Infraestructuras

Transportes prepara el terreno a la inversión privada en construcción para superar la crisis

El Ministerio estudia un plan de concesiones y anuncia para final de año el anteproyecto de la Ley de Movilidad y Financiación del Transporte

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la titular de Hacienda, María Jesús Montero.
El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la titular de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno va a contar con la iniciativa privada en infraestructuras y vivienda para buscar la remontada a la crisis del coronavirus. Tras años de sequía en la licitación de concesiones, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, adelantó ayer en el Senado que su departamento espera presentar a finales de año un Anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte. Una norma que “marcará criterios para seleccionar inversiones, avanzar en la sostenibilidad financiera de las infraestructuras y resolver inconsistencias del modelo viario”, afirmó en clara alusión a la necesidad de reactivar el debate sobre el pago por uso en las carreteras para sufragar su conservación.

En el posterior turno de intervenciones, el titular del ministerio de la inversión pública incidió en que el país debe encontrar un sistema, para garantizar la financiación de la red de carreteras, que surja del “consenso y del realismo”.

Antes de la creación de este nuevo marco, Transportes seguirá “explorando aquellas fórmulas de colaboración con el sector privado mediante contratos de concesión que permitan abordar actuaciones prioritarias, pero siempre salvaguardando la viabilidad futura de estas fórmulas”. Tanto el ministerio de Ábalos como Hacienda trabajan de forma coordinada para presentar a Eurostat “un modelo que equilibra los riesgos y que posibilitará desarrollar proyectos concretos en breve plazo”. La clave está en que esta inversión, que movilizará recursos privados, no compute en el déficit.

Oferta del sector

Los grandes grupos de infraestructuras han visto en esta nueva crisis una oportunidad única para impulsar el sistema concesional, ofreciendo capital y capacidad de levantar crédito en un momento de parón económico. Las empresas alimentarían así sus actividades de construcción y el empleo, al tiempo que recuperarían lo aportado, con una tasa de rendimiento, a lo largo de los años.

Barajas y El Prat no arrancarán sus ampliaciones antes de 2022

El gestor aeroportuario Aena mantiene sus grandes planes de inversión a pesar de la crisis y el desplome del tráfico aéreo. Pero las mayores actuaciones, la ampliación de Madrid-Barajas y Barcelona- El Prat, tendrán que esperar.

El ministro de Transportes avanzó que esos proyectos no se pondrán en marcha antes de 2022. Ni se esperan tensiones en la demanda ni Aena puede estresar su caja en plena crisis.

Ábalos sí señaló que la pública ha retomado sus inversiones a corto plazo, incluidas en el plan DORA 2017-2021. “Aena va a reactivar las inversiones paralizadas por la Declaración del Estado de Alarma como consecuencia del Covid-19, aunque en algún caso, pueda haber retrasos de inversiones previstas para 2020 que pasarán a 2021”.

El ministro remarcó que no se espera que el sector aéreo alcance hasta 2022 ó 2023 los niveles de viajeros que atendió en 2019.

“Nuestra red de carreteras actual es destacable a nivel mundial; sin embargo, el modelo de financiación puede llevarla a la obsolescencia en pocos años” ha advertido el presidente de ACS, Florentino Pérez, en una entrevista concedida a la revista Carreteras. El ejecutivo añade que es necesario “obtener los recursos necesarios para remodelarla, adaptarla a los nuevos avances tecnológicos y conseguir la sostenibilidad del conjunto del sector”. Para ello, Pérez estima “fundamental el modelo de financiación público-privada para mantener nuestras infraestructuras y destinar el dinero que hoy dedicamos a su conservación y reposición a los gastos sociales”.

Estas reflexiones del presidente de ACS coinciden casi al milímetro con las realizadas por otros notables del sector de las infraestructuras en los últimos días, como Rafael del Pino (Ferrovial), José Manuel Entrecanales (Acciona) o Pablo Colio (FCC). Empresarios que ofrecen financiación privada para la construcción y mejora de infraestructuras de transporte, hidráulicas y sociales. Incluso desde la banca fue Ana Botín la que anticipó en una entrevista concedida a El País que el Santander analiza con constructoras y el Gobierno la posibilidad de promover 150.000 viviendas destinadas a jóvenes.

Al respecto, el ministro Ábalos insistió ayer en su comparecencia ante el Senado en la necesidad de modelos de colaboración público-privada para sacar adelante los planes de vivienda, al tiempo que habló de un impulso a la obra menor a través del Plan de Rehabilitación, “con el objetivo de promover la rehabilitación edificatoria, así como actuaciones de regeneración y renovación urbana y rural, que sirva además como palanca para la creación de empleo”.

Planes sobre la mesa

Una vez extendido en toda Europa, también en América o Asia, el paradigma de que es necesario alimentar la maquinaria de la gran inversión pública para acelerar la recuperación y reanimar el empleo, el Gobierno español recupera planes que se quedaron en la fase de diseño o tramitación en la pasada legislatura.

