Rovi da una prima del 20% del sueldo a los empleados de sus plantas de medicamentos

Quiere premiar así a los trabajadores que garantizan la producción de fármacos

Juan López Belmonte, presidente de Rovi.
Juan López Belmonte, presidente de Rovi.

El laboratorio Rovi va a otorgar una prima extraordinaria a sus empleados por la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19. Además, señala que todavía no sabe cómo afectará esta situación a su negocio farmacéutico, pero sí avanza que puede afectar a la venta de algunos de sus productos o registros alguno de sus medicamentos en I+D.

La compañía ha informado este jueves que desde el inicio de la propagación del coronavirus, la compañía está ejecutando "los planes de contingencia necesarios para garantizar la seguridad y salud de sus empleados y colaboradores, así como para asegurar la continuidad del negocio, y cumplir con su responsabilidad de suministrar fármacos a los hospitales de España y de Europa".

Entre las medidas adoptadas está el teletrabajo para su plantilla, excepto para las plantas de fabricación, donde la compañía madrileña "mantiene todas las actividades productivas con cierta normalidad, con las medidas de seguridad pertinentes, con el fin de garantizar que sus medicamentos sigan estando a disposición de los pacientes en plena crisis sanitaria.

El laboratorio asegura que considera que mantener el funcionamiento de sus plantas es de suma importancia para cumplir con su responsabilidad como fabricante de fármacos. "Por este motivo, la compañía quiere reconocer el compromiso y la responsabilidad de sus empleados que acuden físicamente, a diario, a su puesto de trabajo y ha aprobado una prima del 20% en el salario correspondiente al período de duración del estado de alarma decretado por el Gobierno de España para dichos empleados". Asimismo, para poder llevar a cabo con la máxima seguridad y poder preservar la continuidad de las actividades productivas, Rovi recomienda evitar el uso del transporte público para los desplazamientos a las plantas y asume el gasto del transporte privado y plazas de aparcamiento para aquellos empleados que lo necesiten.

La pasada semana, Rovi anunció una donación de un millón de mascarillas quirúrgicas y 1.000 trajes de protección especial al Ministerio de Sanidad.

  • El negocio

La compañía explica que sus heparinas de bajo peso molecular Hibor y el biosimilar de enoxaparina, cuyas ventas representaron el 47% de los ingresos de la compañía en el ejercicio 2019, han sido recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como medicamentos esenciales para los pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos por Covid-19. "Por este motivo, y por el uso habitual del producto en pacientes hospitalizados, la compañía confía en que se produzca un repunte de las ventas de heparinas en los hospitales durante el período de la crisis sanitaria", Sin embargo, avanza que por el contrario, la reducción significativa del número de operaciones quirúrgicas durante el estado de confinamiento podría tener, igualmente, una repercusión negativa en las ventas de la división. "El parón industrial que se produjo en China a principios de año, y el que se está produciendo actualmente en Europa, unido a la evolución de la fiebre porcina africana en China, confirman el incremento de precios en la heparina sódica para esta primera parte del año", describe.

Las ventas de ROVI han tenido un comportamiento en línea con las expectativas de la compañía en el primer trimestre de 2020, según un cumunicado a la CNMV del laboratorio. "Como consecuencia de ello, la compañía confirma las previsiones de crecimiento previamente comunicadas para 2020. No obstante, no es posible evaluar, por ahora, de forma precisa, el impacto que tendrá la pandemia en el ejercicio en curso". Por eso,  el grupo continúa con el desarrollo de su plan estratégico, y, a día de hoy, el impacto de la crisis sanitaria no modifica los planes de la compañía.

"Rovi mantiene una sólida posición financiera y cuenta con una holgada posición para hacer frente a sus obligaciones de pago, sus vencimientos de deuda y a las necesidades adicionales de efectivo a corto y medio plazo", según la empresa.

  • Investigación

En el comunicado, el laboratorio controlado por la familia López Belmonte entiende que los esfuerzos de la Agencia Europea de Medicamentos están actualmente centrados en el Covid-19 y no descarta que puedan producirse retrasos en el proceso de aprobación del medicamento en las actuales circunstancias. "Asimismo, para el registro del fármaco en Estados Unidos la compañía depende de la colaboración de terceros, por lo que Rovi no puede asegurar que el registro no se presente con posterioridad a la fecha comunicada (segundo semestre de 2020)".

Normas
Entra en El País para participar