Tecnología

El Gobierno y varias empresas impulsan una 'app' para ayudar a frenar el coronavirus

El proyecto busca descongestionar las llamadas al 112 y ofrecer ayuda informativa a los ciudadanos para evitar también el colapso en los centros sanitarios

Una mujer camina por la calle junto a una parada de taxis en Madrid con una mascarilla.
Una mujer camina por la calle junto a una parada de taxis en Madrid con una mascarilla.

Este miércoles está previsto el lanzamiento de una app para descongestionar las llamadas al 112 en relación a las consultas médicas sobre el coronavirus. Tras el desarrollo de esta aplicación está un grupo de profesionales de los equipos de desarrollo y diseño de tres empresas tecnológicas en España: Carto, ForceManager y Mendesaltaren. Estas compañías han contado, además, con el soporte de otras corporaciones como Telefónica, Ferrovial, Google y Goggo, la empresa de conducción autónoma impulsada por Martin Varsavsky, quien impulsó originalmente la idea a través de Twitter.

Aunque el proyecto inicialmente empezó a diseñarse para estar operativo solo en la Comunidad de Madrid, la región con más casos de contagiados por el Covid-19, tras mantener conversaciones con la presidenta de esta comunidad, Isabel Ayuso, finalmente tendrá carácter estatal, después de que la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artifiial y el Ministerio de Sanidad se sumaran al proyecto, según explican a CincoDías fuentes conocedoras de la iniciativa. “El desarrollo se hizo de origen en Open Source precisamente para que quien quisiera pudiera utilizarlo”, señalan. 

Desde este colectivo aclaran que el objetivo de la app es solucionar los cuellos de botella relacionadas con el coronavirus que se están produciendo en los diferentes teléfonos habilitados para ello en las distintas comunidades autónomas. “La app hará un cuestionario automático a las personas para ver qué síntomas tienen y, en función del resultado, les dará una serie de indicaciones, entre ellas si deben o no hacerse las pruebas. Esto permitirá un ahorro de tiempo y de personas trabajando en los call centers, donde está habiendo tal avalancha de llamadas que hace imposible poder atender todas y, encima, impide detectar si hay casos más graves”, continúan.

La app, para cuyo desarrollo se ha contado con más de 20 personas, estará disponible para iOS, en la App Store de Apple, y Android, en la tienda de aplicaciones de Google. Es totalmente gratuita. También está previsto que haya una versión web de la misma, que podría incluso estar operativa este mismo martes.

La app permitirá crear un registro de las personas a las que las distintas autoridades sanitarias deberán llamar para comprobar su evolución, si el cuestionario ha dado que tiene algún síntoma,  explican otras fuentes conocedoras del proyecto.

Fuentes de algunas empresas involucradas en el proyecto comentan a este periódico que para crear esta app se han inspirado en otras aplicaciones utilizadas desde que se desató la crisis en China, Corea, Taiwán e Irán. Pero aquellas tienen funciones que no llevarán, al menos de inicio, la app española. Las utilizadas en los países citados utilizan el GPS de los teléfonos móviles de los usuarios para seguir sus movimientos y poder facilitarles indicaciones para ir a una zona pública (aparcamientos de centros comerciales o recintos feriales, por ejemplo) a hacerse el test del coronavirus (algo que se hizo en esos países, pero de momento no en España).

Igualmente, con esa geolocalización, la app de esos países sirven para generar zonas calientes (focos de contagio) y aconsejar o no la cuarentena a quienes detecten que pueden propagar el Covid-19. “Estas últimas funcionalidades no se están considerando porque legalmente no parece viable en España por temas de privacidad. Aquí la normativa de protección de datos es mucho más estricta”, dicen.

Normas
Entra en El País para participar