Distribución

El Corte Inglés pacta con los sindicatos que mantendrá el empleo y no promoverá ningún ERE

Alcanza un acuerdo con nuevas medidas laborales para el personal de tienda, centros logísticos y personal de oficina

Centro de El Corte Inglés en Pamplona. rn
Centro de El Corte Inglés en Pamplona.

El Corte Inglés y los sindicatos Fasga, UGT, Fetico y CC OO han alcanzado un acuerdo alrededor de las condiciones laborales de la plantilla del grupo de distribución, tanto personal de tienda y de oficina como de centros logísticos, de cara a la "nueva normalidad" que la compañía afrontará una vez pase la crisis del coronavirus.

El punto principal anunciado por las partes es el compromiso adquirido por la compañía para garantizar el empleo y no promover "ningún proceso colectivo de extinción de contratos", es decir, que El Corte Inglés se compromete a no lanzar ningún ERE una vez pase la desescalada. Según confirman fuentes sindicales ese compromiso es indefinido. Sí contempla una excepción, y es que se den circunstancias "de fuerza mayor". Las mismas fuentes especifican que serían casos como, por ejemplo, una caída mucho más espectacular de la economía de la que se prevé para este año en España. No se consideraría como fuerza mayor que El Corte Inglés pueda entrar en pérdidas o sufra una caída de su negocio a corto plazo.

No entran dentro de ese compromiso de mantenimiento del empleo los contratos temporales. Como explican fuentes conocedoras del pacto, estos quedarán al análisis caso por caso. Estiman en una media de unos 5.000 contratos temporales al año los que El Corte Inglés suscribe para reforzar, sobre todo, la campaña de Navidad.

El acuerdo se ha firmado hoy con la presencia del consejero delegado de la compañía, Víctor del Pozo, y también incluye mayores medidas de conciliación laboral y personal. Los salarios se mantienen intactos y tampoco se pierden derechos laborales, destacan desde fuentes sindicales. Además, la compañía complementará hasta el 100% del salario de aquellos trabajadores que se estén reincorporando durante este mes del ERTE que puso en marcha en abril.

Entre las principales medidas de conciliación y flexibilidad, se ha acordado la implantación de un sistema de licencias no retribuidas al que podrá acogerse cualquier trabajador con hijos menores y que tendrá un periodo máximo de tres meses, al que pueden unirse vacaciones o puentes y que estará vigente hasta final de año.

También se ampliía hasta hijos menores de 15 años las excedencias por cuidado de menores durante un máximo de 3 meses y hasta el 31 de diciembre de 2021 garantizando la reincorporación con las mismas condiciones laborales. También abre la mano a que el personal que no tenga menores a su cargo, pero sí tenga ciertas necesidades de conciliación, pueda acogerse a estas dos licencias.

El pacto también da forma a cuestiones que la empresa ha tenido que afrontar en plena crisis del Covid-19 y que ahora quedan reflejadas de forma permanente. Una de ellas ha sido la necesidad de mover a empleados a distintas tareas por el cierre de los grandes almacenes. Por ejemplo, vendedores que trabajaban en los mismos han tenido que reforzar los supermercados, la venta telefónica o la operativa online. Esto queda ahora plasmado en forma de "movilidad funcional", "con el fin de facilitar la realización de tareas diversas, diferentes a la función habitual o de nueva implantación" entre el personal de los centros comerciales. Esta movilidad se basará en parámetros de equidad y con un mínimo de un día de trabajo en esa nueva función. A partir de septiembre, esta movilidad podrá suponer hasta el 20% de la jornada anual, aunque hasta entonces, y con motivo del Covid-19, no habrá límite de horas. En principio esta movilidad se hará dentro del mismo centro, pero si se precisa cambiar del mismo se dará preferencia al que esté más cerca del domicilio del trabajador.

También se acuerda que los trabajadores que no han estado afectados por el ERTE, pero que han trabajado menos horas de las contempladas en su contrato por la reducción de horarios que, por ejemplo, se llevó a cabo en los supermercados, no tendrán que recuperar ese defecto de jornada. En tienda se priorizarán jornadas continuas frente a turnos partidos para evitar un exceso de presencia de trabajadores en los centros. Si por ello se produjesen defectos de jornada, esas horas podrían recuperarse hasta el 31 de marzo de 2021.  Además, los empleados podrán apuntarse de forma voluntaria al turno nocturno, que permite un mínimo de dos días libres seguidos a la semana y con un plus de nocturnidad del 20% de la hora base.

Normas
Entra en El País para participar