Concluye el permiso retribuido y firmas de industria y construcción vuelven ya hoy a la actividad

El periodo de cese de toda la actividad no esencial acabó este jueves lo que se hará notar levemente este Viernes Santo y con mayor intensidad ya desde el lunes

Una vigilante observa unas obras paralizadas.
Una vigilante observa unas obras paralizadas.

 

El periodo excepcional de cese de toda la actividad no esencial culminó la noche del jueves en esta particular Semana Santa marcada por la pandemia del coronavirus Covid-19. Como resultado, la industria y la construcción pueden volver a operar desde este Viernes Santo, lo que algunas empresas han comenzado a aprovechar, pese a que se espera que el grueso no lo haga hasta el próximo lunes.

La medida fue tomada por el Gobierno para aumentar la prevención de la enfermedad con efectos desde el pasado lunes 30 de marzo, si bien esa jornada fue ofrecida como transición para permitir la gestión de los cierres.

Desde entonces, los trabajadores de la construcción y la industria habían permanecido en sus casas, cobrando de su empresa el llamado permiso retribuido recuperable, que deberán devolver a sus compañías en forma de más horas de trabajo antes del 31 de diciembre.

El objetivo del Ejecutivo era reducir la movilidad hasta mínimos equiparables a los de un fin de semana o festivo, con la finalidad de aplanar la curva de contagios del coronavirus mediante la reducción de la actividad más allá del cierre generalizado de comercios, hoteles, restaurantes y bares, entre otros negocios ya cerrados desde que el 14 de marzo se decretara el estado de alarma.

Además de algunas firmas del sector de los azulejos citadas este viernes por la SER, una de las primeras empresas en abrir sus puertas pese a tratarse de una jornada festiva nacional ha sido Alu Ibérica. Este es el nombre con el que se rebautizaron las antiguas plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés tras su compra por el inversor suizo Parter Capital.

El fabricante metalúrgico retoma este viernes su actividad normal, según indicó en un comunicado que informa que la decisión fue adoptada tras celebrar reuniones con los comités de empresa de sus dos plantas de A Coruña y Avilés, recoge Europa Press.

Así, tanto la fábrica asturiana como la gallega reiniciarán la producción de aluminio este viernes, día 10 de abril, a las 06,00 horas, "siguiendo un estricto protocolo de prevención y minimizando el número de personal en las fábricas".

A finales del pasado mes de marzo, el grupo paralizó su producción de aluminio en estas instalaciones, en respuesta al decreto aprobado por el Gobierno que ordena el cierre de toda actividad no esencial para evitar la propagación del coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar