COVID-19

IAG se desploma tras recortar capacidad y retrasar el relevo de Walsh por Gallego

La empresa retira su previsión de beneficios para el año

 Antonio Gallego y Willie Walsh, en una imagen de archivo.
Antonio Gallego y Willie Walsh, en una imagen de archivo.

IAG ha arrancado la sesión con un desplome del 17% en Bolsa, que avanza ya al 25% a las 13.00 horas, después de informar sobre el severo impacto del coronavirus en la actividad del grupo de aerolíneas. La empresa ha señalado esta mañana a la CNMV que retrasará el relevo previsto en el puesto de consejero delegado (que debería ocupar el español Luis Gallego a partir del 26 de este mes), que cancela las previsiones económicas para el año y que aplicará un severo recorte de capacidad y costes. De forma adicional, se espera que la debilidad de la demanda se mantenga "hasta bien entrado el verano".

La compañía ha indicado que la capacidad durante el primer trimestre del año se reducirá en 7,5%, medida en el sector en asientos ofertados por kilómetro. Pero más allá del efecto en el arranque del ejercicicio, todo apunta a que los ajustes en el mercado no han hecho más que empezar. Para los meses de abril y mayo, indica la compañía, la oferta se reducirá en un 75%. Esto es consecuencia de las medidas que se van agolpando según se agudiza la crisis sanitaria: suspensión de vuelos a China y reducción de rutas a Asia, cancelación de conexiones con Italia y prohibición de aterrizar en EE UU a viajeros procedentes del área Schengen, además de las restricciones decretadas por varios paises de América Latina.

"Esperamos que la demanda permanezca débil hasta bien entrado el verano", anticipa Willie Walsh

El consejero delegado, Willie Walsh, ha reconocido una "disminución sustancial" en las reservas de las distintas aerolíneas de IAG, y añade que "esperamos que la demanda permanezca débil hasta bien entrado el verano".

Entre las decisiones para adaptarse al contexto que marca la pandemia se están adoptando "medidas para reducir gastos operativos" que incluyen activar opciones para vacaciones voluntarias no pagadas, suspender temporalmente contratos y reducir las horas de trabajo.

Desde el punto de vista operativo, se ha comunicado la previsión de dejar aviones excedentes en tierra, reducir inversiones y recortar gastos no esenciales. "Dada la continua incertidumbre en relación al potencial impacto y la duración del COVID-19, todavía no es posible proporcionar una indicación precisa sobre las perspectivas de beneficio para el año 2020", asegura el grupo en la nota enviada a la CNMV.

La reducción de gastos se produce, por el momento, en aspectos que no son clave dentro del departamento de tecnologías de la información, donde los esfuerzos se centran en blindar la ciberseguridad; también han quedado congeladas las medidas de reclutamiento de equipos. En todas las aerolíneas del grupo se han abierto negociaciones con los sindicatos para articular los ajustes de empleo. El protocolo de emergencia activado en Iberia, por ejemplo, contempla niveles en los que el 90% de la flota podría quedarse en tierra si cesara la actividad en el aeropuerto de Madrid-Barajas. El ERTE que prepara la española podría alcanzar al mes de septiembre.

IAG 1,91 2,46%

El presidente de British Airways, Alex Cruz, también anticipó el viernes que las medidas podrían tomarse a varios meses vista.

Desde las plantillas de trabajadores se ha manifestado absoluta disposición a buscar soluciones que blinden la supervivencia de las aerolíneas de IAG, pero también cunde la alarma por las condiciones en que se está desempeñando el servicio. El sindicato de asistentes de vuelo en cabina de pasajeros Sitcpla recuerda que "los TCP y pilotos estamos reuniendo familias en todos los páises a donde nos permiten volar y lo tenemos que hacer en las condiciones adecuadas de sanidad". Este colectivo, entre otros con representación en Iberia, se ha dirigido a la dirección que encabeza Luis Gallego "para exigir equipos individuales de protección para los tripulantes frente al Covid-19, así como modificaciones en el servicio a bordo para evitar la exposición al contagio". A mediodía de hoy, desde Sitcpla se manifiesta que Iberia "sigue sin proporcionar equipos de protección a sus TCP".

