la próxima semana y retrasarse a mediados de junio. Todo ello ha desencadenado una incertidumbre en el mercado que ha llevado al Brent a caer más de un 1%, aunque predomina la volatilidad, con alzas o caídas moderadas.

Los expertos consideraban hasta ahora muy probable una ampliación de los recortes acordados el pasado mes de abril, por el cual se rebajaba la producción en 9,7 millones de barriles al día desde el 1 de mayo hasta el 30 de junio. A partir de esa fecha, las restricciones se irían suavizando, de forma que pasaría a ser de 7,7 millones de barriles diarios hasta el 31 de diciembre mientras que, desde el 1 de enero de 2021 hasta el 30 de abril de 2022, será de 5,8 millones. Con el acuerdo entre Rusia y Arabia Saudí, la disminución de los recortes no llegaría hasta mes de agosto y ayudaría a que el precio del crudo recuperar en parte los niveles previos al brote de coronavirus, a medida que las medidas de desconfinamiento impulsan la demanda al tiempo que la oferta disminuye.

El problema surge por el incumpliento de Irak y Nigeria de lo acordado en abril. Según cita Bloomberg, ambos países habrían producido más de lo establecido y la OPEP les exigiría ahora que su producción en los siguientes meses fuese menor que la del resto de países para compensar lo ocurrido. Irak habría respondido a la advertencia de la OPEP a través de un tuit a principios de semana en el que explicaba que su infracción se había debido a problemas técnicos. "A pesar de las severas restricciones financieras de Irak, estamos solucionando los problemas técnicos que nos permitan reducir aún más nuestra producción de petróleo", tuiteó el el ministro de finanzas y de petróleo del país, Ali Allawi.

Su homólogo nigeriano publicó un mensaje similar en Instagram este martes en el que reconocía que Nigeria solo había llevado a cabo la mitad de los recortes fijados el mes pasado, pero prometió que cumpliría la cuota que le corresponde en el mes de junio.

Normas
Entra en El País para participar