Inmobilario

Merlin pone en suspenso el dividendo y rebaja el salario de la cúpula

La empresa pagará algo menos de la mitad de la retribución pendiente a cargo de 2019

Oficinas de Merlin Properties.
Oficinas de Merlin Properties.

La socimi Merlin Properties repartirá entre sus accionistas un dividendo de 0,14585 euros por acción, pero deja en suspenso el abono de otros 0,17 euros por título, según ha comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La empresa adelantó en la publicación de resultados del 27 de febrero el abono de un total de 0,52 euros por acción con cargo a 2019, de los que había abonado ya 0,2 euros. Pero deja en suspenso algo más de la mitad de ese dividendo pendiente, 0,17415 euros, abriendo la puerta a su supresión.

"El Consejo de Administración decidirá en cuanto al importe final a distribuir y la fecha de distribución del mismo una vez se realice una evaluación de las consecuencias que tuviera para el negocio de la compañía la situación creada por la pandemia del Covid-19, teniendo igualmente la facultad de cancelar dicha distribución si las circunstancias así lo recomendaran", indica la comunicación remitida a la CNMV.

Merlin es la última de las compañías del Ibex que han anunciado recortes de dividendos o han pospuesto el pago de los mismos. Su medida de dejar el dividendo en el aire a la espera de acontecimientos es similar a la que previamente han adoptado Inditex y Aena. Además, cada vez son más las empresas que han anunciado suspensiones o recortes de dividendos. Dentro del Ibex ya han tomado medidas en ese sentido Banco Santander, CaixaBank, Banco Sabadell, Bankia, IAG  o Amadeus. Repsol, además, ha anunciado que cancela un programa de recompra de acciones por el 5% del capital, aunque en su caso mantiene el dividendo. Ya hay, por tanto, una decena de compañías del Ibex 35 que han alterado sus planes de retribución al accionista, a las que se suman otras muchas de fuera del índice.

Recorte de sueldos

Asimismo, la empresa ha anunciado una reducción del 25% en la remuneración de los miembros del consejo de administración en su condición de tales, y no implementará este año ningún plan de incentivos a largo plazo. Además, los consejeros ejecutivos y el equipo directivo de la sociedad han renunciado a cualquier importe que pudiera corresponderles como remuneración variable a corto plazo del ejercicio 2020.

La empresa, además, ha anunciado la adquisición de cuatro robots para la realización a gran escala de pruebas PCR de Covid-19, medida sufragada con fondos de la empresa y de los empleados.

Los robots han sido instalados en el Instituto de salud Carlos III y los centros sanitarios de La Paz, en Madrid, y Vall d’Hebron y Clinic, en Barcelona. En una segunda fase está previsto que estos robots puedan adaptarse para integrar los sistemas que se van a utilizar para la realización de tests de anticuerpos.

A esta iniciativa se han sumados empresas como Manpower Group, Inditex, Apple, Correos, Ikea, LLYC y Telefónica, quienes han aportado los ingenieros, logística, equipamiento e infraestructuras necesarios para la puesta en marcha de los robots. También se han sumado los Ministerios de Hacienda, Interior, Exteriores y Ciencia e Innovación para facilitar la gestión del proyecto.

Las medidas sobre retribución al accionista serán aprobadas por la junta de accionistas. La empresa propondrá distribuir como dividendo los citados 0,14585 euros por acción, quedando los restantes 0,17415 euros como reservas pendientes de distribución. La junta deberá aprobar también las cuentas anuales y la elección de Ana Forners como consejera dominical. La junta se ha convocado para los días16 y 17 de junio en primera y segunda convocatoria, respectivamente.

Normas
Entra en El País para participar