Operaciones

Euronext se baja de la carrera por BME y descarta lanzar una contraopa

El operador galo deja el camino expedito a la Bolsa suiza para hacerse con BME

Euronext se baja de la carrera por BME y descarta lanzar una contraopa
EFE

No habrá guerra de opas por BME. Tras sopesarlo durante meses y llegar a negociar con el consejo de BME y el Ministerio de Economía, Euronext ha decidido no presentar una opa competidora para hacerse con el dueño de la Bolsa española. La decisión deja expedito el camino a Six. El operador suizo lanzó en noviembre una oferta por la firma española a 33,4 euros por acción.

"Euronext considera que los términos financieros de una potencial opa competidora, a pesar de las potenciales sinergias, no sería compatible con la creación de valor y el retorno adecuado del capital invertido para nuestros accionistas. Euronext se mantiene comprometida con su ambición por crear el líder paneuroepeo en infraestructura de mercado y a valorar las oportunidades atractivas de crecimieto en línea con su disciplina fiscal", indica en el comunicado remitido este lunes.

BME reconoció en noviembre en un hecho relevante rmeitido al regulador conversaciones con la cúpula de Euronext para estudiar una operación corporativa. Unas horas depsués, la Bolsa suiza se adelantó y lanzó su propia oferta, que entonces estaba un 30% por encima de la cotización de BME. Aún así, el dueño de los parqués de París, Bruselas o Ámsterdam fichó a Rothschild, Société Générale y Allen Overy para estudiar una posible operación.

Euronext admite que ha estado valorando los pasos a dar durante los últimos cuatro meses.Y ha esperado para decidirse a que primero el Gobierno y depsués la CNMV diesen luz verde sin apenas condiciones a la opa de Six para decantarse. En este caso, para salir de la carrera.

El operador francés apunta, no obstante, a las fortalezas de BME. Considera que la combinación de ambas firmas hubiese traído "fuertes beneficios industriales" al mercado español. Y también señala que hubiese ampliado la unión europea de capitales.

La capacidad financiera de Euronext —tras haber llevado a cabo una intensa campaña de adquisiciones con la toma de los parqués de Oslo, Lisboa o Dublín, entre otros— estaba demasiado mermada como para lanzarse en una guerra sin cuartel por BME. Más cuendo su competidor suizo ha dejado claro que subirá el precio si es necesario. Por tanto, cualquier intento de Euronext pasaba por acometer una ampliación de capital y ofrecer una parte de su puja en acciones.

La eclosión del coronavirus, que ha provocado una deblacle en los mercados, ha taponado esta vía. El advenimiento de una recesión por la expansión del virus ha puesto en cuarentena el sector del crédito, lo que complicaba que la banca concediese a Euronext la suficiente potencia de fuego para lanzarse a la batalla. Tampoco ha conseguido ganar la baza política y conseguir que el ministerio que pilota Nadia Calviño favoreciese su propuesta frente a la de una empresa de fuera de la UE.

La decisión de Euronext ha coincidido con el primer día del plazo de aceptación de la oferta de Six, que se extiende hasta el 11 mayo. No obstante, aun hay tiempo para que aparezca otro caballero blanco. La ley permite que que un eventual competidor puede remitir su oferta, a más tardar, el 4 de mayo.

Normas
Entra en El País para participar