Petróleo

Pacto mundial para reducir la producción de crudo en 20 millones de barriles

La OPEP+ acuerda dejar de extraer 9,7 millones de unidades

Pacto mundial para reducir la producción de crudo en 20 millones de barriles Pulsar para ampliar el gráfico

El camino ha sido duro y ha dejado un alto coste en los países productores de petróleo, pero finalmente, la crisis desencadenada por el Covid-19 ha provocado, al igual que la política, extraños compañeros de cama. Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos han dejado a un lado su encarnizada lucha por dominar el mercado de petróleo y han acordado junto con el resto de países productores de crudo un histórico pacto que, a priori, reducirá en hasta 20 millones de barriles al día la producción de oro negro. La cifra equivale a aproximadamente un 20% de la demanda mundial de 2019 y coincide con la previsión de caída en el consumo de crudo que recientemente hizo la Agencia Internacional de la Energía (AIE) para el primer trimestre.

El precio del barril de Brent subió ayer un 1,75% hasta los 32 dólares por unidad. Aunque se haya encarecido un 52% desde los mínimos de 20 años que marcó a finales de marzo, el mercado todavía duda sobre si realmente se alcanzarán los 20 millones de barriles de recorte debido a la naturaleza del acuerdo.

La mecha del histórico pacto quedó prendida cuando Moscú y Riad depusieron las armas en su guerra de precios y convocaron una reunión extraordinaria de la OPEP y sus aliados. El pasado jueves ya se conocieron las líneas generales del plan que finalmente fue ratificado el domingo. Finalmente, tras arduas disputas, la OPEP+ se abstendrá de extraer 9,7 millones de barriles al día desde el 1 de mayo hasta el 30 de junio. Después, el recorte se suavizará a 7,7 millones de barriles diarios hasta el 31 de diciembre mientras que, desde el 1 de enero de 2021 hasta el 30 de abril de 2022, será de 5,8 millones.

Estos 9,7 millones de barriles suscritos oficialmente por la OPEP+ distan mucho de los 20 millones de los que hablan los países involucrados. El presidente estadounidense, Donald Trump, lanzó ayer un tuit aclaratorio. “Habiendo formado parte de las negociaciones, para dejarlo claro, el número que la OPEP+ está tratando de recortar es 20 millones por día, no los 10 millones que se están comentando”, dijo ayer el mandatario. Y es que a las limitaciones que la OPEP+ ha acordado a partir de mayo hay que sumarle otras que se han suscrito al margen de la organización y los recortes voluntarios que supuestamente están dispuestos a realizar los países del G20, aún así, los números no cuadran.

El ministro de Petróleo de Irán, Bijan Namdar Zanganeh, sostuvo tras el encuentro que destacados miembros de la OPEP, como su principal productor, Arabia Saudí, así como Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, acordaron además del de la organización, un recorte adicional conjunto de 2 millones de barriles por día. Por su parte, el Ministerio de Energía de Azerbaiyán comunicó que se espera que otros grandes productores, como EE UU, Canadá, Indonesia, Noruega y Brasil, reduzcan voluntariamente la producción en entre 4 y 5 millones de barriles diarios.

Pese al compromiso, las cifras de recortes voluntarios no se han fijado y, además, no contarán con ningún mecanismo de supervisión para garantizar su correcto cumplimiento. Al haberse pactado al margen de la OPEP+, el Comité Conjunto de Monitorización (JMMC) no tendrá autoridad para comprobar que los países cumplen su palabra. 

Normas
Entra en El País para participar