Relevo aplazado

El holding que engloba a British Airways, Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level, ha cancelado el relevo de Willie Walsh como consejero delegado, puesto que debía ser ocupado por Luis Gallego el próximo día 26 de marzo.

"A la luz de las excepcionales circunstancias que enfrenta la industria de la aviación, y en particular a la evolución de la situación en España, se ha decidido que Luis Gallego continúe en su puesto como consejero delegado de Iberia durante los próximos meses para liderar la respuesta en España. A su vez, Willie Walsh seguirá en su posición como consejero delegado del grupo y Javier Sánchez Prieto permanecerá en el cargo de consejero delegado de Vueling", indica la empresa.Se trata de dejar las piezas clave al frente de la gestión de la crisis en cada una de sus compañías. El presidente, Antonio Vázquez, ha querido agradecer a Walsh su disposición a posponer su jubilación.

Entre la caja, activos líquidos equivalentes y depósitos remunerados, la posición de IAG es de 7.350 millones. Además, las líneas de crédito generales y comprometidas garantizadas por aeronaves ascienden a 1.900 millones.

En un contexto en el que las aerolíneas más débiles corren el riesgo de quebrar por el derrumbe de la demanda y la falta de liquidez, IAG vuelve a subrayar que tiene una posición "sólida" de liquidez. Entre la caja, activos líquidos equivalentes y depósitos remunerados, la posición es de 7.350 millones de euros al 12 de marzo de 2020. Además, las líneas de crédito generales y comprometidas garantizadas por aeronaves ascienden a 1.900 millones de euros, lo que resulta en una liquidez total de 9.300 millones de euros.

Suspensiones generalizadas

Además de IAG, hoy TUI y la escandinava SAS han anunciado que suspenderán la gran mayoría de las operaciones. Finnair ha emitido este lunes su segunda advertencia de beneficios en tres semanas, ya que recortará cortando alrededor del 90% de su capacidad desde abril. La aerolínea finlandesa también redujo su dividendo.

EasyJet, la cuarta aerolínea más grande de Europa, baraja dejar en tierra la mayoría de su flota, mientras que el Grupo Islandiair negocia con los sindicatos reducciones "sustanciales" de los costes".

Air New Zealand ha rebajado su capacidad de larga distancia en un 85% para los próximos meses. La aerolínea ha suspendido la negociación de sus acciones hasta el miércoles. La australiana Qantas hará nuevos recortes de rutas, más allá del 25% anunciado la semana pasada.

Las tres grandes alianzas urgen ayudas al sector aéreo

En una acción prácticamente sin precedentes, las tres grandes alianzas de aerolíneas han firmado un comunicado conjunto en el que urgen a los Gobiernos medidas de apoyo al sector aéreo. Oneworld, Skyteam y Star Alliance, representantes de 60 de las mayores compañías del mundo, piden iniciativas adicionales a la reciente suspensión en Europa de los requerimientos para que las aerolíneas mantengan sus slots. Una flexibilización que alcanza al mes de junio en Europa y que, a juicio del sector, debe generalizarse y ampliarse.

Esta última iniciativa evita numerosos vuelos prácticamente en vacío para mantener las posiciones en los principales aeropuertos en 2021. El slot o derecho de despegue se renueva automáticamente, ejercicio a ejercio, siempre que se cumpla con un nivel de ejecución estipulado previamente sobre la capacidad reservada.

Las tres organizaciones dan a entender que la última previsión de pérdidas realizada por Iata va a quedarse corta. La asociación fija una caída de hasta ingresos de 101.000 millones de euros en el presente ejercicio por el derrumbe de la demanda, pero la cifra fue ofrecida antes de que Estados Unidos marcara sus restricciones a vuelos desde el área Schengen. El mercado entre ambas regiones en 2019 fue de 20.000 millones de dólares, subrayan Oneworld, Skyteam y Star Alliance.

Además de reclamar apoyo económico, el sector pide a los gestores aeroportuarios la mayor flexibilidad posible en las tarifas por la estancia de los aviones en tierra. "Es urgente la colaboración de todos los agentes relacionados con esta industria para plantar cara a estos momentos con medidas excepcionales", ha señalado la CEO de Skyteam, Kristin Colvile.

Normas
Entra en El País para participar