Banca

La banca y las empresas urgen al Gobierno a que amplíe ya la línea de avales

La demanda de créditos avalados ha superado los 40.000 millones; entre el 70% y el 80% de las solicitudes provienen de autónomos y pymes y solo el 20% de grandes empresas

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España Europa Press

Sobredemanda. Autónomos y micropymes agotaron ya a primeras horas de ayer los cupos repartidos por el ICO a las entidades financieras en función de su cuota de mercado en créditos a empresas. A primeras horas de la mañana los bancos ya habían recibido solicitudes de créditos avalados por el Estado por el doble de la línea abierta el mismo lunes por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y que se eleva a 20.000 millones de euros, repartido a la mitad entre grandes empresas y, por otro lado, pymes y autónomos.

Fuentes de las entidades financieras explican que han sido los autónomos y las pymes o micropymes las que han copado entre el 70% al 80% del total de las peticiones. “Lógico, ya que este es el segmento más golpeado por el cierre de su actividad tras el cierre de las actividades no especiales, como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus. Las empresas de mayor tamaño tienen otras vías para obtener liquidez, además de que en muchos casos estas compañías ya tienen reservas de liquidez, por lo que no les es tan urgente conseguir líneas de crédito inmediatamente”, explica el director de una destacada entidad financiera.

Ante esta avalancha de peticiones, tanto los autónomos y pymes como CEOE y la propia banca han reclamado al Gobierno que abra esta misma semana un segundo tramo de estos préstamos. “Se necesita agilidad en la concesión de estos créditos. Hay que evitar a toda costa que las empresas se ahoguen por falta de liquidez. Necesitan circulante para hacer frente a los pagos a sus proveedores y a las nóminas de sus empleados. Si no se hace pronto, puede que muchas se vean abocadas a dar el cerrojazo definitivo”, argumentaba ayer el director general de una conocida e influyente institución del sector.

El Gobierno, sin embargo, quiere primero analizar las solicitudes y la procedencia de la demanda realizada hasta ahora antes de abrir un segundo tramo. Mantiene que hay que estudiar si las peticiones solo vienen de autónomos y pymes o también de la gran empresa, ya que en función del origen se podría modificar los tramos destinados a pymes y grandes empresas.

El Gobierno ya anunció en marzo que abriría un programa de créditos con avales del Estado por un importe de 100.000 millones de euros para dar respuesta al cierre de los negocios de las empresas como consecuencia de la crisis sanitaria.

Los bancos ya comenzaron a ofrecer a sus clientes estos créditos el pasado 18 de marzo, un día después de que el Gobierno anunciase la apertura de la primera línea de crédito avalado por el Estado por 20.000 millones, aunque haya sido ayer lunes cuando se activó este tramo, que se divide en dos: 10.000 millones están destinados a autónomos y pymes y otros 10.000 millones a grandes empresas.

Ampliación

El Gobierno ha comunicado a la banca y a las patronales empresariales que ampliará esta línea lo más rápido posible, pero antes debe validar las solicitudes recibidas el lunes. De momento, hasta que no se realice este análisis, el Gobierno no llevará al Consejo de Ministros la ampliación de estos avales, por lo que todo indica, que pese a la urgencia de la banca, no será hasta mañana cuando se anuncie la nueva línea. Los seis principales bancos españoles han recibido entre 4.400 millones de euros a 1.000 millones, cada uno en función de su cuota de mercado crediticio. Prácticamente todos han recibido solicitudes por el doble de lo asignado.

Inicialmente el ICO tenia previsto repartir esta primera línea de créditos en función de la demanda que recibiese cada entidad financiera, pero al final optó por hacerlo según la cuota de mercado.

La banca espera que en esta segunda fase, en la industria espera que se amplíe en más de 20.000 millones de euros, el criterio que se siga para el reparto sea el mismo que en el primer tramo, aunque no se descarta que se aumente el tramo para pymes, y se reduzca el de grandes empresas.

Fuentes de Economía recuerdan que en Francia esta línea de avales también de 20.000 millones ha durado ocho días, y no uno como en España.

Vigilancia del Banco de España

  • Advertencia. El Banco de España comunicó ayer a las entidades financieras que revisará que todas cumplan la normativa y las buenas prácticas bancarias en la comercialización de los avales del ICO aprobados por el Gobierno. En colaboración con el ICO, el organismo presidido por Pablo Hernández de Cos requiere a las entidades financieras que la aprobación y difusión en su red de los correspondientes protocolos de comercialización “se ajuste a dichas condiciones y que establezcan los sistemas de control interno necesarios para garantizar en todo momento el cumplimiento de los requisitos aplicables. El Banco de España efectuará, en su caso, la revisión de operaciones concretas para comprobar su adecuación a la normativa de aplicación.

Polémica. Precisamente el lunes, el presidente del Instituto Oficial de Crédito (ICO), José Carlos García de Quevedo Ruiz, advirtió de que las entidades financieras no pueden exigir a las empresas o a los autónomos la contratación de productos o servicios adicionales a cambio de conceder estas líneas de liquidez.

Venta cruzada. Estas advertencias llegan tras detectarse que algunas entidades ofrecían seguros tras solicitar estos créditos.

Normas
Entra en El País para participar