Botín espera que Santander valore de nuevo el pago de dividendo en octubre

La presidenta del banco propone un plan de vivienda con hipotecas parcialmente avaladas por el ICO

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en una imagen de archivo.
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en una imagen de archivo.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, espera poder volver a valorar el pago de dividendo en octubre, según señala en una entrevista que publica este domingo el diario EL PAÍS. La directiva reclama en esa entrevista un plan de choque para crear empleo y un plan de futuro a medio plazo para consolidar un modelo de crecimiento que permita crear empleo privado. Entre sus propuestas baraja una gran iniciativa para dar hipotecas avaladas parcialmente por el ICO y considera crucial "salvar el verano" para el sector turístico.

"Hemos cambiado mucho en estos años y a raíz de esta crisis la confianza va a ser todavía más importante. Hemos tomado muchas medidas para ayudar tanto en la emergencia sanitaria, como a nuestros clientes afectados por la crisis económica, y estos lo reconocen y lo valoran. Pero no podemos ser complacientes. Siempre hay que hacer más, aunque no podamos llegar a todo. Haciendo las cosas de manera responsable, nuestros accionistas también se verán recompensados. Espero que en octubre la situación sanitaria y económica global nos permita valorar de nuevo el dividendo", señala Botín, que asegura que el banco afronta la crisis "en una situación de gran fortaleza".

En esta crisis, aparte de las iniciativas solidarias, el banco ha estado prestando más de 1.000 millones de euros diarios a clientes que lo necesitan. Estamos tramitando moratorias a seis millones de clientes del grupo. Hemos hecho muchísimas cosas y me gusta resumirlo en que somos parte de la solución. Tenemos que atender de manera equitativa a empleados y clientes y apoyar a la sociedad. Cuando surge un problema tenemos que estar ahí. Y así ofreceremos un retorno atractivo a nuestros accionistas. Esto es ser un banco o una empresa responsable.

En estas crisis hay que saber qué es lo urgente y qué es lo importante, pero puede esperar. Para mí lo primero ha sido proteger a todos nuestros empleados, entendiendo que la banca, como se ha entendido, es un servicio esencial y que debemos tener sucursales y servicios disponibles. Y segundo, asegurar la continuidad del negocio, que en nuestro caso es asegurar la solvencia del balance, la liquidez y prestar el mejor servicio a nuestros clientes. La liquidez para la economía, tanto personas como empresas, es esencial en una crisis aguda como la que estamos viviendo. Ha sido mi foco y de todo el equipo de Banco Santander, en España y en el mundo.

Recetas para la economía

"Tenemos que actuar, a corto plazo, con un plan de choque que impulse sectores generadores de empleo; que considere las capacidades de nuestra actual fuerza laboral y en paralelo, un plan de futuro a medio plazo, más estratégico para invertir en áreas de crecimiento, en digital, ciencias de la salud, en tecnología, en la economía verde...", dice Botín en la entrevista concedida a EL PAÍS.

Botín señala que Santander está trabajando en un plan de colaboración público- privada, concretamente con el ICO, para ayudar a los jóvenes a comprar su primera vivienda. En ese programa, el comprador pagaría tan solo un 5% del valor de la casa y el banco le daría la hipoteca por el 95% con una garantía del ICO del 20%. "Solo por dar un ejemplo: si gracias a este esquema de colaboración público-privada pudiéramos construir 150.000 viviendas, estaríamos creando unos 500.000 puestos de trabajo y ayudando a miles de jóvenes a independizarse. Salvaría a muchas pymes y autónomos, y reduciría la factura del desempleo". explica. "A corto plazo, tenemos que pensar también en el turismo y la hostelería. Hay que salvar el verano, porque así estaremos ayudando a que muchas empresas no desaparezcan y con ello, a que la salida de esta crisis sea más rápida", añade.

"Si apoyas a las empresas, apoyas a los trabajadores. Estamos en una crisis aguda", indica la presidenta del banco. "Debemos ser conscientes que el Estado de Bienestar no se puede pagar indefinidamente con deuda. Hay que pagarlo recuperando los niveles de empleo que lo hacen sostenible y justo", declara. "Necesitamos una visión compartida sobre la España del futuro, basado en principios muy claros y transparentes y con el apoyo de una amplia mayoría de la sociedad", subraya.

Los avales del ICO

La presidenta de Banco Santander asegura que el modelo de avales públicos está testado y funcionando bien en general, pero también "tiene algún problema puntual". "Santander tiene una cuota total de crédito del 18%, pero en empresas es del 27% y nos han dado el 18%", explica. "Hemos tenido una gran demanda y todavía no hemos podido responder a todas las solicitudes. Por eso es tan importante que habiliten los 100.000 millones cuanto antes. Los bancos y el Gobierno estamos colaborando de una manera muy positiva, aunque quizá hubiera sido más efectivo si se hubieran atendido las peticiones por orden de llegada, como se ha hecho otras veces en las líneas ICO y en países como Alemania, y no por un sistema de asignación de cuotas", añade.

Además, Botín también señala que mientras que el programa de avales a través del ICO equivale al 10% del PIB, el equiparable en Alemania supone el 30% del PIB alemán. "Si esta asimetría de respuesta no se compensa con regulación de competencia y con un programa fiscal europeo se corre el riesgo de poner en desventaja a las empresas españolas. No solo por la cuantía el programa, sino por los dispares porcentajes de garantía que hay en uno y en otro programa. En España, en las líneas ICO, los bancos, además de aportar la liquidez, asumimos entre el 20% y el 30% del riesgo", explica.

Con respecto a las críticas sobre algunas malas prácticas en el sector en la concesión de créditos avalados por el ICO, Botín es tajante: "Nuestro equipo tiene instrucciones muy claras para hacer las cosas de manera responsable y estoy segura de que así se hace. Yo aspiro a que no cometamos ni un solo error. El sector está haciendo más de 300.000 operaciones y puede que haya alguna excepción, pero, honestamente, no se puede tomar la excepción como si fuera una práctica habitual".

Aceleración digital

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, señala en la entrevista concedida a EL PAÍS que la crisis está acelerando la digitalización, pero considera que el teletrabajo tiene sus limitaciones. "Va a haber un cambio estructural en nuestra forma de organizarnos, de comercializar productos, de trabajar y todo tiene un denominador común, que es un uso intensivo de las capacidades digitales. La crisis ha acelerado la revolución digital. Sin digitalización, las consecuencias hubieran sido mucho peores, pero hay que asegurar que llegue a todo el mundo. Hemos hecho encuestas y hay personas que ven más difícil compaginar la vida personal y profesional cuando estás en casa. Teletrabajar está bien hasta cierto punto. La mayoría de los profesionales del banco nos piden poder combinar dos o tres días de trabajo en casa", señala.

Normas
Entra en El País para participar