Textil

Adolfo Domínguez desafía las restricciones y abre parte de una tienda de 2.000 metros cuadrados

Reanuda hoy con cita previa su ‘flagship’ de la calle Serrano de Madrid

Parte de la tienda de Adolfo Domínguez en la calle Serrano de Madrid.
Parte de la tienda de Adolfo Domínguez en la calle Serrano de Madrid.

Las fases diseñadas por el Gobierno para la desescalada, y los requisitos impuestos en cada una de ellas a las actividades comerciales, han sido un quebradero de cabeza para el sector y un continuo objeto de debate con las Administraciones. Dos son los requisitos principales para poder abrir comercios tanto en fase 0 como en fase 1: un aforo reducido al 30% de la capacidad, y solo en “locales y establecimientos minoristas siempre que tengan una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados”, como dice la última orden ministerial publicada el sábado pasado. En la fase 0 hay que sumar el requisito de cita previa.

Restricciones que la mayor parte del sector de la distribución ha entendido en su literalidad: los locales de más de 400 metros cuadrados no pueden abrir, y no cabe la posibilidad de acotar un espacio mayor para cumplir con ese requisito. Pero una firma textil sí desafía esa norma.

Adolfo Domínguez rea­bre desde hoy su tienda ubicada en el número 5 de la calle Serrano de Madrid. Así lo confirmó el lunes, detallando que dará servicio con cita previa efectuada a través de un número telefónico. Sin embargo, no se trata de una tienda cualquiera.

Esta es su mayor tienda instalada en Madrid, lo que en la jerga se llama flagship o tienda icónica. Un establecimiento abierto en 2010 y que consta de cinco plantas y una superficie que supera los 2.000 metros cuadrados. En ella también se reserva una pequeña parte para oficinas y una cafetería en la quinta planta.

Desde Adolfo Domínguez se confirma a este periódico que, efectivamente, hoy abre la tienda. En concreto la planta baja, que cuenta con unos 200 metros cuadrados de sala de exposición, quedando bloqueados los otros cuatro pisos. Solo se permitirá la presencia de tres clientes al mismo tiempo, que deberán haber concertado cita con anterioridad por teléfono. La firma gallega considera que la orden ministerial publicada en el BOE sí le permite acotar una superficie de más de 2.000 metros a apenas 200.

En tanto que la Comunidad de Madrid continúa en fase 0, hay que viajar al BOE del 3 de mayo para encontrar las condiciones concretas para esta fase. “Podrá procederse a la rea­pertura al público de todos los establecimientos y locales comerciales minoristas (...) a excepción de aquellos que tengan una superficie de más de 400 metros cuadrados”.

Alguno de los principales operadores consultados coinciden en subrayar que este extracto no deja lugar a dudas: los locales que abran no deben tener más superficie que la indicada, y no cabe adaptar establecimientos de mayor tamaño para contar con una superficie.

De ahí las reclamaciones constantes que han venido haciendo grandes superficies y centros comerciales por lo que consideran una “discriminación injustificada”, y que les obliga a mantener sus negocios cerrados hasta la fase 2, es decir, hasta finales de mayo, en lo que consideran tendrá un importante daño económico para las compañías del sector. Algunas de ellas sí han llegado a plantearse la opción de utilizar solo algunas plantas, pero lo han descartado al considerar que la norma no deja ese resquicio.

Este fue y continúa siendo un caballo de batalla entre la principal asociación de las grandes superficies, Anged, y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en las conversaciones que han venido manteniendo en las últimas semanas para estudiar la desescalada en el comercio minorista.

Esta asociación, que representa a empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Ikea, cifra en 100.000 los trabajadores afectados por ERTE en las compañías asociadas, y estima que el retraso en la apertura de estas grandes superficies pone en peligro cerca de 5.000 de esos empleos.

Normas
Entra en El País para participar