Refinanciación

Dentix negocia un rescate con la banca, el ICO y el fondo Sherpa Capital

La banca, capitaneada por BBVA, ha contratado a PwC

Dentix negocia un rescate con la banca, el ICO y el fondo Sherpa Capital
Europa Press

Los dueños de Dentix están dispuestos a hacer todo lo posible para evitar el concurso de acreedores. Su fundador, Ángel Lorenzo Muriel, negocia a varias bandas una solución financiera que, en un primer lugar, le permita obtener recursos de los bancos y después abordar la venta de toda o una parte de la compañía. Para ello trata de obtener un crédito bancario con el blindaje del ICO y deja para una segunda fase la búsqueda de un socio, en la que emerge el fondo español Sherpa.

Dentix invocó en marzo el artículo 5 bis de la Ley Concursal, apenas unos días antes de que el Gobierno decretase el estado de alarma. Este artículo permite a la empresa negociar durante cuatro meses con sus acreedores antes de iniciar el concurso propiamente dicho.

Las fuentes consultadas coinciden en indicar que la banca, que ha contratado a PwC como asesor, está dispuesta a poner el dinero necesario para garantizar la viabilidad de la compañía. Negocian la concesión de un crédito de entre 30 y 50 millones. Capitaneados por BBVA, que es acreedor de la compañía y también una de las firmas que financia los tratamientos a los clientes, Bankia, Santander, CaixaBank, Abanca, Liberbank, Ibercaja y Aresbank completan el pool bancario. Estas entidades cortaron sus líneas de financiación a corto plazo cuando en enero KKR paró la entrada en el capital aludiendo discrepancias en las cuentas.

No obstante, estas entidades no quieren asumir ellas solas el riesgo de prestar dinero a una compañía con problemas. Tratan de que este préstamo pueda valerse de las líneas de garantías públicas que ha abierto el Gobierno, que lo blindan en un 70%. La situación de preconcurso de acreedores, en principio, hace que Dentix no pueda acceder a estos avales. Tanto la compañía como los acreedores tratan de buscar resquicios legales que les permitan acceder a las ayudas.

Paralelamente, la cadena dental avanza en su plan para desprenderse de sus filiales en el extranjero. El mes pasado vendió sus negocios en Colombia y Chile y actualmente negocia con potenciales interesados por sus divisiones en México e Italia.

Una vez que obtenga esta financiación bancaria, Dentix prevé retomar el plan para encontrar un socio financiero que encomendó a Rothschild hace un año. Tras el portazo de KKR, la compañía ha rechazado una oferta de Advent –dueño de Vitaldent, su principal competidor– solo por un pequeño grupo de sus clínicas y ha optado por buscar una solución que salve toda la compañía. Así, la empresa ha entablado contactos con Sherpa Capital, un fondo especializado en situaciones especiales, que es dueño de la textil Dogi, entre otras. Un portavoz de Sherpa ha rechazado hacer comentarios.

Queda pendiente vislumbrar el papel que tomará KKR. El fondo de capital riesgo es acreedor de Dentix, con un préstamo de 180 millones con un interés del 8% trimestral. Las fuentes consultadas indican que una de las alternativas pasa por pedir a los bancos los fondos necesario para repagar la deuda que mantiene KKR o darle un nuevo acomodo en la estructura de capital.

Normas
Entra en El País para participar