Empresas

Duro Felguera pide a la banca recomprar su deuda con una quita del 85%

Las entidades quieren que DF presente un nuevo plan de negocio, mientras que han denegado definitivamente el crédito con aval del ICO por 50 millones que había solicitado

Nuevo capítulo de Duro Felguera (DF). Mientras que, según dicen fuentes cercanas a la compañía y a la banca, el empresario asturiano Blas Herrero, no ha vuelto a ponerse en contacto con la firma para concretar una oferta para entrar en el capital de DF, los directivos de la empresa han abierto otra vía de negociación.

Su cúpula ha propuesto al conjunto de los bancos acreedores una nueva fórmula para sacar a flote a la empresa sin tener que depender de las decisiones de las entidades financieras. Han propuesto a la banca la compra de su deuda, que se eleva a unos 85 millones de euros, con una quieta el 85%. La propuesta fue realizada hace una semana, aunque, según ha podido saber este periódico, todavía no ha habido una respuesta conjunta de las entidades financieras.

Fuentes del mercado aseguran, no obstante, que la oferta no es que entusiasme a los bancos dada la elevada quita que ha propuesta lo empresa por la deuda, pero algunas entidades estarían dispuestas a estudiar la oferta a condición de que Duro Felguera les presente un nuevo plan de negocio. Hace unos días, y como explicó Cinco Días el pasado 27 de abril, la compañía trabaja para modificar su plan estratégico de 2019 y comunicar otro en semanas.

Portavoces de DF prefieren no hacer comentarios sobre estas negociaciones.

Mientras, y según las mismas fuentes del mercado, el empresario Blas Herrero no ha vuelto a dirigirse a la compañía para presentar una oferta sobre su capital, algo que también ha corroborado la propia empresa. Fuentes cercanas al empresario han preferido no hacer comentarios.

El empresario pedía como condición para hacer una oferta, que se formulasen las cuentas de 2019, retrasadas a mayo o junio (fechas que baraja la firma, como consecuencia del repercusión del Covid-19).

La situación de DF es aún complicada, y necesita como mínimo avales de la banca para operar en un futuro, pero las negociaciones con las entidades llevan tiempo prácticamente estancadas. Los bancos, de hecho, no quieren hacer más aportaciones a Duro Felguera, aunque también es cierto que no querían llevar a cabo más quitas, y en esta ocasión, aunque no han contestado oficialmente a la oferta de la empresa, sí es cierto que la han escuchado, explican fuentes del mercado.

También es cierto, que los bancos han negado al final la tramitación de un crédito con aval del ICO por 50 millones de euros, como había reclamado Duro Felguera. Consideran que su situación es muy delicada, ya desde mucho antes del Covid-19, y por lo tanto su caso no se adapta a los avales del ICO.

Desescuentros con las entidades financieras

Los desescuentros entre la dirección de Duro Felguera, aunque haya cambiado casi toda la dirección, y la banca viene de largo. Por ello, varias fuentes del mercado coinciden en señalar que la propuesta actual de DF es difícil que llegue a buen puerto, aunque sería lo deseable. Estas mismas fuentes tampoco descartan que la empresa puede pedir ayuda pública para que entre en su capital, una vez que Bruselas permite estas inyecciones de capital como consecuencia de la caída de la economía por la crisis sanitaria.

Normas
Entra en El País para participar