Inditex provisiona 287 millones y suspende el dividendo por el coronavirus

Las ventas de la textil caen un 24% en la primera quincena de marzo

Inditex provisiona 287 millones y suspende el dividendo por el coronavirus pulsa en la foto

Inditex ha tomado las primeras medidas de orden financiero desde que se desató la crisis del coronavirus, que le ha costado perder un tercio de valor bursátil en el último mes. La compañía textil ha decidido provisionar 287 millones de euros, una cantidad que corresponde al "posible impacto de la pandemia Covid-19 en el valor neto de realización del inventario de la campaña primavera/verano a 31 de enero de 2020". La firma inició la sesión bursátil con una caída de entorno al 5%, un retroceso que ha moderado.

Además, la firma ha informado que "teniendo en cuenta la situación actual de incertidumbre provocada por la pandemia del coronavirus, considera que no se dan, en el momento presente, las condiciones necesarias para tomar la decisión adecuada sobre el reparto del dividendo", y ha decidido destinar el beneficio a reservas. Es la primera vez que el grupo textil deja en el aire el pago al accionista desde que cotiza. La decisión definitiva sobre el mismo lo tomará en el consejo de administración previo a la junta de accionistas, en el mes de julio.

El beneficio neto fue 3.639 millones de euros, un crecimiento del 6% respecto al año anterior, tras generar unas ventas de 28.286 millones en 2019, un 8% más y, de nuevo, una cifra récord y ligeramente por encima de las previsiones de los analistas. El 14% de esa cifra, casi 4.000 millones, los generó el canal online, y el 15,7% del total en España, por debajo del 16,2% del ejercicio anterior.. Las ventas comparables crecieron un 6,5%, por encima de la horquilla de entre el 4% y el 6% que se puso la empresa como objetivo.

Por tanto, los efectos del Covid-19 no han tenido impacto en sus resultados anuales, pero sí los está teniendo ya en el ejercicio 2020. La venta desde el 1 de febrero al 16 de marzo ha caído un 5%, un retroceso que se ha acentuado en la primera quincena de marzo hasta el 24%. En la actualidad tiene cerradas 3.785 tiendas en 39 mercados. Es más de la mitad de la red total con la que terminó 2019. En China mantiene 11 establecimientos sin funcionamiento. Un "impacto muy significativo", como dice la empresa, y que le aboca a sufrir su primera caída de ventas de la historia en el primer trimestre.

Son los primeros datos que ha dado a conocer Inditex sobre el impacto de la pandemia sobre su negocio. Primero en China, y en las últimas semanas en su principal mercado, el español, donde tiene cerradas sus más de 1.500 tiendas.

Pese a ello, la empresa mantiene una previsión de crecimiento de las ventas comparables de entre el 4% y el 6% para el ejercicio 2020, "si bien es pronto para cuantificar el impacto futuro del Covid-19. La dirección continúa siguiendo los acontecimientos al detalle y se mantiene confiada en la fortaleza del modelo de negocio y su ventaja competitiva a largo plazo".

El presidente del grupo, Pablo Isla, ha remitido un mensaje apelando "a la serenidad en todos los niveles, y transmitir un mensaje de confianza total en las decisiones de las autoridades sanitarias". Este ha querido expresar su "solidaridad con las personas que están siendo afectadas por el brote de coronavirus Covid-19. Son momentos para agradecer profundamente el trabajo de tantas y tantas personas, muy especialmente del sector sanitario, cuya dedicación está siendo el alivio imprescindible para los afectados en todos los países en los que está presente la epidemia. Su entrega, muy por encima de lo exigible, es un ejemplo que nos debe inspirar a todos en esta tarea común de construir una sociedad solidaria. Me gustaría, en este mismo sentido, agradecer el esfuerzo de todas las personas que forman parte de Inditex en todo el mundo, ya que su actitud y permanente colaboración para conseguir preservar por encima de todo la salud de los clientes y de la propia plantilla está siendo ejemplar durante todo este período", ha incidido Isla, finalizando que " desde su solidez, desde sus principios, nuestra empresa va a estar dispuesta siempre a dar respuesta en todo lo que sea necesario".

Por el momento, la empresa no ha tomado una decisión sobre el personal afectado por el cierre de tiendas, en torno a 25.000 personas en España. Estos empleados están en casa con licencias retribuidas, percibiendo su salario íntegro.

Variables

La provisión efectuada, que calcula el impacto del coronavirus a 31 de enero, hizo decrecer el margen bruto de la compañía hasta el 55,9% de las ventas, 79 puntos básicos menos. La empresa dice que si no tuviese que haber tomado esa medida, esta variable se hubiese situado en el 56,9%, alcanzando los 16.093 millones de euros.

El crecimiento del ebitda también se ha visto mermado por esa provisión. Este alcanzó 7.598 millones de euros en 2019, un crecimiento del 39% frente al 44,5% que se hubiese incrementado sin ningún tipo de medida. El inventario se redujo un 16% y la caja neta se incrementó un 20% hasta 8.060 millones de euros "debido al fuerte desempeño operativo, la total integración de la tienda y online y el programa de optimización de tiendas se está reduciendo el inventario sobre ventas e incrementando la generación de caja".

Por primera vez, la superficie comercial del grupo superó los cinco millones de metros cuadrados, creciendo un 3% respecto al año pasado, acabando con 7.469 tiendas, 21 menos que a la conclusión del ejercicio 2018.

Normas
Entra en El País para participar