Santander cancela los dividendos de 2019 y 2020

Modifica el orden de su junta de mañana para suprimir la propuesta de pago a los accionistas

La presidenta y el consejero delegado del Banco Santander, Ana Botín y José Antonio Álvarez.
La presidenta y el consejero delegado del Banco Santander, Ana Botín y José Antonio Álvarez.

Santander ha decidido ampliar la decisión de la semana pasada de poner en suspenso el dividendo correspondiente a 2020 y ahora suprime también el pago del dividendo complementario de 2019, que se iba a abonar el próximo mes de mayo, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Asimismo, el banco presidido por Ana Botín ha modificado su política de dividendos para el ejercicio actual y propondrá en la junta de accionistas suprimir cualquier abono hasta que "no exista mayor visibilidad sobre los efectos de la crisis del COVID-19 y se conozca el resultado del ejercicio del 2020".

Con esta decisión, Santander responde a la recomendación del Banco Central Europeo del pasado viernes, en la que instaba a bancos y aseguradoras a suprimir los dividendos con cargo a 2019, y al Real Decreto-Ley 11/2020 del 31 de marzo que permite cumplir con las palabras del BCE al habilitar la retirada de la propuesta de aplicación del resultado de las juntas generales de accionistas ya convocadas.

Santander tiene convocada su junta en segunda convocatoria para este viernes y con menos de 24 horas de antelación ha modificado el orden del día y suprimido las propuestas correspondientes a los puntos Segundo (Aplicación de resultados del ejercicio 2019) y Séptimo A (Aumento de capital social con cargo a reservas bajo la modalidad de scrip dividend que estaba previsto aplicar en conexión con la citada aplicación de resultados).

Desde el banco puntualizan, no obstante, que esta retirada no afecta a las cuentas anuales "ni requiere su reformulación", ni a la votación de los puntos incluidos bajo el punto Primero (Cuentas anuales y gestión social) u otros aspectos del orden del dia, tal como estabece la normativa aprobada hace dos días.

Santander también ha tomado la decisión de que la nueva propuesta de aplicación de resultados de 2019 "se destine íntegramente a incrementar la reserva voluntaria", a excepción de la parte ya distribuida como dividendo a cuenta el pasado mes de noviembre. No obstante, todo ello será votado en una junta general que se celebrará probablemente en el mes de octubre.

Todo ello supone dejar sin efecto los acuerdos del consejo adoptados el 28 de enero y el 27 de febrero en virtud de los cuales se formuló la propuesta de aplicación del resultado del ejercicio pasado.

Santander, que subraya que las decisiones de la semana pasada se tomaron pese a que "cumple holgadamente los requisitos de capital para mantener la política de dividendo (payout del 40-50%) y está cómodo con los colchones (buffers) que tiene respecto a los mínimos regulatorios exigidos", indica que ha ampliado sus actuaciones "tomando en consideración la recomendación del BCE y en línea con la misión del banco de ayudar a las personas y las empresas a progresar".

Normas
Entra en El País para participar