ACS, Ferrovial, FCC y Acciona presionan en las últimas semanas a favor de la colaboración público-privada

Entre ellos figuran el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras, el del citado pago por uso en las autovías, o la adaptación del modelo de colaboración público-privada para la vivienda protegida.

El Gobierno, eso sí, trata de extremar las precauciones a la vista de experiencias fallidas como la de las autopistas radiales, todas ellas rescatadas tras la crisis financiera, o la fuerte carga que supone el pago diferido de la remodelación y conservación de las autovías de primera generación.

Responsables y técnicos del Ministerio de Transportes mantienen contactos desde el arranque de la crisis con colectivos como Seopan, cuyo presidente, Julián Núñez, vuelve a ser punta de lanza en el ofrecimiento de la inversión privada de los ACS, Ferrovial, Acciona, Sacyr o FCC.

El ministro ha colocado a la rehabilitación de viviendas como uno de los motores de la recuperación

Seopan acaba de actualizar sus propuestas de inversión con la presentación del Plan de Infraestructuras para la Reconstrucción Económica y Social de España, en el que se propone activar proyectos por 157.000 millones de euros para cumplir con la Agenda 2030.

ENA 2

Distintos fondos de inversión piensan incluso en la vía de la concesión del mantenimiento y conservación de las autopistas rescatadas por el Gobierno, paquete para el que piden el incentivo de incluir las autopistas que acaban de levantar barreras o están a punto de hacerlo: AP1, AP2, AP7 y AP4. Se trataría de repetir la experiencia que supuso la relicitación de la Empresa Nacional de Autopistas (ENA), constituida en 1983 y vendida a Sacyr en 2003. Con estas infraestructuras ya maduras, actualmente bajo el paraguas del Ministerio, jugadores privados invertirían en mejoras y en la citada conservación a cambio de peajes blandos o de un sistema de pago por disponibilidad.

Sobre este último modelo, la nueva Asociación Madrid Capital Mundial de la Ingeniería, Construcción y Arquitectura, que incluye a referencias como FCC, Sacyr y Acciona, prepara propuestas como es la de la remodelación del cierre norte de la M-30 en Madrid.

Vivienda y puertos

Las buenas noticias para el sector de la construcción no se quedaron ayer en la reapertura del debate del pago por uso o en la disposición del Gobierno a crear un nuevo marco para la financiación de infraestructuras. José Luis Ábalos afirmó que la ejecución de vivienda social y la rehabilitación “tendrán un efecto tractor de la recuperación económica y del empleo”.

El Gobierno ultima un plan de 4.000 de inversión en los puertos para los próximos cinco años

El Gobierno trabaja ya en la reorientación de los programas de ayudas del Plan Estatal de Vivienda, cimentándolo en el citado programa de rehabilitación de edificios, actuaciones de regeneración y renovación urbana y rural, y en un programa de acceso a la vivienda, “para promover el alquiler, la promoción de vivienda asequible en alquiler social y el fomento y mantenimiento del parque público de vivienda”. Unas iniciativas que se suman a la intención de promover 20.000 casas para alquiler.

Otro motor a corto y medio plazo estará en los puertos. El Plan de Inversiones Productivas en el sistema portuario “movilizará 4.000 millones en cinco años”, avanzó el ministro. De forma paralela se mantendrá el esfuerzo de mejora de las conexiones ferroviarias y viarias a los puertos con una cofinanciación con cargo al Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre. Este último capítulo está presupuestado en 426 millones de euros a lo largo de la legislatura.

Una herencia de 80.000 millones en proyectos por ejecutar

Transportes prepara el terreno a la inversión privada en construcción para superar la crisis

Política condicionada por el pasado. Herencia o cartera de proyectos, según se mire, pero el Ministerio de Transportes tiene compromisos para ejecutar actuaciones por 80.000 millones de euros que marcan su estrategia. “Es importante tomar conciencia del punto en el que nos encontramos, pues se han heredado una serie de compromisos planteados que, sólo en infraestructuras terrestres, viarias y ferroviarias, se acercan a los 80.000 millones de euros”, subrayó ayer el ministro José Luis Ábalos. Con todo, la Estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada, y la futura Ley de Movilidad, buscan establecer normas para priorizar las inversiones.

Salvavidas para el transporte. Ábalos se refirió al dificil camino que tiene por delante el sector del transporte, “especiamente el aéreo y el ferroviario, con notable incidencia en el turismo”, hasta recuperar la normalidad. El ministro cree que, tras la hibernación, atravesarán una importante crisis en los próximos meses. “Por ello, es necesario seguir trabajando en un esquema de protección de rentas y de liquidez para el transporte”, insistió tras haber ofrecido en anteriores ocasiones un plan para la reactivación.

Crisis en el sector público. Desde el Goibierno se han vetado los ajustes de empleo en empresas públicas como Aena, Renfe o Adif, a pesar de que las tres han sufrido un drástico desplome de los ingresos por la pandemia. En consecuencia, afirmó el ministro en el Senado, “deben acomodar sus servicios y su actividad inversora a esta nueva situación”. Ábalos se refirió a la financiación europea como necesario sostén de la inversión pública y de la privada en España durante esta crisis.

Normas
Entra en El País para participar