B&B relanza su plan de apertura de hoteles en España

Abrirá tres inmuebles en Almería, Alcorcón y Murcia este año. Desembarcará en Málaga en el primer trimestre de 2021

Lucía Méndez-Bonito, consejera delegada de B&B en España y Portugal.
Lucía Méndez-Bonito, consejera delegada de B&B en España y Portugal.

El gigante hotelero francés B&B retoma sus planes de crecimiento en España y Portugal, interrumpidos de forma abrupta por la crisis sanitaria del coronavirus. A cierre de 2019, la cadena contaba con 33 establecimientos en España y 3 en Portugal y el ambicioso objetivo fijado por la compañía era cerrar 2020 con 52 establecimientos en la Península Ibérica y sumar otros 12 en 2021. El cierre del tráfico aéreo y de la planta hotelera y la desaparición del turismo obligó a remodelar los plazos de construcción de los cuatro hoteles que se iban a hacer nuevos y de los doce ya construidos cuyos alquileres se estaban negociando.

Ese revolcón del negocio lo ha vivido en primera persona Lucía Méndez-Bonito, que fue nombrada consejera delegada de B&B en España y Portugal en febrero y cuya actividad ha estado centrada al 100% en la gestión de la crisis sanitaria. En primer lugar cediendo tres hoteles para el personal sanitario destinado a la lucha contra el coronavirus y otros dos para convertirlos en hospitales. Posteriormente ha dirigido la implantación de un protocolo de seguridad para combatir el coronavirus en los 36 hoteles que tiene la firma, con la instalación de mamparas, felpudos desinfectantes, controles de temperatura diarios, check-in y check-out digitales o un sistema de ionización bipolar que permite la desinfección permanente de la instalación.

Ha cedido cinco hoteles para tratar pacientes y alojar personal ligado a la lucha contra el coronavirus

Méndez-Bonito avanza que el primer hotel posterior al Covid-19, con 100 habitaciones, lo abrirán en Almería después del verano. El catálogo de hoteles del gigante francés en España estaba hasta ahora muy orientado a destinos urbanos (Madrid y Barcelona concentran más de la mitad de sus establecimientos) y ahora la firma se ha abierto a destinos de playa con el mismo concepto. “Son hoteles económicos con una muy buena relación calidad-precio”, recalca.

Las otras dos aperturas reprogramadas para este año son un hotel de 80 habitaciones en Murcia y otro de 81 habitaciones en Alcorcón (Madrid). En Madrid contará con 12 hoteles, de los que 4 están situados en el centro de Madrid y el resto están repartidos entre poblaciones de la periferia (Fuenlabrada, Alcorcón, Getafe, Arganda o Las Rozas) o en localizaciones cercanas al aeropuerto.

Para el primer trimestre de 2021 prepara su desembarco en el centro de Málaga, con un hotel de 76 habitaciones. La provincia, tanto la capital como los destinos ubicados en la costa, concentran el mayor volumen de inversión en hoteles nuevos de España. Solo los planes previstos para este año y el que viene suman 4.692 habitaciones, lo que representa un 17,6% sobre el total de la actual planta hotelera.

Los cuatro nuevos hoteles serán en régimen de alquiler y pertenecen a family offices, asentando la tendencia de desprenderse de todos los hoteles en propiedad. En agosto de 2019 procedió a la venta de último hotel del que era dueño en Oviedo que fue comprado por el family office Miratres por 1,7 millones de euros.

 

Normas
Entra en El País para participar