Mercados

¿La Bolsa seguirá en racha en junio? Los analistas aconsejan prudencia

Los inversores pendientes de los datos macro y de la evolución de la pandemia

Operadora bursátil.
Operadora bursátil. EFE

Junio arranca con optimismo en las Bolsas tras cerrar un excelente mayo, mes en el que el Ibex 35 recuperó un 2,5%, siendo el segundo mes consecutivo de ganancias tras el desplome de marzo. Además, sumó siete sesiones en verde durante las que recuperó un 9% en la que fue la mejor racha desde septiembre de 2018 cuando el índice sumó diez días consecutivos de repuntes.

Este excelente comportamiento no ha sido exclusivo de la Bolsa española ya que en Wall Street los índices han recuperado buena parte de las pérdidas acumuladas, de hecho el Nadsdaq cerró el viernes quedándose a un 1,7% de sus máximos históricos. El S&P 500 sube en la semana 3,13% y en el mes 4,65% (ha tenido su mejor racha de dos meses desde abril de 2009). El Dow Jones sube en la semana 3,75% y en el mes 4,26%. Por su parte el Nasdaq sube en la semana 1,5% y en el mes 6,17%.

Esta semana para empezar viene cargada de datos macroeconómicos relevantes y decisivos para su evolución en el corto plazo ya que, tras los mínimos de marzo marcados por sus principales índices, éstos ha recuperado con mucha fuerza.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, explica que la duda es "si esa escalada va a tener continuidad con la fuerza mostrada en abril y mayo o si, por el contrario, las Bolsas hacen un alto en el camino, mientras que los inversores digieren todo lo acontecido desde el inicio de la crisis sanitaria y centran sus esfuerzos en intentar proyectar cuál va a ser el escenario socioeconómico al que tendrán que enfrentarse las cotizadas en los próximos trimestres". Por ello, el experto cree que lo que muestren los indicadores adelantados de actividad y confianza “jugará” un papel fundamental en la evolución de las Bolsas a corto plazo.

Por su parte, los expertos de Investing.com recuerdan que "no hay duda de que la pandemia del Covid-19 ha empujado a la economía de los Estados Unidos a una grave crisis, poniendo fin a la expansión económica más larga de la historia, expansión que terminó en febrero con 128 meses de duración. Pero esta recesión será diferente a todas las que hemos vivido en el pasado".

Pero creen que hay algunas razones para ser optimistas en cuanto a la recuperación. Una de ellas es el hecho de que esta recesión ha venido por un factor externo y no por mala praxis de la Fed o del Gobierno. Lo mismo sucedió con la crisis del petróleo de los años 70. Investing.com, además destaca que la respuesta de las instituciones no tiene precedentes, tanto en términos cuantitativo como cualitativo. Y es que "tanto la Reserva Federal como el Gobierno han asegurado que los problemas de liquidez a corto plazo no se conviertan en un tema de solvencia sistémica". A medida que las acciones han vuelto a subir, una gran parte de las ganancias ha ido hasta ahora a las grandes empresas de tecnología, el tipo de acciones que generalmente no están en la lista de baja volatilidad.

Sin embargo, hay algunos expertos que llaman a la prudencia. Este es el caso de Renta 4. La firma de análisis explica que la incertidumbre en torno al impacto del coronavirus en la economía global continúa siendo elevada. "Por ello seguiremos de cerca la evolución de la desescalada, si ésta tiene éxito o no y, por derivada, cuál es el ritmo de recuperación económica y con ella el impacto final en BPAs, para lo que aún no existe demasiada visibilidad", añade la firma de análisis.

La continuidad en la ralentización del ritmo de contagios sigue siendo condición necesaria, aunque no suficiente, para ver un rebote sostenido en los mercados y habrá que mantener un cuidadoso equilibrio entre reactivación económica y distanciamiento social para prevenir un repunte en las infecciones, añade Renta 4.

En este contexto, la casa de análisis prefiere mantener la cautela en sus carteras, primando la exposición a sectores regulados o considerados esenciales, y compañías con mayor flexibilidad para adaptarse al entorno actual y con posiciones financieras más conservadoras, que puedan mostrar un mejor comportamiento relativo, sin descartar que el mercado ofrezca mejores puntos de entrada.

Por su parte, en Bankinter añaden el hecho de que la evolución de la Bolsa vaya a depender de los avances o retrocesos en la búsqueda de una vacuna efectivo contra el covid-19. Los analistas de esta casa de análisis señalan que "por probabilidades, en algún momento, alguno de los procesos experimentales en marcha (al menos 11 en el caso de la vacuna) se frustre. Y que los avances de los que siguen adelante sean lentos, sin resultados en semanas, sino que exigirán más bien meses". Precisamente, señalan que estos recortes deberían ser aprovechados para comprar más, algo más barato.

Normas
Entra en El País para participar