Banca

Santander retira sus previsiones de resultados en México y EE UU

Las dos filiales alertan del impacto, aún incierto, en beneficios y morosidad

Imagen de una sucursal de Santander.
Imagen de una sucursal de Santander.

La filial mexicana de Banco Santander no cumplirá las previsiones de resultados de este año a causa de la pandemia del Covid-19, según comunicó ayer la propia entidad. "Dado que la pandemia tendrá un continuo efecto negativo para nosotros en 2020, no esperamos se capaces de obtener los resultados financieros en 2020", indica el banco. Las cuentas entre enero y marzo, por el contrario, sí mostrarán "un ligero incremento de la utilidad neta, en línea con la guía presentada", puesto que estas cuentas no recogerán el impacto de la pandemia.

La entidad, como otras muchas, aún no puede dar una estimación del impacto final en resultados, dado que ello dependerá en gran medida de la duración de la pandemia y de las medidas de confinamiento. El banco sí espera que la morosidad suba a finales de 2020 y principios de 2021. La autoridad financiera del país ha otorgado un periodo de gracia para los deudores de hasta cuatro meses, ampliables en otros dos. 379.000 clientes de la entidad se han beneficiado de estos planes.

La entidad ha puesto en marcha, además, otras iniciativas para prorrogar sin intereses pagos con tarjeta de artículos de primera necesidad y participa en un programa federal para apoyar autónomos y pequeñas empresas.

El banco también ha indicado que los clientes han usado en mayor medida las líneas de liquidez a su disposición. "Aunque nuestra liquidez se mantiene sólida, estas disposiciones pueden afectar a nuestra cobertura de liquidez en el corto plazo", indica la entidad.

Similar advertencia ha lanzado también la filal estadounidense. "Dada nuestra incapacidad para estimar el impacto del Covid-19 en nuestro negocio, condición financiera, liquidez y resultados de las operaciones, estamos retirando toda previsión. No publicaremos ninguna orientación adicional hasta que podamos determinar el impacto total", señala la empresa, con una fuerte presencia en los créditos para la compra de vehículos.

Santander Consumer USA ha explicado que la desaceleración puede recortar tanto las ventas de automóviles como el valor residual de los vehículos que respaldan los créditos concendidos. Algo que "podría afectar nuestra originación de préstamos y arrendamientos y el desempeño de nuestros préstamos y arrendamientos existentes. La pandemia también puede hacer que experimentemos un menor acceso a la financiación o un aumento significativo de los costos de financiación o el deterioro de nuestro fondo de comercio".

El deterioro económico también puede afectar a la capacidad de Santander Consumer para para cumplir con las métricas de rendimiento del acuerdo con Fiat Chrysler Automobiles. El parón de la producción del fabricante en algunas de sus plantas puede, además, ralentizar la venta de vehículos una vez que la peor parte de la pandemia haya pasado.

Santander obtiene en Estados Unidos y México una cuarta parte de su marten de intereses, 8.900 millones sobre un total de 35.000, y un 20% del resultado neto, 1.661 millones sobre 8.252, según las cuentas de 2019.

Normas
Entra en El País para participar